Revelación explosiva: Pablo Escobar quería asesinar a Ricardo Gareca

Así lo reveló John Jairo Velásquez, alias "Popeye", ex mano derecha del capo narco. "Se contempló colocarle un coche bomba", dijo. ¿Cuáles eran los motivos?
Miércoles 10 de octubre de 2018

Pablo Escobar quería asesinar a Ricardo Gareca, narcos, internacionales, deportes, crimen

Noticias relacionadas

 

Que Pablo Escobar Gavíria haya tenido en sus planes asesinar a alguien, no es novedad. Pero lo que sí es noticia, es el hecho de que entre sus posibles blancos elegidos haya estado Ricardo Gareca, el director técnico y ex jugador de fútbol argentino.

 

¿Y cuál habrá sido el motivo?

 

El ex líder del Cartel de Medellín pensó asesinar a Gareca porque durante los años '80 defendía la camiseta y los colores del América de Cali, ciudad que estaba en guerra con la gente de Escobar por el control del narcotráfico.

 

"Tenía en cuenta a todos los jugadores de América de Cali, estábamos en guerra... La verdad es que Ricardo Gareca siempre estuvo en la mira de Pablo Escobar, sin embargo no llegaron a él. El amor por el fútbol del Patrón salvó a Gareca", dijo recientemente John Jairo Velásquez, más conocido como "Popeye", quien era por aquellos días la mano derecha del capo narco que sembró de sangre y muerte a toda Colombia.

 

"Se contempló colocarle un coche bomba porque el Cartel de Cali le había colocado uno a la familia de Pablo. La mafia dañó mucho al fútbol colombiano", comentó finalmente "Popeye".

 

Lo concreto es que Gareca pudo salvar su vida escapando de un infierno que sufrieron miles y miles de personas que cayeron víctimas de la banda de Pablo Escobar Gavíria.

Pablo Escobar Gavíria
Ricardo Gareca
Narcos
Narcotráfico
Asesinato
Crimen
HAY UN DETENIDO

Salvaje asesinato: matan a mujer embarazada y le abrieron la panza para robarle al bebé

Por el hecho hay un detenido. Ocurrió en México y la víctima tenía 22 años.
Miércoles 1 de julio de 2020

Mónica Segura Temich, mujer asesinada en MéxicoMónica Segura Temich.

Un aberrante y salvaje femicidio ocurrió en Nuevo León en el estado de Monterrey, México. Una embarazada de 22 años fue asesinada y el cuerpo presentada heridas en el abdomen, lo que llevó a las autoridades a determinar que los asesinos le quitaron la vida para robarle su bebé.

 

El diario local, El Universal, dio a conocer los resultados de la autopsia de Mónica Segura Temich. La joven falleció como consecuencia de un shock hipovolémico -una perdida masiva de sangre- debido a una "herida ocasionada con un objeto punzocortante que penetró en el abdomen".

 

La investigación también determinó que la mujer fue secuestrada por una banda, estando en el octavo mes de embarazo.

 

El cuerpo de la joven fue encontrado tras semanas de que la joven estuviese desaparecida, con su familia comenzando una campaña vía redes para tener información sobre su paradero. Lo último que se supo es que la joven debía encontrarse con alguien en una estación de subte.

 

El cuerpo de Mónica fue hallado en la cisterna de una quinta de la colonia Jardines de la Silla, en Nuevo León. Las autoridades policiales llegaron hasta ahí luego de la detención de una mujer que, sospechan, fue la que secuestró a Segura Temich a través de un engaño por Facebook.

 

"Yuli", como se hacía llamar esta persona, contactó a la víctima por las redes sociales para decirle que le iba a regalar ropa de bebé según relató El Universal.

 

A fines del mes de junio, la policía allanó la casa de “Yuli” donde se encontraron una incubadora y una bebé a la que se le realizó un ADN con resultados compatibles a la joven asesinada.

 

Asesinato
Bebé
Femicidio
México
UN PAÍS CONMOCIONADO

Italia: un hombre mató a sus hijos de 12 años y le escribió a la madre "no los vas a ver más"

El hombre no aceptaba la inminente separación de su mujer y luego del doble homicidio, se suicidó. Versiones indican que el hombre ni siquiera dejó los celulares de los menores para que no le quedaran recuerdos a la mujer.
Lunes 29 de junio de 2020

Padre que asesinó a sus hijos y le envió un mensaje a su madre en ItaliaMario Bressi junto a sus hijos Diego y Elena, FACEBOOK

Dos gemelos de 12 años fueron asesinados por su padre en Italia y conmocionaron a todo el país. Al parecer, el hombre no aceptaba la inminente separación de su mujer y luego del doble homicidio, se suicidó.

 

Mario Bressi, empleado de 45 años, acordó con su esposa llevarse a los chicos de vacaciones al chalet de montaña que tenían en Margno, provincia de Lecco. Todo iba bien hasta que en la madrugada del sábado le mandó a su mujer, Daniela Fumagalli, también de 45 años, ingeniera biomédica que trabaja como instructora de patines, una serie de mensajes por WhatsApp que anunciaban el horror. "No vas a ver más a tus hijos", "Te vas a quedar sola".

 

Entonces Bressi ya había matado a sus gemelos: a Diego sofocándolo con una almohada y a Elena, estrangulándola. Ambos fueron hallados por su mamá en la cama matrimonial del chalet de montaña, cuando llegó hasta allí a las 7 de la mañana, alertada por esos mensajes del marido.

 

"¡No se despiertan! ¡No se despiertan!", salió gritando Fumagalli, fuera de sí ante el hallazgo, despertando a los vecinos, que enseguida llamaron a la policía. Hasta el personal de la Cruz Roja fue visto salir en lágrimas del chalet, ante la terrible escena.

               

El cadáver del padre fue hallado a las 9 de la mañana en el lecho de un torrente. Su auto estaba estacionado a metros del Puente de la Victoria, tristemente célebre en la zona porque desde allí se tiran los suicidas.

 

Según fuentes de prensa, la mujer le había anunciado que había iniciado los trámites para separarse. Pero, según vecinos, nunca había habido grandes peleas o discusiones entre ellos, que se habían casado en 2003.

 

Ella recién cayó en la cuenta de que había pasado algo a la cinco de la mañana del día siguiente, cuando vio tres mensajes de WhatsApp del marido, que no había escuchado porque había silenciado el teléfono porque se había quedado cuidando a sus padres enfermos. En el último WhatsApp Bressi le decía que mirara su casilla de correo. Allí encontró una carta llena de odio en la que dejaba en claro que no aceptaba la separación , la acusaba de "haber arruinado a la familia" y escribía una última, terrible e inesperada frase: "es tu culpa si me mato. No vas a ver más a tus hijos".

Italia
Asesinato
Hijos
Padre
Madre