La misión católica de Carmel, en California, donde está enterrado el fraile español Junípero Serra, quien fue santificado por el papa Francisco hace pocos días, amaneció este domingo con destrozos generalizados y pintas ofensivas en paredes y puertas, según denunciaron miembros de esa congregación religiosa.

La estatua de bronce de Serra, el fundador de varias misiones cristianas en California durante el siglo XVIII, fue sacada de su base, derribada y salpicada con pintura.

En su sitio de Facebook, los miembros de la misión de Carmel publicaron un breve comunicado en el que dicen estar “entristecidos por los actos de vandalismo efectuados en el interior del patio de entrada, frente a la Basílica en la madrugada” de este domingo.