Saman Gunan - Rescate en Tailandia


Un ex buzo de la Marina tailandesa falleció durante la operación para salvar a 12 niños y su entrenador de fútbol atrapados en una cueva inundada en Tailandia, subrayando los riesgos que enfrentan los equipos de rescate al intentar hallar una forma de sacar al grupo que lleva 13 días bajo tierra.

 

Samarn Poonan, de 38 años, un exmiembro de la unidad de élite de la Marina tailandesa que formaba parte del equipo de rescate en Chiang Rai, fue quien murió en la noche del jueves tras entrar a la cueva para dejar tanques de oxígeno en una ruta potencial de salida, dijo el comandante de su unidad SEAL.

Saman Gunan - Rescate en Tailandia

El hombre estaba retirado de las fuerzas y trabajaba en la empresa Airports of Thailand como oficial de seguridad en Suvarnabhumi, el aeropuerto internacional de Bangkok, la capital de Tailandia. Pero pidió permiso en su trabajo para poder colaborar con sus antiguos compañeros en la complicada misión de rescate, según indicó en su edición digital de hoy el Bangkok Post.

 

Noticias relacionadas

Gunan perdió el conocimiento cuando se quedó sin aire durante una inmersión mientras devolvía los tanques usados por los rescatistas dentro de la cueva, alrededor de la 1 de la madrugada (hora local). Su compañero de buceo acudió en su ayuda pero no pudieron salvarlo.

 

El presidente de Airports of Thailand, Nitinai Sirismatthakarn, aseguró por su parte que la compañía le dará a la familia del soldado 1 millón de baht (unos 30.000 dólares) en reconocimiento a su valentía.