Una denuncia para que se investigue el delito de reducción a la servidumbre en talleres textiles donde se realizan confecciones para reconocidas marcas de ropa fue presentada ante el fiscal federal Patricio Evers, confirmaron fuentes judiciales.

Noticias relacionadas



La acción penal la promovió el presidente de la Cooperativa de Trabajo 20 de Diciembre, Gustavo Vera, quien sostuvo que los obreros que se desempeñan en esos talleres son víctimas de condiciones "denigrantes" y sufren "daños irreparables para su dignidad".

La cooperativa, también conocida como "La Alameda", por funcionar en el bar de ese nombre en el barrio Floresta de esta capital, "denunció a un centenar de talleres clandestinos, que producen prendas para más de 50 marcas de ropa", precisó Vera.

En el escrito ante el fiscalía se mencionó el caso de la empresa Kowsef S.A., que comercializa la indumentaria de marca Kosiuko, "pero hay muchos casos en situaciones similares", indicó el abogado Rodolfo Yanzón, que patrocinó la presentación.

El denunciante pidió al fiscal que plantee la inhibición de la justicia correccional, donde debido a información aportada por quienes explotan esos locales, se instruye un sumario por supuesta "obstrucción de la función pública".

La causa por "obstrucción de la función pública" fue impulsada por la Procuración General de la Ciudad de Buenos Aires, pero para Vera hay que realizar una "investigación integral" y "por ilícitos más graves" ya que "hay una explotación de indocumentados".

La investigación por la presunta explotación de trabajadores en talleres textiles estaba a cargo del juez federal Norberto Oyarbide, pero el magistrado se excusó y aún no se definió que tribunal proseguirá con la pesquisa.