Claudio Domínguez viajaba en el tren Chapa 5 que chocó en la estación de Once y aseguró que los pasajeros vieron cómo el motorman sacaba el disco rígido de la cámara de seguridad después del accidente.

“La reacción de la gente frente a la cabina fue así porque ven al motorman queriéndo colgarse de la cámara. Después lo ven agachado y sacando algo que no es la mochila. En ese momento la gente se enardece más y la policía los dispersa a todos. Cuando se calma todo escucho que le dicen a la policía que se había llevado algo, ¿o ustedes piensan que fueron a busar en la mochila porque se les ocurrió? Fueron a la mochila con el dato preciso de que había sacado algo, y la prueba es que el disco está ensangrentado”, explicó Dominguez, quien con su celular grabó imágenes de los minutos posteriores al accidente.

Dominguez continúa diciendo que “la gente se enoja porque al motorman lo sacan por adentro del tren, era un operativo para protegerlo. La verdad es que la gente lo quería linchar. Pero esto es consecuencia de que en todas las estaciones vino haciendo lo que quiso”.

Al igual que otros usuarios, Domínguez aseguró que durante el viaje todos notaban que “pasaba algo”. “Hacía las maniobras al revés porque sobre los cruces de vías, donde tiene que desacelerar, aceleraba, entraba con excesiva velocidad a los andenes y el freno lo aplicaba en forma bastante brusca. Esto pasó en forma sistemática en cada estación. Los que viajamos en tren conocemos todos los ruidos y las mañas que tienen”, explicó Domínguez en un tono muy calmado.

Por último, pidió “no politizar el accidente” y encontrar a los responsables. “Las cámaras hay que usarlas para prevenir”, finalizó.