Pymes - baja empleo

Según detallan las agencias de reclutamiento, los pedidos de empleados cayeron un 20% desde mayo y esa baja afecta en su mayor parte a las pymes. En el Gobierno, en tanto, admiten que el nivel de empleo cerrará a la baja, sobre todo en el segmento industrial.


La caída del 20% se ve en la demanda de trabajadores eventuales y de outsourcing, el segmento que más rápido reacciona a la baja de actividad. “En un contexto como el actual, las empresas tienden a ser cautas. En las pymes es donde más se ve la caída”, explicó Francisco Martínez Domene, CEO del Grupo Adecco para Argentina y Uruguay.


“Se ve un mercado laboral estable. No hay demasiadas búsquedas y se nota en todos los niveles: iniciales, mandos medios o ejecutivos”, explicó Marcela Angeli, de Willis Towers Watson. “Es una tendencia del último año y medio, la optimización de costos para ir recortando antes de tener que despedir gente”, dijo Martínez Domene.

 

En el segmento ejecutivo también se ve que se “está provocando una caída en la generación de nuevos puestos”, según Guido Caleca, senior manager de Page Executive.

 

Noticias relacionadas

“Esta disminución se debe a una dinámica negativa que muestran sectores vinculados al consumo y la construcción; sin embargo, la expansión continúa en áreas como energías renovables, explotación y producción de hidrocarburos no convencionales y tecnología”, coincide Caleca.


En Vaca Muerta no hay suficientes ingenieros o personal técnico especializado. Aunque hoy “la Argentina está difícil para atraer expatriados”, dijo Martínez Domene, que dejó España para dirigir la filial de Chile y ahora la local. Más allá del boom de inmigración desde Venezuela, atraer profesionales desde otros países tiene en su contra la devaluación, que rebaja los ingresos en dólares, y la inflación, que cumple el mismo rol a nivel interno, lo que le resta atractivo, según los especialistas.

 

En Page Executive remarcan que la Argentina no es la mejor posicionada en cuanto al nivel salarial. Chile suele tener salarios aproximadamente un 20% superiores, mientras que otros países tienen un tamaño de negocios inferior y sin embargo los mismos niveles salariales que Argentina: Colombia está solo un 5% por debajo, y Perú, un 7%.