Por los disturbios hay heridos y manifestantes detenidos, aunque no hay una cifra oficial. "El operativo se inició a las 6:00, por la calle Pedriel, sin orden judicial y comenzaron a retirar los materiales de los talleres de carpintería y herrería de los pacientes y están demoliendo el lugar", aseguró Ricardo Talabera, dirigente de ATE.

Por su parte, la vicejefa de gobierno porteño, María Eugenia Vidal, acusó al gremio ATE de "utilizar a los pacientes como rehenes" para generar incidentes en el Borda.

Recordó que el proyecto para la construcción del nuevo centro cívico en el barrio de Barracas fue votado el año pasado por la Legislatura porteña, y convalidado por cuatro de los cinco gremios que tienen representación entre los trabajadores del Hospital.

"El taller protegido que funcionaba ahí y por el que ATE reclama fue trasladado hace seis meses, con equipamiento nuevo, a menos de 100 metros de donde estaba para que los trabajadores hagan sus actividades más cómodos en ese lugar", agregó la vicejefa en declaraciones radiales.

Vidal explicó que "en el Hospital Borda hay cinco gremios. Con todos ellos se habló y se les presentó el proyecto y cuatro de los cinco gremios firmaron un acuerdo con el gobierno el año pasado avalando la construcción de este centro.

"ATE demuestra que no le interesa el diálogo. Lo único que le interesa es el conflicto", remarcó.