El chico, llamado Federico Leiva y residente en el barrio Don Juan, se encuentra desaparecido desde ayer a la tarde, cuando sus hermanos, con los que había ido a pescar llevados por un vecino mayor de edad, lo perdieron de vista después de cruzar el río. La madre del chico dijo esta mañana que el vecino que llevó a los pequeños hacia esa zona, un hombre joven de 29 años, se encuentra ausente y por el momento, no podía ser ubicado. Conmocionada por la desaparición del chico, la mujer expresó que teme que el vecino la haya provocado "a propósito".

"A mí me dicen que me lo van a traer a él (por el vecino), pero no me importa lo que le pase, yo quiero a mi nene", dijo acongojada la mujer, en declaraciones a un canal de TV por cable. Según relató, los niños salieron hacia el río, cuyo curso pasa a dos cuadras de su casa, a las 10:00 de la mañana de ayer, junto con el vecino.

Alrededor de las 14:00, el pequeño Federico desapareció cuando el grupo atravesaba una lomada, en medio de la abundante vegetación ribereña, de acuerdo con los testimonios con que cuentan los investigadores. "Los chicos pasaban por una montañita y cuando se dieron vuelta Federico ya no estaba. No escucharon un grito, ni nada", expresó la mujer, al dar cuenta de lo que habían señalado los otros menores.

El grupo había sorteado el río, que en esa parte es de cauce angosto, pero profundo, y se dirigía al arroyo Aguirre. Desde ayer, el chico comenzó a ser buscado por efectivos de la Unidad Regional de La Matanza de la Policía Bonaerense, aunque hasta el momento los operativos no habían tenido éxito, según se indicó.