SEGÚN LA UIA

Números en rojo: la producción industrial retrocedió 1,9% en mayo

Al difundir su informe, la cámara empresarial además alertó que la tendencia bajista se profundizará. La producción estará condicionada por la desaceleración en ramas asociadas a la construcción, el impacto de la sequía en la agroindustria, el incremento del costo del crédito y un menor dinamismo del mercado interno.
Jueves 19 de julio de 2018

Producción Industrial

La actividad industrial en mayo presentó una contracción del 1,9% en comparación con igual período del año pasado y, de este modo, redujo al 2,4% el crecimiento acumulado en los primeros cinco meses, según un informe difundido por la UIA.

 

Con relación a abril, la actividad manufacturera registró una disminución del 1,8%, indicó la cámara empresarial, que a su vez alertó que la tendencia bajista se profundizará.

 

Al respecto, indicó que la producción estará condicionada por la desaceleración en ramas asociadas a la construcción, el impacto de la sequía en la agroindustria, el incremento del costo del crédito (en particular de las pymes) y un menor dinamismo del mercado interno.

 

Noticias relacionadas

Los datos preliminares de la producción industrial de junio muestran una desaceleración con respecto a sus volúmenes previos, sostuvo la UIA.

 

Los primeros informes de junio señalan que los despachos de cemento cayeron 2,8%, los insumos para la construcción también bajaron 5,4%, y la producción automotriz se contrajo 13,4%, debido en gran parte al paro de camioneros en Brasil a principios de mes.

 

"Los sectores que venían siendo más dinámicos comenzaron a desacelerarse, empezando a observar una merma en la actividad", consideró la entidad y agregó que "el crecimiento observado en diversos sectores no alcanzó para compensar la caída del resto".

 

Entre los rubros con registros positivos se destacan metales básicos (10,1%), impulsados por la actividad automotriz y petrolera; automotriz (3,5%), favorecido por la recuperación de la actividad brasilera, y minerales no metálicos (+3,2%).

 

El informe indica que se verificó una baja en los despachos de cemento debido a la atenuación de la obra pública y la construcción privada y a una base de comparación mayor a la de los meses previos.

 

Por el contrario, el sector metalmecánico presentó una contracción del 1,1%, registrando una reducción en maquinaria agrícola, que venía siendo la más dinámica.

 

El rubro alimentos y bebidas cayó un 4%, aunque sin considerar el resultado de aceites, se mantuvo en el mismo nivel del año anterior y el rubro farmacéutico, cuya caída en las ventas acumuló en enero-mayo una baja del 1,8%.

 

"Continúa habiendo rubros con fuertes bajas, tales como textil e indumentaria y calzado, a los que se suma la producción química y petroquímica (12,3%), afectada por el cierre de algunas plantas de fertilizantes y básicos inorgánicos", advirtió la central fabril.

 

En cuanto al empleo registrado en el sector manufacturero, se observó en abril (último dato disponible) una contracción mensual por quinto mes consecutivo, siendo del de 0,31% (3.722 puestos de trabajo) y una baja de 1,5% con respecto al mismo mes del año anterior.

Producción industrial
Caída
UIA
Mayo
Economía argentina
Economía (Finanzas)
NUEVA RESOLUCIÓN

El Banco Central habilitó el pago de importaciones en puerto de origen

La medida forma parte de la normalización del acceso al mercado de cambio que se dispuso a través de la comunicación A7030, cuya vigencia se extiende hasta el 31 de julio.
Sábado 27 de junio de 2020

Banco Central, economía, NABanco Central de la República Argentina. NA.

El Banco Central de la República Argentina ha hecho pública una nueva medida, mediante ma Comunicación "A" 7052 del 25 de junio.

 

Los importadores podrán acceder al mercado oficial de cambios para hacer frente a las obligaciones a partir del momento que se despacha el embarque en puerto de origen, según una disposición del Directorio del Banco Central de la República Argentina.

 

La medida forma parte de la normalización del acceso al mercado de cambio que se dispuso a través de la comunicación A7030, cuya vigencia se extiende hasta el 31 de julio.

 

De tal manera, se libera el acceso al mercado oficial de cambio para el pago de:

- Provisión de medicamentos críticos.

- Compra de kits para la detección del coronavirus COVID-19.

- Bienes que correspondan a operaciones que se embarquen a partir del primero de julio o que, habiendo sido embarcadas con anterioridad, no hubieran arribado al país antes de esa fecha.

-Insumos para la producción local de medicamentos.

- La realización de pagos de importaciones en la medida que el monto no supere el equivalente a US$ 1.000.000.

- Se incrementará al equivalente a US$ 3.000.000 cuando se trate de la provisión de medicamentos u otros bienes relacionados con la atención médica o insumos necesarios para la elaboración local de los mismos.

 

A7052 - El Banco Central habilitó el pago de importaciones en origen. by Diario 26 on Scribd

 

Expresa el Comunicado del BCRA:
Nos dirigimos a Uds. para comunicarles que esta Institución adoptó la siguiente
resolución:


1. Establecer que las disposiciones previstas en el punto 2 de la Comunicación “A” 7030 ycomplementarias se mantendrán en vigor hasta el 31.07.2020.


2. Reemplazar, con vigencia a partir del 06.07.2020, el segundo párrafo del punto 2 de la
Comunicación “A” 7030, modificado por los puntos 3 y 4 de la Comunicación “A” 7042, por el
siguiente:


El requisito previsto en el punto 2.1. no será de aplicación para:


i) el sector público,
ii) las empresas que aun estando constituidas como sujetos de derecho privado estén
bajo el control del Estado Nacional,
iii) los fideicomisos constituidos con aportes del sector público nacional,
iv) las personas jurídicas que tengan a su cargo la provisión de medicamentos críticos a
pacientes cuando realicen pagos con registro de ingreso aduanero pendiente por ese
tipo de bienes a ingresar por Solicitud Particular por el beneficiario de dicha cobertura
médica,
v) la realización de pagos de importaciones con registro aduanero pendiente destinados
a la compra de kits para la detección del coronavirus COVID-19 u otros bienes cuyas
posiciones arancelarias se encuentren comprendidas en el listado dado a conocer por
el Decreto N° 333/2020 y sus complementarias.
vi) la realización de pagos diferidos o a la vista de importaciones de bienes que
correspondan a operaciones que se hayan embarcado a partir del 01.07.2020 o que
habiendo sido embarcadas con anterioridad no hubieran arribado al país antes de
esa fecha.
Para los bienes que correspondan a los capítulos 30 y 31 de la Nomenclatura Común
del Mercosur (NCM) o sean insumos para la producción local de medicamentos,
podrán realizarse los referidos pagos en la medida que se trate de operaciones que
se hayan embarcado a partir del 12.06.2020 o que habiendo sido embarcadas con
anterioridad no hubieran arribado al país antes de esa fecha. En el caso de tratarse
de insumos para la producción local de medicamentos que encuadrasen en este
párrafo y no en el inmediato anterior, la entidad deberá contar con una declaración
jurada del cliente donde deje constancia que los productos a importar revisten tal
condición.
vii) la realización de pagos de importaciones con registro aduanero pendiente no
comprendidos en los incisos iv), v) y vi) precedentes, en la medida que el monto
pendiente de regularización por parte del cliente por pagos semejantes realizados a
partir del 01.09.19 no supere el equivalente a US$ 1.000.000 (un millón de dólares
estadounidenses), incluido el monto por el cual se solicita el acceso al mercado de
cambios.
Dicho monto se incrementará al equivalente a US$ 3.000.000 (tres millones de
dólares estadounidenses) cuando se trate de pagos por la importación de productos
relacionados con la provisión de medicamentos u otros bienes relacionados con la
atención médica y/o sanitaria de la población o insumos que sean necesarios para la
elaboración local de los mismos. La entidad deberá contar con una declaración jurada
del cliente donde deje constancia que los productos a importar revisten tal condición.”

 

3. Reemplazar el punto 3. de la Comunicación “A” 7030 por el siguiente:
“3. Establecer que hasta el 31.07.2020 se requerirá la conformidad previa del BCRA para el
acceso al mercado de cambios para la cancelación de servicios de capital de
endeudamientos financieros con el exterior cuando el acreedor sea una contraparte
vinculada al deudor. Este requisito no resultará de aplicación para las operaciones propias
de las entidades financieras locales”.

 

4. Incorporar como punto 3.12.6. del Texto Ordenado sobre las normas de “Exterior y cambios” elsiguiente:
“3.12.6. Transferencias a cuentas bancarias en el exterior de personas humanas que
percibieron fondos en el país asociados a los beneficios otorgados por el Estado
Nacional en el marco de las Leyes 24.043, 24.411 y 25.914 y concordantes.”

 

Fuente: Banco Central / http://www.bcra.gov.ar/noticias/coronavirus-bcra-pago-importaciones-origen.asp

Importaciones
Banco Central
Economía argentina
ECONOMÍA ARGENTINA

8 tipos de cambio básicos actuales: una verdadera “ensalada verde” de dólares

Una de los grandes interrogantes que se hace el mercado es ¿cuántos dólares tenemos?. Surge porque aún con toda la política monetaria y cambiaria aplicada, las compras del BCRA en junio siguen muy moderadas.
Sábado 27 de junio de 2020

Registro de exportaciones, NAComercio exterior en Argentina. NA.

Una conclusión derivada de la limitada variación de las reservas en el Banco Central puede ser debido a la desconfianza, que se apoya en factores económicos –entre ellos, el esquema de tipos de cambio múltiple- y que pesa más que tener hoy el mayor tipo de cambio real de los últimos 10 años.

 

Pero a ¿cuáles tipos de cambios se hace mención? A los ocho tipos de cambio que hoy mismo existen. Entre ellos, pueden fácilmente nombrarse el de la Comunicación del BCRA A 3500, Dólar Solidario, MEP, CCL, Dólar Soja (que podría extenderse al dólar trigo, maíz, carne, automotriz, o servicios dependiendo de las retenciones sobre las retenciones que rigen para cada sector), el Dólar de Importación (bienes finales e insumos), y más.

 

Se trata sin dudas de una auténtica “ensalada verde” que no sólo tiene dólares con diferentes precios, sino además mercados, restricciones, impuestos, y brechas, producto del desequilibrio macroeconómico.

 

Algo así como un rompecabezas de tipos de cambio, o tipo de cambios múltiples, genera innumerables distorsiones para el cálculo económico (precio de ventas / proyectos de inversión) o de certidumbre (reglas).

 

Vale el ejemplo. Un productor de soja vende su producto a $47 por dólar, puede comprar fertilizantes a importadores a $123 por dólar de no hacerse en el país, o a $75 (dólar UIA), y terminaría cubriendo su ganancia (diferente según los insumos) al CCL. Toda esta evaluación claramente opuesta a lo registrado, por ejemplo, en el 2016 donde había “un solo precio”. El tomador de riesgo solo tenía que ver de mejorar su eficiencia productiva. Y así podemos mencionar otros casos.

 

Los tipos de cambio múltiples han sido “utilizados profusamente” en políticas de desarrollo entre la década del 50 y 70, no generando un patrón sustentable de expansión, ya que estos incentivos básicamente distorsionaban las ventajas competitivas y comparativas del país.

 

En un mundo globalizado, estos instrumentos han hecho bajar volúmenes de comercio, inversión y crecimiento en aquellos países pocos países que hoy los utilizan y, ejemplos, de crecimiento poco sustentable como Cuba, Ghana y Zimbabwe.

 

Contrariamente, en el resto del mundo se pone en práctica esencialmente la ley de “un solo precio” para el comercio exterior, turismo y mercados bursátiles; o simplemente, el libre movimiento de capitales.

 

En la historia de Argentina hubo ejemplos muy contundentes que “un solo precio” fue mejor que muchos. La unificación cambiaria y/o de menor presión tributaria (sendero de bajas en retenciones) fueron la Convertibilidad, del 2003 (buenos precios) al 2012, y 2016/2019 con sendas expansiones de la frontera agrícola ganadera, y cosechas y producción pecuaria.

 

Entonces, ¿por qué la Argentina “busca” exceso de controles de precios y de cambio? La respuesta está siempre vinculada al descontrol de las finanzas públicas que terminan usando las reservas de divisas del Banco Central para pagar gastos corrientes.

Dólares
Cotizaciones
Economía argentina
Exportaciones