Astrid Ericsson

Astrid Ericsson, joven sueca de 23 años, causa furor por su gran belleza y también por su habilidad con la pelota.

Comenzó su pasión por la pelota defendiendo los colores del Hammarby DIF de su país, pero luego fue tomando relevancia por su gran dominio con el esférico, destacando por sus malabares en el mundo de los freestyler.

Pero las numerosas ofertas que tenía para realizar producciones fotográficas publicitarias y para desfilar sobre una pasarela, frenaron su faceta como deportista.

 

 

Germany 0... Mexico 1

Una publicación compartida de Astrid Ericsson (@astridericsson) el

Aunque con el devenir del tiempo, Astrid encontró la forma de seguir ligada de alguna forma al balón y se convirtió en jugadora de futvóley un deporte que viene sumando adeptos en todo el mundo. Su nivel es tan bueno que en Suecia ya la denominan como la Zlatan Ibrahimovic de esta disciplina.