... enfermera retirada e intenta mejorar la educación sexual de sus televidentes. La "abuela hot" no tiene reparos al hablar sobre la doble penetración y los orgasmos múltiples. También brinda consejos sobre cuáles son los mejores juguetes sexuales.

Noticias relacionadas



En un estudio de televisión de colores brillantes, una pequeña dama de cabellos blancos escucha a una señora de la audiencia con aire falsamente desaprobador, antes de lanzarse a explicaciones muy concretas con un pene de plástico.

Sue Johanson, la respetable abuela que recibe unas 80.000 llamadas promedio en su programa semanal de consejos eróticos, es la nueva gurú del sexo de los estadounidenses, quienes aún recuerdan a la famosa Dra. Ruth de los 80.

Cada domingo a las 11:00 de la noche, esta enfermera jubilada intenta mejorar la educación sexual del país con su emisión Talk Sex with Sue Johanson (Hablando de sexo con Sue Johanson), gran éxito de audiencia de la cadena de cable Oxygen.

"Hace un trabajo formidable", dice Joy O'Donnell, del Centro Nacional de Recursos sobre la Sexualidad de la Universidad de San Francisco, California (oeste).

"Este tipo de programas contribuye a contrarrestar la vergüenza, el miedo y el silencio que rodean al sexo en Estados Unidos. Sería necesario que hubiera otras (emisiones así). Este país no tiene la educación sexual que merece. Es una cuestión política".

Para O'Donnell, el hecho de que se trate de una anciana genera respeto en una sociedad donde hablar de sexo "es sospechoso". "Tanto Sue como la Dra. Ruth son maternales, tranquilizadoras", asegura.

En su reducida oficina neoyorquina, con las paredes repletas de fotografías que la muestran junto a Bill Clinton, a Gérard Depardieu o a Eddie Murphy, Ruth Westheimer, la célebre Dra. Ruth, da su propia explicación de su éxito. "Tengo aspecto de ser un poco de la vieja escuela, y hablo explícitamente de sexo", dice la enérgica sexóloga de acento alemán. "Es necesario que haya gente como yo, que respeta la religión, los valores morales", y al mismo tiempo dice "si tienen un problema, actúen", indica.

"Soy una abuela que habla de contracepción, de enfermedades de transmisión sexual y de la necesidad de los hombres de ser estimulados", agrega.

Ella también cree que la educación sexual falla en Estados Unidos, "a falta de dinero, y por una cuestión de actitud victoriana puritana".

En su tiempo libre, la Dra. Ruth es una abuela que hornea pasteles para sus cuatro nietos. Pero cada vez que sale recibe preguntas de todo tipo en cada esquina.

Instalada en Canadá, Sue Johanson es menos accesible. La frágil dama de rostro afilado dice adorar a su jardín y a sus nietos. Su vocación se despertó cuando descubrió la ausencia de educación sexual en la escuela de sus hijos. Fue entonces que decidió crear un centro de planificación familiar. En 1984 empezó su carrera mediática en la radio canadiense.