Boudou - Juicio

La Oficina Anticorrupción inició hoy su alegato acusatorio contra el ex vicepresidente Amado Boudou por la compra de la ex Ciccone Calcográfica, y la defensa del ex funcionario intentó sin éxito la nulidad de la acusación.


Se trata del comienzo de alegatos de la mano del abogado Matías Rey de la Oficina Anticorrupción (OA) en el que acusó que Boudou fue la "otra cara de la moneda" de un cohecho y que el entonces funcionario "con mucho poder, disciplinó a un montón de reparticiones públicas en pos de un negocio privado", en referencia a las intervenciones que tuvieron la Casa de la Moneda, la AFIP y el propio Ministerio de Economía.


"Vamos a pedir al Tribunal que imponga los límites del Código Penal", dijo el abogado de la OA, quien dijo que Boudou y su amigo, el empresario José María Núñez Carmona, fueron quienes contactaron a Guillermo Reinwick, yerno de Nicolás Ciccone el entonces dueño de la empresa, a través de una tercera persona.


La referencia era al abogado Alejandro Vandenbroele, titular de The Old Fund, quien apareció formalmente en el proceso de compra de la ex Ciccone Calcográfica.


Según la OA, ese fue el punto de partida en el que se suscitaron una serie de reuniones en el canal Telefé, en donde Boudou concurrió a dar una entrevista en un programa, un hotel y en el restaurante I Fresh Market de Puerto Madero entre el entonces funcionario y los dueños de Ciccone.

 

Noticias relacionadas

 


"Núñez Carmona era el hombre de confianza de Boudou, era su amigo, gestor de sus decisiones que no podía tomar de mano propia, Núñez Carmona es Boudou, y esto se proyecta", dijo el abogado.


Además, luego se refirió a la relación de "amistad y negocios" entre Núñez Carmona y el abogado Alejandro Vandenbroele.


Luego el segundo paso fue el aval que dio la AFIP al levantamiento de la quiebra que pesaba sobre Ciccone y que permitió la compra de la empresa, y finalmente luego fue "el acuerdo espurio" por la compra de la gráfica para luego contraer negocios con el Estado para la impresión de billetes.


A poco de comenzar su alegato, el abogado Alejandro Rua, defensor de Boudou, planteó la nulidad del alegato porque dijo que el abogado de la OA lo leía, algo que está impedido por el código procesal penal.


Pero el Tribunal Oral Federal 4 lo rechazó la nulidad al considerar que se estaba tratando de garantizar la continuidad del juicio, y se siguió con el mismo.