La iniciativa, que fue impulsada por el gobernador Daniel Scioli, modificó el artículo 1 de la Ley 13.757 que determina los ministerios en los que el Poder Ejecutivo divide sus tareas y tiene por objetivo "readecuar las estructuras de gobierno en función de necesidades operativas".

El proyecto se trató primero en Diputados -donde fue aprobado por unanimidad- y luego en el Senado y, según se informó tras su sanción, Granados asumirá mañana al frente de Seguridad mientras que Ricardo Casal continuará como ministro de Justicia.

En el Senado, el debate no contó con la bancada del Frente Renovador, que se retiró de la sesión luego de no conseguir los votos necesarios para tratar sobre tablas el proyecto de creación de Policía Municipal y otro que declaraba la emergencia hídrica en Bahía Blanca.

La actitud del bloque massista fue repudiada por el resto de las bancadas que permaneció en el recinto no sólo durante el debate del desdoblamiento de los ministerios sino también para sancionar
la ley que implementa el juicio por jurados en la provincia de Buenos Aires.

El senador del Frente para la Victoria Alberto De Fazio agradeció el apoyo del resto de las bancadas “que con sus críticas, aunque nos duelan, están acá apoyando la institucionalidad de este gobierno como lo hicieron estos últimos seis años”.

“Esto es frente a las visiones mágicas, el aprovechamiento o sacar la ventajita de campaña que puede dar resultados eventuales, de ocasión, pero que no llevan a nada en el largo plazo”, dijo en referencia al bloque del Frente Renovador.

En tanto, durante el debate en Diputados, el legislador del Frente para la Victoria, Guido Lorenzino, defendió la propuesta del Ejecutivo y sostuvo que “tomamos las decisiones políticas cuando las tenemos que tomar, antes, durante o después de una elección porque desde 2003 este proyecto político sabe lo que tiene que hacer”.

Consideró que “todos tenemos responsabilidad en el tema de la Seguridad” y dijo que “este gobernador y la Presidenta siempre se hicieron cargo de la seguridad”.

“Nación en 2008 dispuso 400 millones de pesos para las videocámaras de las que muchos hoy se hacen eco”, precisó y agregó que “no nos van a correr con el tema de la seguridad: es la principal preocupación de la gente y nos hacemos cargo”.

Lorenzino destacó que se seguirá trabajando en la prevención, en bajar los niveles de reincidencia, en el plan de desarme y pidió “avanzar en el proyecto de policía comunal”.

Además, afirmó que “este gobierno nacional y provincial trabajan con los intendentes en el combate contra la inseguridad” y añadió que “no es un problema de más y mejores policías sino un tema de inclusión”.

“Por eso el Programa Conectar Igualdad, por eso la Asignación Universal por Hijo, por eso más trabajo y todo lo que generó esta década ganada”, continuó y consideró que “en Argentina hay futuro y expectativa”.

En tanto, el diputado Jorge Luis Silvestre, de la UCR, pidió que para resolver el problema de la inseguridad “se trabaje en mejorar la educación y en bajar la marginalidad”.

El también radical Ricardo Jano sostuvo que “el problema de la inseguridad se resolverá el día en que se resuelva la distribución del ingreso” y agregó que “las políticas de fondo, que impiden que el narcotráfico nos haya ganado por goleada, están ausentes”.

En tanto, el diputado Walter Martello, del ARI-CC, cuestionó la “falta de un plan de seguridad en la provincia” y destacó que esa bancada acompaña el desdoblamiento porque “justicia y seguridad no son lo mismo”.

Ramiro Gutiérrez, del Frente Renovador, analizó que “se cambia algo para que nada cambie”, pero aclaró que “igual, acompañaremos este pedido del gobernador Daniel Scioli”.

Pidió “reconstruir la policía, mejor remuneración para los miembros de la fuerza, luchar contra el narcotráfico y mayor descentralización”.

Guillermo Brito, de Unión Celeste y Blanco, expresó que “no hay soluciones mágicas para resolver la inseguridad” y le deseó “éxito” a Granados.

Marcelo Díaz, del FAP, planteó que “la cuestión de la seguridad debe ser abordada de forma integral de la pobreza, de la distribución del ingreso, de la educación” y añadió que “esta bancada está dispuesta a dar el debate, pero nos resulta preocupante el giro que adopta el gobierno”.

Además anticipó que ese bloque presentará un proyecto de ley “para que el jefe de policía sea elegido con acuerdo de una de las dos Cámaras legislativas”.

En los fundamentos del proyecto, Scioli aseguró que el desdoblamiento del ministerio de Justicia y Seguridad tiene por objeto "readecuar la estructura de gobierno en función de las necesidades operativas en materia de seguridad, y al propio tiempo, profundizar e intensificar la organización y planificación de la política en materia judicial".