Actividad industrial - economía

La producción industrial se desplomó 5,2% en julio con relación a igual período de 2017 y alcanzó el cuarto período consecutivo en baja, acumulando en los primeros siete meses una baja del 1,7%, según un informe privado.

 

Los datos fueron proporcionados por el Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres.

 

"En lo que respecta a las perspectivas de corto plazo, siguen siendo poco alentadoras, la inestabilidad macroeconómica y las elevadas tasas se muestran como los principales condicionantes de una coyuntura industrial cada día más compleja", considera la consultora.

 

Noticias relacionadas

El segmento que lideró la caída fue el de alimentos y bebidas, que se vio afectado por una merma de aproximadamente 20% en la producción de aceites, y una reducción de la demanda de gaseosas de casi 4%.

 

La industria también resultó afectada por desaceleración de la construcción, lo que se evidencia en una merma del rubro de minerales no metálicos de más del 6%.

 

"Dentro de la lógica sectorial, vale resaltar que si bien el sector de máquina y equipo se ubicó en terreno negativo producto de la caída en la producción de bienes vinculados a la línea blanca, la fabricación de automotores se recuperó al crecer 8,6%", consideró la consultora.

 

El sector maquinaria y equipo, luego de la mala performance en la producción de automotores del mes pasado, causada en parte por conflictos sindicales acontecidos en Brasil, se recuperó registrando una expansión de la industria automotriz de 8,6% anual.

 

Metálicas básicas registró en julio un leve avance de 0,8% anual: el hierro primario mostró una fuerte expansión de 31,2% y el acero crudo observó una suba de 16,3%, y el aluminio de 6,1%.