Estreptococo - salud

La médica genetista Claudia Perandones, interventora de Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS), habló sobre el Streptococcus pyogenes, la bacteria que es noticia por el preocupante brote que surgió en las últimas semanas.

 

Perandones trabaja en el Malbrán hace 27 años y que destaca que en las últimas semanas “el compromiso, el esfuerzo, pero también el estrés y el nerviosismo”, fueron los protagonistas luego del considerable número de casos que surgieron y las consultas en hospitales.


Sobre la mediatización del caso, explica: “Entendimos la presión y la alarma generalizada porque los casos fueron mediatizados. Nosotros no teníamos presión porque sabíamos que esto es un evento que ocurre todos los años y pensamos que no íbamos a estar ante un caso inusual”.

Estreptococo - salud

Estreptococo - salud

Noticias relacionadas

Estreptococo - salud

En una entrevista con Clarín, la médica cuenta el proceso de estudio de la bacteria: “Primeramente un laboratorio confirmó la identificación de Streptococcus pyogenes; otro determinó en forma simultánea la sensibilidad a los antibióticos y comenzaron las extracciones de ADN para determinar qué tipo de clon era y, finalmente, la extracción del ADN total para hacer la secuenciación del genoma. Una vez obtenidos los datos, tanto de un gen como del genoma completo, el proceso fue comparar con bases de datos internacionales”.


Al respecto de cómo se logró aislar la bacteria, dice: “La aíslan los laboratorios de los hospitales y centros, a partir de sitios estériles, y no es un procedimiento que denote dificultad. En nuestro instituto se reciben los aislamientos, es decir la bacteria ya cultivada”.

 

Seis de los siete aislamientos procesados hasta el momento “corresponden al tipo emm1-secuenciotipo 28 y la información es importante porque "sabemos que con este secuenciotipo ha estado circulando en nuestra población durante 2017 y el inicio de 2018, lo que garantiza que la mayoría de la población tiene inmunidad protectiva”.


Allí también se trabaja para contrarrestar el sarampión, la influenza, la fiebre amarilla “y seguramente, con el devenir del verano estaremos muy ocupados con el dengue. Nuestra función es vigilar y monitorear todo el tiempo. De alguna manera, somos cazadores de bacterias.