Hospital Materno Infantil de Mar del Plata

Un bebé de diez meses permanecía internado hoy en estado delicado en el Hospital Materno Infantil de Mar del Plata, con signos de haber recibido maltrato, y la Justicia le dictó una orden de restricción perimetral al padrastro.

 

El bebé había sido ingresado el martes pasado a una clínica de la localidad de Tres Arroyos, de donde es oriundo, donde se le detectó por medio de una tomografía un coágulo como producto de un golpe, en medio de una aparente "sacudida", indicó el portal del diario local "La Voz del Pueblo".

 

Según indicaron familiares, la pareja de la madre del bebé, un joven de 27 años que trabaja en una verdulería, lo cuidaba mientras la mujer trabajaba en un geriátrico.

 

Noticias relacionadas

En un momento, el joven llamó a su pareja porque el pequeño se había descompuesto y no respiraba, por lo que fue derivado a la clínica.

 

La abuela materna del bebé apuntó directamente contra el padrastro al afirmar que "lo sacudió y hasta le dejó los dos dedos marcados en el pecho como si lo hubiera hecho con bronca".

 

"Queremos saber qué es lo que le pasó al nene. Mi hija salió de su casa a trabajar a las nueve y media de la noche y dejó a la criatura en perfectas condiciones, y a las 23.30 el padrastro la llamó para decirle que el nene estaba descompuesto o que no podía respirar bien", contó.

 

La mujer consideró que la muerte del pequeño no se produjo en forma accidental.

 

"Cuando mi otra hija y mi yerno fueron al lugar, se encontraron con que el bebé estaba prácticamente muerto, esto no fue un accidente", expresó además.

 

La denuncia contra el padrastro fue radicada en la Comisaría de la Mujer de Mar del Plata.

 

Enseguida se le dio intervención a la Justicia, que dictaminó una restricción de acercamiento y la imposibilidad de moverse del hotel donde se encuentra alojado junto a la madre del niño.