Fernando - mujer que cruzó frontera con cocaína

Su mamá, presa desde hacía un año en Salta por haber intentado pasar por la frontera cocaína para pagar la quimioterapia de su hijo.

 

Fernandito logró reencontrarse con ella, después de que la Justicia le permitió salir y volver a Bolivia temporalmente para estar con él y estuvieron juntos casi cinco días, hasta que el niño falleció.

 

El pequeño había pedido la semana pasada abandonar el hospital y volver a su casa por eso estaba esperando a su mamá. En el año 2017 le habían encontrado un tumor en un hueso de su pierna derecha. y en octubre, su mamá no tenía dinero para pagar el tratamiento y decidió ingresar al negocio narco. Le dieron dos valijas con poco más de un kilo de cocaína para pasar a Argentina. Debía entregarla en el barrio porteño de Liniers y recibiría 500 dólares a cambio.

 

Un control de Gendarmería en Ledesma (Jujuy) frenó el remís en el que viajaba hasta Orán y detectó la cocaína en 40 paquetes escondidos en un doble fondo. Claudia quedó detenida el 27 de octubre de ese año, acusada del delito de transporte de sustancias, que tiene una pena de hasta 15 años de prisión.

 

Ella admitió su culpabilidad ante el juez Ernesto Hansen y explicó la situación de su hijo. No sirvió para que la perdonaran y el magistrado pidió su procesamiento y ordenó su prisión preventiva. Claudia estaba embarazada y dio a luz cuatro meses después en la unidad penal para mujeres.

 

La situación de Fernandito se complicó y el juez Hansen le permitió a Claudia viajar a Bolivia y estar con su hijo durante 30 días. Luego deberá volver a prisión y esperar el juicio. "Lo hice porque estaba desesperada. Yo no tenía recursos. Tuve que hacer esto para poder curar a mi hijito pero todo salió mal y me quedé aquí y mi mamá lo estuvo llevando (al médico) pero se empeoró y le amputaron", dijo la mujer.

 

El niño, se había enterado unas horas antes de que su mamá finalmente había logrado el permiso. Antes de dormirse, les había pedido a todos los que lo visitaban que se fueran, quería esperar a su mamá solo.

 

La madre de Fernandito, está esperando alguna novedad que reformule la decisión judicial, tras la muerte ella deberá volver a la prisión de General Güemes y esperar una condena. Como el 41% de la población carcelaria femenina, Claudia no es narcotraficante: es el eslabón más bajo de una cadena.

Noticias relacionadas

Mujer detenida
Quimioterapia
Muerte
Cáncer
Info General (Sociedad)