EN QUIMILÍ

Muerte y misterio en un pueblo santiagueño: más de 3 mil sospechosos por crimen de Mario Agustín

Le tomaron muestra de ADN al 15% de la población de Quimilí. Se investiga el secuestro, violación y descuartizamiento del niño Mario Agustín Salto, cometido en 2016.
Martes 9 de octubre de 2018

 Niño asesinado en Quimilí, pueblo sospechado por el hecho, policiales, Mario Agustín Salto

Noticias relacionadas

 

Efectivos de Gendarmería Nacional y de la Policía provincial de Santiago del Estero tomaron por estas horas más de 3 mil muestras de ADN a gran parte de la población de la localidad de Quimilí.

 


Fue en el marco de la investigación que se lleva adelante por el secuestro, violación y posterior descuartizamiento del niño Mario Agustín Salto, un hecho de sangre que sucedió en 2016 en la localidad santiagueña.

 

Según lo informado por fuentes policiales confiables, el procedimiento, realizado entre una población de más de 20 mil habitantes de esa misma localidad, llevó más de 30 días y fue ordenado por la jueza Rosa Falco y la fiscal Olga Gay de Castellano, contando además con la supervisión del Laboratorio de Genética de los Tribunales de Santiago del Estero.

 

El propósito de la medida tomada es el de poder comparar las nuevas muestras con el patrón genético encontrado en el cuerpo y las ropas del niño de 11 años de edad asesinado.

 

Tras tanto tiempo de haberse cometido, es un caso misterios que queda por resolverse.

 

Por su parte, el abogado defensor de Miguel Ángel "El Brujo" Jiménez (58), imputado y detenido como "autor intelectual" del crimen, Hugo Frola, consideró que "no existen pruebas en contra del acusado" y cuestionó los procedimientos con perros adiestrados que derivaron en la detención de su cliente, quien tiempo atrás fue sometido a una compleja operación al corazón.

 

En un escrito, el letrado denunció que "fueron plantadas pruebas" para culpar a Jiménez en el asesinato del niño que cursaba el quinto grado del nivel primario.

 

En la misma causa también se encuentra detenida la esposa de "El Brujo", Arminda Lucrecia Díaz (57), docente y directora de una escuela de Quimilí, población rural ubicada 220 kilómetros al sureste de la capital santiagueña.

 

En la causa también permanecen detenidas otras cuatro personas: Rodolfo "Rody" Sequeira (45), acusado del secuestro del niño; Ramón "Burra" Rodríguez (59); David Tomás Sosa (23), quien inicialmente declaró como un testigo de identidad reservada, y Alfredo Daniel Albarracín (22).

 

En el caso de Rodríguez, sus abogados defensores solicitaron prisión domiciliaria por razones de salud. Los investigadores sospechan que "El Brujo" Jiménez, quien era un asiduo participante en las marchas en reclamo de justicia por el crimen del niño y tenía directa relación con funcionarios, jueces y policías, planeó el crimen en el marco de un rito satánico.

 

Al mismo tiempo, familiares del niño asesinado anunciaron que la próxima semana se realiza la 122 marcha reclamando justicia, que será encabezada por el padre de la víctima, el peón rural Mario Salto y tendrá lugar la plaza principal de la capital santiagueña.

Asesinato
Muerte
Niño muerto
Quimilí
Santiago del Estero
Mario Agustín Salto
Sospechosos
¿QUÉ DICE EL JUEZ DEL CASO?

Crimen en Tapalqué: para la justicia el estanciero no mató al amigo de su hijo por accidente

El estanciero fue acusado de homicidio agravado tras haberle disparado a Tomás Echegaray. El hombre había declarado que quiso hacerle una "broma".
Jueves 9 de julio de 2020

Crimen en Tapalqué, estanciero que mató al amigo del hijoEl estanciero que mató al amigo del hijo.

El hombre que mató de un balazo a un amigo de su hijo en la ciudad bonaerense de Tapalqué cuando quiso hacerle una broma con un rociador de alcohol en una mano y un revólver calibre .44 Magnum en la otra, fue trasladado al penal de Sierra Chica, ya que el juez de la causa consideró que debió representarse “el riesgo que implicaba su conducta” y convirtió su aprehensión en detención.

 

Fuentes judiciales informaron que, tal como había solicitado el fiscal de la causa, el juez de Garantías 2 de Azul, Federico Barberena, dejó detenido a Néstor Félix Hirtz (66) bajo la imputación de “homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego con dolo eventual”, por la muerte del futbolista Tomás Echegaray (26).

 

En su resolución y al analizar la figura del dolo eventual, el juez afirmó que “no caben dudas de que el imputado estaba en innegables condiciones de conocer el riesgo que implicaba su conducta”.

 

“No sólo por apuntar con un arma de fuego a corta distancia contra una persona que había concurrido a su vivienda, sino por apretar el gatillo que dio inicio a la acción de desarrojo del proyectil que ingresó en zonas vitales del cuerpo del joven Etchegaray ocasionando que horas después perdiera su vida”, analizó Barbarena.

 

Además, el magistrado descartó que el caso encuadre como un “homicidio culposo”, con una pena de 1 a 5 años de prisión, menor al rango de 10 a 25 años que implica la actual calificación.

 

Barbarena ordenó que el productor agropecuario Hirtz quede detenido en alguna dependencia del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), desde donde informaron que le consiguieron cupo en la Unidad 2 de Sierra Chica.

 

El hecho ocurrió a las 2.30 del domingo pasado en la casa del imputado Hirzt, ubicada en la calle Luis Brané 36, de Tapalqué, ciudad cabecera del partido bonaerense homónimo, ubicada en el centro de la provincia y unos 270 kilómetros de la Capital Federal.

 

La víctima jugaba al fútbol en el club Atlético Tapalqué y este año había pasado a Boca Juniors de Azul, donde no llegó a debutar, y, además, era hermano del presidente del bloque de concejales de Juntos por el Cambio, Juan Echegaray.

 

El futbolista arribó a la casa en su camioneta Toyota Hilux junto a otro joven para una juntada, ya que era amigo de Estanislao Hirtz, el hijo del dueño de la vivienda.

 

Según lo que se pudo reconstruir, Hirtz padre, quien es productor agropecuario, quiso hacerle una broma relacionada a las medidas de higiene por la pandemia del coronavirus y salió a recibirlo con un rociador de alcohol en una mano y con el revólver marca Smirth & Wesson calibre .44 Magnum en la otra, del que se le escapó un tiro.

 

“Se equivocó y en vez de gatillar el alcohol, le gatilló el arma”, confió una fuente de la investigación.

 

El propio hijo de Hirtz cargó a su amigo herido en la camioneta de la víctima y lo llevó hasta el hospital de Tapalqué, donde decidieron trasladarlo al hospital Pintos de Azul, pero falleció en la ambulancia.

 

El autor del disparo también fue hasta el hospital, donde al ser interrogado por la policía les dijo: “Me mandé una cagada. Le quise hacer una joda y se me escapó un tiro”.

 

El fiscal de a causa, Marcelo Fernández, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Azul, dispuso su inmediata aprehensión por el homicidio y le secuestró no sólo el revólver .44 Magnum con el que cometió el hecho, sino también otro revólver calibre .38 que tenía en su vehículo, armas de las que es legítimo usuario.

 

Ayer, a pedido del abogado de Hirtz, Gabriel Di Giulio, quien calificó el hecho como “una lamentable tragedia”, el fiscal envió a la Policía Científica a la casa del acusado a secuestrar el vaporizador de alcohol relacionado con la broma que culminó en el homicidio.

 

La autopsia a Echegaray determinó que el proyectil ingresó en la región abdominal -por la fosa ilíaca derecha-, con orificio de salida en región posterior izquierda del tórax y que en su trayecto lesionó el hígado y causó la ruptura de la arteria aorta, lo que produjo la muerte por un shock hipovolémico.

 

Luego de atravesar a la víctima, el proyectil terminó incrustado en el paragolpe delantero de la camioneta del detenido.

Asesinato
Investigación
Tapalqué
Crimen
BUSCAN A CUATRO DELINCUENTES

Horror en José C. Paz: asesinaron a un hombre con una baldosa para robarle la moto y el televisor

Los asesinos se dieron a la fuga y son buscados por la policía.
Jueves 9 de julio de 2020

Muerte en José C. Paz, asesinatoLugar del hecho.

Un sangriento episodio ocurrió en la localidad de José C. Paz cuando un hombre de 32 años fue asesinado en un asalto por cuatro delincuentes. El hombre fue golpeado en reiteradas oportunidades con una baldosa en la cabeza para robarle un televisor y una moto en su casa.

 

Los asesinos escaparon y son buscados por las autoridades, mientras que la víctima fue identificada como Emanuel Alejandro Benítez.

 

El hecho tuvo lugar cuando Benítez estaba en su casa, los ladrones forzaron la puerta, ingresaron a su casa y lo golpearon para llevarse las pertenencias de la víctima.

 

Pesquisas de la Estación de Policía de José C. Paz realizaron allanamientos para dar con los delincuentes aunque sin resultados positivos por el momento.

 

La causa, caratulada como " Homicidio", está en manos de la fiscal Marisa Sandra Marino, de la Unidad Funcional N° 21 de Malvinas Argentinas, dependiente de los tribunales de San Martín.

Asesinato
Robo
José C Paz