SEGÚN LA UIA

Números en rojo: la producción industrial retrocedió 1,9% en mayo

Al difundir su informe, la cámara empresarial además alertó que la tendencia bajista se profundizará. La producción estará condicionada por la desaceleración en ramas asociadas a la construcción, el impacto de la sequía en la agroindustria, el incremento del costo del crédito y un menor dinamismo del mercado interno.
Jueves 19 de julio de 2018

Producción Industrial

La actividad industrial en mayo presentó una contracción del 1,9% en comparación con igual período del año pasado y, de este modo, redujo al 2,4% el crecimiento acumulado en los primeros cinco meses, según un informe difundido por la UIA.

 

Con relación a abril, la actividad manufacturera registró una disminución del 1,8%, indicó la cámara empresarial, que a su vez alertó que la tendencia bajista se profundizará.

 

Al respecto, indicó que la producción estará condicionada por la desaceleración en ramas asociadas a la construcción, el impacto de la sequía en la agroindustria, el incremento del costo del crédito (en particular de las pymes) y un menor dinamismo del mercado interno.

 

Noticias relacionadas

Los datos preliminares de la producción industrial de junio muestran una desaceleración con respecto a sus volúmenes previos, sostuvo la UIA.

 

Los primeros informes de junio señalan que los despachos de cemento cayeron 2,8%, los insumos para la construcción también bajaron 5,4%, y la producción automotriz se contrajo 13,4%, debido en gran parte al paro de camioneros en Brasil a principios de mes.

 

"Los sectores que venían siendo más dinámicos comenzaron a desacelerarse, empezando a observar una merma en la actividad", consideró la entidad y agregó que "el crecimiento observado en diversos sectores no alcanzó para compensar la caída del resto".

 

Entre los rubros con registros positivos se destacan metales básicos (10,1%), impulsados por la actividad automotriz y petrolera; automotriz (3,5%), favorecido por la recuperación de la actividad brasilera, y minerales no metálicos (+3,2%).

 

El informe indica que se verificó una baja en los despachos de cemento debido a la atenuación de la obra pública y la construcción privada y a una base de comparación mayor a la de los meses previos.

 

Por el contrario, el sector metalmecánico presentó una contracción del 1,1%, registrando una reducción en maquinaria agrícola, que venía siendo la más dinámica.

 

El rubro alimentos y bebidas cayó un 4%, aunque sin considerar el resultado de aceites, se mantuvo en el mismo nivel del año anterior y el rubro farmacéutico, cuya caída en las ventas acumuló en enero-mayo una baja del 1,8%.

 

"Continúa habiendo rubros con fuertes bajas, tales como textil e indumentaria y calzado, a los que se suma la producción química y petroquímica (12,3%), afectada por el cierre de algunas plantas de fertilizantes y básicos inorgánicos", advirtió la central fabril.

 

En cuanto al empleo registrado en el sector manufacturero, se observó en abril (último dato disponible) una contracción mensual por quinto mes consecutivo, siendo del de 0,31% (3.722 puestos de trabajo) y una baja de 1,5% con respecto al mismo mes del año anterior.

Producción industrial
Caída
UIA
Mayo
Economía argentina
Economía (Finanzas)
ECONOMÍA EN CUARENTENA

Dólar: la brecha cambiaria es la más alta desde 2014 y se acerca al récord del cepo K

Las brechas entre el contado con liquidación y el mayorista alcanza el 69%, siendo este el valor más alto desde 2014, durante el cepo kirchnerista. En la era del cepo K, el máximo de la brecha fue 82%.
Miércoles 15 de abril de 2020

Suba del dólarSuba del dólar y brecha cambiaria

El dólar contado con liquidación o denominado "fuga" avanzó 27% en el mes y cerca del 48% en lo que va del año.

 

En tanto, el dólar mayorista sube apenas un 1,8% en el mes y 9,5% en lo que va del 2020. De esta manera, las brechas entre ambos tipos de cambio alcanza el 69%, siendo este el valor más alto desde 2014, durante el cepo kirchnerista.

 

La existencia del cepo cambiario hizo que el dólar libre operado en la Bolsa tome mayor protagonismo. Mientras en el dólar oficial solo se pueden comprar hasta u$s 200 por mes, en el dólar Bolsa no existen límites. El diferencial de cotización entre el mayorista, que vale $ 65,6 y el dólar contado con liquidación que vale $ 110,80 hace que alcance niveles 69%, volviendo al peor momento del cepo kirchnerista visto en 2014. En la era del cepo K, el máximo de la brecha fue 82%.

 

Para el economista Diego Martínez Burzaco, el valor de la brecha es sostenible en estos niveles hasta tanto comience a levantarse la cuarentena y a verse los efectos reales sobre la economía.

 

“Por el momento no veo razones para que baje fuerte la brecha y que estos niveles son razonables para el contexto actual”, advirtió.

 

Un operador de bonos planteó que si bien el dólar contado con liquidación subió fuertemente, no implica que no siga subiendo dada la enorme expansión monetaria que se observó recientemente.

 

“El mercado ve que sobran muchos pesos y faltan muchos dólares. Ese diferencial se corrige por precio vía valor del tipo de cambio. Que estemos en un contexto históricamente alto para el valor del dólar, no implica que no siga subiendo porque desde el lado monetario hay argumentos que están fogueando aún más la suba del billete", detalló.

 

Y agregó que "si bien el dólar contado con liquidación luce caro en términos de TCRM y con la brecha cerca de su máximo histórico visto en la era K, a su vez luce barato al observar la emisión monetaria que se hizo y las mayores presiones inflacionarias futuras”.

Dólar
Cuarentena
Economía argentina
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Melconian, sobre impuesto a la riqueza: “Frente al quilombo que veo, son dos mangos con veinte aunque paguen todos”

El economista analizó la posibilidad de un impuesto a las grandes fortunas. Aseguró que la medida que se está discutiendo se trata solo de un tema “berreta” y "para la tribuna”.
Martes 14 de abril de 2020

Carlos Melconian - EconomíaCarlos Melconian, AGENCIA NA

En relación a las versiones sobre un impuesto extraordinario a la población de mayor poder adquisitivo, el economista Carlos Melconian manifestó que es un tema menor, y que tendrá una escasa recaudación.

 

“Para mí, frente al quilombo que tenemos, es un tema menor. Frente a este problema que tiene el planeta Tierra, que es novedoso y que no lo tiene resuelto el mundo, acá se ha tomado un camino sanitarista muy concreto y, en el día a día, se va confirmando la idea de que hay un plan maestro sanitario pero no hay un plan maestro económico”, expresó Melconian en una entrevista con Radio Mitre.

 

“En el medio de todo este problema global, cae este tema (del impuesto). No lo quiero tratar como un tema menor para el que lo tiene que pagar, pero es una aguja en un pajar”, agregó el economista.

 

La principal preocupación de Melconian, según destacó, es que así como hay un plan desde el punto de vista sanitario para enfrentar la pandemia, donde el presidente está asesorado por un grupo de especialistas, no hay un plan similar en el aspecto económico.

 

“El plan maestro sanitario tiene un plan maestro ordenado. Un conjunto de personas que le han dicho al presidente ‘el camino es este’. El tiempo nos va a decir si todos piensan lo mismo,. Pero hay una hoja de ruta, hay coordinación, hay método. En lo otro, no hay nada. Cosas heteroegéneas. Frente al quilombo cuantitativo que veo, en plata este impuesto son dos mangos con veinte aunque paguen todos”, insistió.

 

Con todo, aseguró que el impuesto que se está discutiendo se trata solo de un tema “berreta” y "para la tribuna” y que será algo más que se irá por la alcantarilla. “Tenemos que tirar todos para el mismo carro. El presidente es el comandante en jefe. Y tiene que tener el liderazgo de parar a los loquitos de ambos lados. Porque del otro lado, tampoco hay pelota que les venga bien”, dijo.

 

Para el economista y ex director del Banco Nación, en este momento es necesario responder una pregunta muy relevante que es cómo va a ser la salida de esta situación. “Acá, podemos tener un despelote de dos o tres billones de pesos, donde la Argentina no es la Reserva Federal, que emite y no pasa nada. O el Banco Central europeo. Pero simultáneamente no queda otro remedio de hacerlo”, aseguró Melconian.

 

Melconian planteó que la salida de la cuarentena será gradual y desarmarla llevará varios meses. “Nos vamos a comer el año en esto”, anticipó. Y criticó que el Gobierno no haya modificado “el desastre” en el Ministerio de Economía que hizo la anterior administración, que lo dividió en varios ministerios y secretarías. "Cuando vos no tenés pandemia, tener la cosa partida en ocho no se nota. Cuando vos tenés pandemia se nota”, dijo.

 

El economista se preguntó si el Gobierno está buscando algún mecanismo de financiamiento alternativo, no solo del gasto público sino de la ayuda para el sector privado. Y habló de la posibilidad de implementar una “corona moneda” alternativa al peso, con un perfil de vencimiento.

 

“Una cuasi moneda como un instrumento. Frente a la montaña de emisión a la que vamos, el único elemento de emisión no va a poder ser el peso. Y el único elemento de absorción después no puede ser la inflación o la licuación. Acá hay que concentrarse a partir de un problema. El problema es la pandemia, la cuarentena, el nivel de actividad, el derrumbe de los ingresos fiscales, el aumento del gasto, la emisión de moneda”, añadió.

 

“Este impuesto, denunciar a los bancos, toda esa cosa siempre tiene que matizar para que no te puteen como funcionario, para mostrar que estás laburando, que el Estado te cuida. Toda esa boludez tiene que estar, pero después tienen que haber cuatro gansos laburando detrás", manifestó el economista.

Coronavirus
Coronavirus en Argentina
Economía argentina
Carlos Melconian
Impuesto a la riqueza