TENSIÓN MUNDIAL

Pese a las amenazas de Kim Jong-un, Trump continúa con ejercicios militares en Corea

El ejercicio anual militar que desató la polémica en la península, identificado como Max Thunder, dura dos semanas y comenzó el viernes pasado, cuando se movilizaron 100 aviones, incluidos ocho cazas de sigilo F-22, además de cazas F-15K y F-16.
Miércoles 16 de mayo de 2018

Donald Trump y Kim Jong Un - Reunión cumbre

Estados Unidos y Corea del Sur no suspenderán sus ejercicios militares aéreos conjuntos, según confirmó el Ministerio de Defensa surcoreano, horas después de que Pyongyang cancelara los diálogos intercoreanos de alto nivel en protesta contra las maniobras y hasta amenazara con dar de baja el histórico encuentro con Washington.

 

El ejercicio anual militar que desató la polémica en la península, identificado como Max Thunder, dura dos semanas y comenzó el viernes pasado, cuando se movilizaron 100 aviones, incluidos ocho cazas de sigilo F-22, además de cazas F-15K y F-16, de acuerdo a lo informado por la agencia Yonhap. Las maniobras son organizadas por el Comando de Operaciones de la Fuerza Aérea de Corea del Sur y la 7ª Fuerza Aérea de Estados Unidos. Y desde hace años, Pyongyang califica estos ejercicios de ensayos como una invasión.

 

"Los ejercicios procederán según lo planeado y, en cuanto al tema, no hay diferencias entre el Sur y EE.UU.", dijeron desde el ministerio y advirtieron que el objetivo no es prepararse para una posible maniobra de ataque sino mejorar la capacidad de los pilotos.

 

Noticias relacionadas

Horas atrás, desde el régimen de Pyongyang cancelaron una reunión de alto nivel entre las dos Coreas programada para hoy y advirtieron que podrían no presentarse a la cita del12 de junio, fecha confirmada para el cónclave Trump-Kim.

 

"Ya no estamos interesados en una negociación que tenga que ver con arrinconarnos y con hacer una demanda unilateral para que entreguemos nuestras armas nucleares, lo que nos obligaría a reconsiderar si aceptamos la cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos", dijo el primer viceministro de Exteriores, Kim Kye Gwan, en un comunicado publicado por los medios estatales.

 

Por su parte, la agencia oficial de noticias del régimen alertó: "Estados Unidos tendrá que deliberar cuidadosamente sobre la suerte de la planeada cumbre con Corea del Norte a la luz de este provocador alboroto militar conducido conjuntamente con las autoridades surcoreanas. Observaremos atentamente cómo reaccionan las autoridades de Estados Unidos y Corea del Sur".

 

Esta decisión de Corea del Norte parece enfriar el inusual ambiente de acercamiento de la hermética nación, que el año pasado realizó una provocadora serie de ensayos de armas que muchos temían que dejasen a la región al borde de una guerra nuclear y que en lo que va del año ha tenido más de una muestra de acercamiento hacia Estados Unidos y la desnuclearización.

Corea del Norte
Estados Unidos
Donald Trump
Kim Jong-Un
Ejercicio militar
Internacionales (Mundo)
Corea del Sur

Estados Unidos y un récord histórico: sumó 4,8 millones de puestos de trabajo en junio y el desempleo cayó al 11,1%

Es el aumento más alto desde que se comenzó a registrar el índice, en 1939. Se suma a una serie de datos, incluido el gasto del consumidor, que muestran un fuerte repunte tras el levantamiento de las restricciones por la pandemia, que causó más de 128 mil muertes en el país
Jueves 2 de julio de 2020

Estados Unidos, Donald Trump, caída del desempleo, anuncio de julio, REUTERSEstados Unidos, Donald Trump, caída del desempleo, REUTERS.

La economía de los Estados Unidos creó empleos a un ritmo récord en junio a medida que más restaurantes y bares reanudaron sus operaciones, una nueva muestra de que la recesión de COVID-19 probablemente ha terminado, aunque un aumento en los casos de coronavirus amenaza la recuperación incipiente.

 

Las trabajos no agrícolas aumentaron en 4,8 millones de empleos en junio, según mostró el jueves el informe mensual del Departamento de Trabajo. Eso fue lo máximo desde que el Gobierno comenzó a llevar registros, en 1939.

 

La tasa de desempleo cayó a 11,1% el mes pasado, desde 13,3% en mayo. El empleo está aumentando a medida que las empresas vuelven a contratar trabajadores cuando los negocios no esenciales, como restaurantes, bares, gimnasios y consultorios dentales, entre otros, se cerraron para frenar la propagación de COVID-19.

 

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que las nóminas aumentarían en 3 millones de empleos en junio.

 

VIDEO REUTERS / EFE, El desempleo cae en EE.UU.


El aumento de puestos de trabajo se agregaron a una serie de datos, incluido el gasto del consumidor, que muestran un fuerte repunte en la actividad. Pero la reapertura de las empresas después de ser cerradas a mediados de marzo ha desatado una ola de infecciones por coronavirus en gran parte del país, incluidas las populosas California, Florida y Texas.

Varios estados han estado reduciendo o pausando las reaperturas desde finales de junio y enviaron a algunos trabajadores a casa. El impacto de estas decisiones no apareció en los datos de empleo, ya que el Gobierno encuestó a las empresas a mediados de mes.

 

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, reconoció esta semana el repunte de la actividad y dijo que la economía “había entrado en una nueva fase importante y antes de lo esperado”. Pero Powell advirtió que la perspectiva “es extraordinariamente incierta” y dependería de su éxito para contener el virus.

 

Los economistas han atribuido la explosión en el aumento de empleos al Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP) del Gobierno, que otorga préstamos a las empresas que pueden ser parcialmente perdonados si se usan para salarios. Esos fondos se están agotando.

 

En una economía que ya había caído en recesión a partir de febrero, muchas compañías, incluidas algunas que no se vieron afectadas inicialmente por las medidas de cierre, están luchando con una demanda débil.

 

Los economistas y los observadores de la industria dicen que esto, junto con el agotamiento de los préstamos PPP, ha desencadenado una nueva ola de despidos que mantiene nuevas solicitudes semanales de beneficios de desempleo extraordinariamente altas.

 

En otro informe el jueves, el Departamento de Trabajo dijo que las solicitudes iniciales de beneficios estatales por desempleo totalizaron 1.427 millones desestacionalizados durante la semana que terminó el 27 de junio, por debajo de 1.482 millones la semana anterior.

(Reuters)

Estados Unidos
Donald Trump
Creación de empleo
Empleo
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Coronavirus: Brasil y EE.UU. siguen siendo el epicentro mundial de la pandemia

California, Texas y Arizona surgen claramente como nuevos focos del COVID-19 en territorio estadounidense. En Brasil, la pandemia parece no tener freno. Los datos de la realidad.
Miércoles 1 de julio de 2020

Coronavirus, Brasil, Estados Unidos, pandemia, ReutersCovid-19 en Brasil y Estados Unidos. Reuters.

Estados Unidos y Brasil, los dos países más golpeados en todo el mundo por el coronavirus, han terminado el mes de junio con un acumulado conjunto de más de cuatro millones de contagios y casi 187.000 fallecidos por COVID-19, lo que los mantenía este martes (30.06.2020) en el epicentro de la pandemia.

 

El recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins informó otros 42.528 nuevos contagios en Estados Unidos, elevando a 2.629.372 la cifra de casos confirmados. El balance provisional de las 20:00 hora local (01:00 CET del miércoles) situó además el número de fallecidos en 127.322, tras reportar otras 1.199 muertes, un acumulado que supera ya la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos unos 100.000 decesos a causa de la pandemia.

 

El promedio de nuevos casos diarios en Estados Unidos está desde la semana pasada por encima de los 40.000, empujadapor el repunte en estados del sur y del oeste como Florida, Texas, California y Arizona, que han surgido como nuevos epicentros del COVID-19 en territorio estadounidense.

 

Nueva York, de todos modos, se mantiene todavía como el estado más golpeado en Estados Unidos por la pandemia con 393.454 casos confirmados y 32.032 fallecidos, una cifra solo por debajo de Brasil, el Reino Unido e Italia.

 

Brasil cerca de los 60.000 fallecidos:

Brasil, el país más grande y poblado de Latinoamérica, tuvo en la última jornada otras 1.280 muertes y 33.846 casos, con lo que el balance total de víctimas al concluir el mes de junio subió hasta los 59.594 fallecidos y los 1.402.041 contagios, según informó este martes el Ministerio de Salud.

 

En junio se registraron 30.280 muertes, prácticamente la mitad del total acumulado desde la primera registrada a mediados de marzo con un paciente en Sao Paulo.

 

 

Mientras la pandemia avanza y llega a los municipios del interior, algunas capitales comenzaron a flexibilizar en los últimos días las cuarentenas y medidas de aislamiento social rigurosas.

 

Un paso atrás en la reapertura estadounidense:

En Estados Unidos, con algunas ciudades registrando récords diarios de casos y con hospitales cerca del colapso, al menos 16 de los 50 estados han tenido que dar marcha atrás en sus planes de reapertura por completo o al menos en los condados con más contagios.

 

Alabama, donde los casos han aumentado un 25 % en las últimas semanas, fue uno de los últimos estados en tomar medidas: Este martes su gobernadora, la republicana Kay Ivey, anunció que extendería hasta el 31 de julio las medidas de aislamiento, que iban a expirar este viernes.

 

De todas maneras, la gobernadora no ordenó el cierre de restaurantes, tiendas y cines, algo que sí hizo el lunes por la noche el gobernador de Arizona, el republicano Doug Ducey.

 

Ante el aumento de casos en el sur y el oeste, los gobernadores de Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut y Massachusetts anunciaron este martes que los viajeros procedentes de California y otros estados con alto número de contagios tendrán que guardar una cuarentena obligatoria de 14 días.

 

Estados Unidos
Brasil
Coronavirus
Pandemia