Kim  Kardashian - Donald Trump

La llegada de la sex symbol a la Casa Blanca ha sido todo un acontecimiento que han reportado millones de periodistas. La expectación ha sido máxima y parece que tanto el mandatario como la celebrity  han salido satisfechos, si bien aún no se han anunciado medidas ni consecuencias de la visita. 

 

 En la reunión, Kardashian pidió a Trump la liberación de Alice Marie Johnson,una mujer de 63 años condenada a cadena perpetua por un delito de drogas no violento.

La finalidad de la celebridad era convencer a Trump de que indulte a Johnson, su única vía para salir de prisión y algo que su predecesor, Barack Obama, rechazó hacer.

 

 “Quiero dar las gracias al presidente Trump por su tiempo. Es nuestra esperanza de que el presidente otorgará un indulto”, escribió Kardashian en Twitter.

 

 

 

“Gran reunión con Kim Kardashian. Hablamos de reformas carcelarias y sentencias”, contó, por su parte, Trump en un mensaje en la red social, que acompañó de una fotografía de ambos.

Noticias relacionadas

Donald Trump
Kim Kardashian
Casa Blanca
Drogas