EXPORTACIÓN ARGENTINA

Senasa refuerza controles en la carne tras queja de Rusia por uso de un antibiótico

Desde Rusia el reclamo fue por el uso de tetraciclina. Senasa advirtió que este antibiótico está permitido a nivel local, pero no en el país europeo.
Jueves 19 de julio de 2018

Exportación - Carne

Las autoridades sanitarias de Rusia hallaron restos de un antibiótico, tetraciclina, en carnes que fueron exportadas desde la Argentina. Ocurrió hace un mes y en ese entonces dos frigoríficos locales fueron suspendidos por 10 días. Dicha restricción ya fue levantada, según se conoció desde el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas. Y ahora, el Senasa confirma que ese antibiótico está permitido a nivel local, aunque no en el país europeo.

 

Desde el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) dijeron: "Rusia tiene prohibido el uso de ese antibiótico y está encontrando niveles muy pero muy bajos, que para la aprobación del uso en la Argentina esos mismos niveles se dan como aptos porque no ponen en riesgo la salud", explicaron desde el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

 

Y advirtieron que "Rusia implementa un sistema mucho más exigente y que las alertas no implican el cierre del mercado".

 

Noticias relacionadas

Tras este suceso, el organismo de calidad y seguridad agroalimentaria realizará un muestreo a los establecimientos que envíen faena a frigoríficos y que esas faenas potencialmente puedan ser destinadas a Rusia.


De esa manera, tal como informó el Senasa, se controlará de cerca para que no se utilice este medicamento o se buscará tener períodos de carencia mayores con el objetivo de que esos restos desaparezcan.

Carne
Carne argentina
Rusia
Exportaciones
BOLETÍN OFICIAL

El Gobierno autorizó a exportar a 2.500 empresas de sectores no esenciales

El Gobierno nacional autorizó el funcionamiento de industrias del AMBA, Chaco, Neuquén y Río Negro que no pertenecen a actividades esenciales pero que destinan buena parte de su producción a los mercados externos.
Martes 30 de junio de 2020

Exportaciones - Importaciones - Balanza Comercial - Economía argentina (NA)Exportaciones, AGENCIA NA

El Gobierno nacional autorizó a exportar sus productos y servicios a 2.575 empresas que se encuentran exceptuadas del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), a través de la resolución 326/2020, del Ministerio de Desarrollo Productivo, publicada en el Boletín Oficial.

 

A través de la resolución 326/2020, del Ministerio de Desarrollo Productivo, se dispuso que 25 firmas de Chaco, 27 de Neuquén, 19 de Río Negro y otras 2.504 que están ubicadas en el AMBA.

 

Entre las firmas figuran compañías de diferentes sectores, como 3M, Acindar, Alpargatas, Aluar, Axion, BGH, Basf, General Motors, Loma Negra, Newsan, Peugeot, Siemens, Ternium, Toyota, Volkswagen y WalMart.

 

La normativa también estableció el procedimiento para que aquellas empresas que realizan producción para la exportación que no se encuentran incluidas, soliciten ser autorizadas para ser exceptuadas del ASPO.

 

También lo determinó para aquellas firmas exportadoras que ya están exceptuadas del ASPO, pero requieren ser autorizadas para retomar sus envíos al exterior.

Cuarentena
Exportaciones
Empresas
Coronavirus en Argentina
Matías Kulfas
Coronavirus
ECONOMÍA ARGENTINA

8 tipos de cambio básicos actuales: una verdadera “ensalada verde” de dólares

Una de los grandes interrogantes que se hace el mercado es ¿cuántos dólares tenemos?. Surge porque aún con toda la política monetaria y cambiaria aplicada, las compras del BCRA en junio siguen muy moderadas.
Sábado 27 de junio de 2020

Registro de exportaciones, NAComercio exterior en Argentina. NA.

Una conclusión derivada de la limitada variación de las reservas en el Banco Central puede ser debido a la desconfianza, que se apoya en factores económicos –entre ellos, el esquema de tipos de cambio múltiple- y que pesa más que tener hoy el mayor tipo de cambio real de los últimos 10 años.

 

Pero a ¿cuáles tipos de cambios se hace mención? A los ocho tipos de cambio que hoy mismo existen. Entre ellos, pueden fácilmente nombrarse el de la Comunicación del BCRA A 3500, Dólar Solidario, MEP, CCL, Dólar Soja (que podría extenderse al dólar trigo, maíz, carne, automotriz, o servicios dependiendo de las retenciones sobre las retenciones que rigen para cada sector), el Dólar de Importación (bienes finales e insumos), y más.

 

Se trata sin dudas de una auténtica “ensalada verde” que no sólo tiene dólares con diferentes precios, sino además mercados, restricciones, impuestos, y brechas, producto del desequilibrio macroeconómico.

 

Algo así como un rompecabezas de tipos de cambio, o tipo de cambios múltiples, genera innumerables distorsiones para el cálculo económico (precio de ventas / proyectos de inversión) o de certidumbre (reglas).

 

Vale el ejemplo. Un productor de soja vende su producto a $47 por dólar, puede comprar fertilizantes a importadores a $123 por dólar de no hacerse en el país, o a $75 (dólar UIA), y terminaría cubriendo su ganancia (diferente según los insumos) al CCL. Toda esta evaluación claramente opuesta a lo registrado, por ejemplo, en el 2016 donde había “un solo precio”. El tomador de riesgo solo tenía que ver de mejorar su eficiencia productiva. Y así podemos mencionar otros casos.

 

Los tipos de cambio múltiples han sido “utilizados profusamente” en políticas de desarrollo entre la década del 50 y 70, no generando un patrón sustentable de expansión, ya que estos incentivos básicamente distorsionaban las ventajas competitivas y comparativas del país.

 

En un mundo globalizado, estos instrumentos han hecho bajar volúmenes de comercio, inversión y crecimiento en aquellos países pocos países que hoy los utilizan y, ejemplos, de crecimiento poco sustentable como Cuba, Ghana y Zimbabwe.

 

Contrariamente, en el resto del mundo se pone en práctica esencialmente la ley de “un solo precio” para el comercio exterior, turismo y mercados bursátiles; o simplemente, el libre movimiento de capitales.

 

En la historia de Argentina hubo ejemplos muy contundentes que “un solo precio” fue mejor que muchos. La unificación cambiaria y/o de menor presión tributaria (sendero de bajas en retenciones) fueron la Convertibilidad, del 2003 (buenos precios) al 2012, y 2016/2019 con sendas expansiones de la frontera agrícola ganadera, y cosechas y producción pecuaria.

 

Entonces, ¿por qué la Argentina “busca” exceso de controles de precios y de cambio? La respuesta está siempre vinculada al descontrol de las finanzas públicas que terminan usando las reservas de divisas del Banco Central para pagar gastos corrientes.

Dólares
Cotizaciones
Economía argentina
Exportaciones