El Gobierno oficializó hoy las nuevas tarifas para el servicio de transporte público de pasajeros de carácter urbano y suburbano de jurisdicción nacional, Capital y Gran Buenos Aires, que desde el próximo 6 de agosto tendrán distintos valores si se abonan con o sin la tarjeta SUBE.

Noticias relacionadas



Según la resolución 66/2012 del ministerio del Interior y Transporte, publicada hoy en el Boletín Oficial, el pasaje de colectivo se abonará con SUBE 1,10, 1,20 y 1,25 pesos para las primeras tres secciones y hasta los 12 kilómetros, y 2 pesos en todos estos casos sin el medio de pago electrónico.

En el caso de los ferrocarriles, las primeras secciones de 0,70 y 0,80 pesos (con SUBE) costarán 1,50 pesos en efectivo, mientras que las zonas 2 a 5 (de 1,10 a 1,85 pesos) pasarán a costar 2 pesos.

Asimismo, para el ámbito ferroviario, los boletos de las secciones 6 a 9 (2,20 a 3,10) costarán 4 pesos, mientras que los valores de la 10 a la 13 (3,5 a 4,3) se unificarán en los 5 pesos.

Las nuevas tarifas entrarán en vigencia a partir de la hora cero del 6 de agosto de 2012.

La resolución instruye a la secretaría de Transporte de la Nación para que "en un plazo de diez días corridos coordine con las autoridades con competencia en la materia de la provincia de Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires la implementación" de estos nuevos valores, "a fin de disminuir las asimetrías entre todos los servicios de las distintas jurisdicciones del Área Metropolitana de Buenos Aires".

La secretaría deberá, además, "determinar la diferencia que -en concepto de compensaciones tarifarias- deban abonarse a las empresas de transporte automotor del Área Metropolitana de Buenos Aires".

La medida había sido anticipada el jueves por el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, en una conferencia de prensa realizada en la Casa Rosada junto al secretario del área, Alejandro Ramos.