Búsqueda de Jorge Bustamante en Tandil, rastrillajes, policiales, NA

 

El joven de 24 años que desapareció el pasado miércoles en la ciudad bonaerense de Tandil continuaba siendo intensamente buscado este viernes por tierra, agua y aire. Según informaron fuentes, las tareas de rastrillaje se llevaban a cabo en la zona donde este miércoles apareció quemado el auto de Jorge Bustamante.


Este viernes por la mañana, efectivos de la Policía bonaerense, de la fuerza local, de la DDI, de Gendarmería Nacional, Prefectura Naval y de Caballería retomaron la búsqueda que horas antes había quedado suspendida por falta de luz.


El auto de Bustamante había sido encontrado el último miércoles, luego que el padre del joven hiciera la denuncia por su desaparición: el Fiat Palio fue encontrado estacionado en la intersección de las calles Azucena y Falkner, de Tandil, por personal del Cuartel de Bomberos Villa Italia, que acudió al lugar porque el vehículo se estaba quemando.

 

Tras lograr apagar el fuego, peritos de la Policía Científica detectaron manchas de color rojiza similar a la sangre y horas más tarde se supo, tras la pericia, que pertenecen a sangre humana, pero aún no se saben de quién.

Noticias relacionadas

 

A unas cuadras de distancia, en la intersección de Navarro y Santa Cruz, los investigadores encontraron documentación de Bustamante. El comisario Luis Albertario, de Tandil, contó ante la prensa local que por el momento no se descarta ninguna hipótesis y que "se puede decir que se están evacuando todo los datos que aportan familiares, amigos y vecinos que han colaborado con la investigación".

 

Según la denuncia realizada por Guillermo Bustamante, el padre del joven, su hijo tiene teléfono celular pero no contesta desde el último miércoles y el aparato se encuentra apagado desde esa madrugada.

 

El joven que permanece desaparecido es de tez morena, mide 1,65 metros, tiene el pelo corto lacio de color castaño oscuro, ojos marrones, su contextura física es algo robusto, y no posee tatuajes ni piercing.

 

La causa está en manos del fiscal Gustavo Morey de la Unidad Funcional de Instrucción N° 8 del Departamento Judicial de Azul sede Tandil.