INFORME DE CONINAGRO

Crisis lechera: cierra un tambo por día en la Argentina

La crítica situación que atraviesa el sector lácteo en el país se ve reflejada en el informe de la entidad rural Coninagro. "Las consecuencias obligan al cierre de tambos, faena de vacas en producción, abandono de la actividad y desaparición de empleos", aseguraron.
Jueves 1 de noviembre de 2018

Tambo - Industria lechera

La crítica situación que atraviesa el sector lácteo en la Argentina provocó que por cada día un tambo cierre en el país, según un duro informe de la entidad rural Coninagro.

 

De acuerdo con el estudio, hasta septiembre pasado se encontraban operativas en el país 10.731 unidades productivas, en medio de una "prolongada crisis, que continúa agravándose año a año".

 

Coninagro junto con Sociedad Rural, Confederaciones Rurales y Federación Agraria emitieron un comunicado lanzando fuertes quejas contra el Gobierno y expresó su "profunda desilusión al más alto nivel".

 

Noticias relacionadas

En un documento difundido recientemente, Sociedad Rural Argentina mostró el resultado negativo de los tambos en los últimos 8 meses: con una devaluación de hasta el 65%, el tambero desde septiembre de 2017 solo logró un alza del 47,3% para la leche cruda y los costos de producción aumentaron un 103%.

Tambo

"Hay una situación de aumento de costos mayores al aumento del precio de la leche, resultados negativos y tasas de financiamiento impagables", advirtió Coninagro en el comunicado.

 

Indicó que "las consecuencias obligan al cierre de tambos, faena de vacas en producción, abandono de la actividad y desaparición de empleos".

 

Agregó que "la producción se mantiene en los pisos mínimos, los mayores productores son los que están sosteniendo el volumen concentrando aún más la actividad".

 

De acuerdo con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) el tambo medio argentino utiliza 4,3 EH (equivalente hombre, con 2400 horas/año de trabajo) de los cuales el 40% son mano de obra familiar.

 

Según el estudio, con el ordeñe de 180 vacas se obtienen unos 2.700 litros diarios de leche.

 

Considerando el tamaño de los tambos en función de los litros de leche obtenidos diariamente la producción se concentra año a año en los establecimientos de mayor escala.

 

En la actualidad, en el país existen unos 360 tambos considerados "mega", con una producción de más de 15 mil litros diarios, aproximadamente el 20% del total.

 

Mientras que en el otro extremo los segmentos familiares y pequeños suman en conjunto menos del 20% con un total de 5.800 tambos, menos de 1.000 litros diarios por productor.

 

Para Coninagro, "la producción nacional se ubica levemente por encima de los 10 mil millones de litros anuales, cifras similares al inicio de este siglo".

 

"Considerando que el entorno político sectorial y económico no ha sido de lo más bondadoso en la última década, y al ser un sistema de producción altamente complejo y de alta inversión, se puede inferir algunos de los motivos del no crecimiento de la lechería argentina", indicó el reporte.

 

En un comunicado, la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias advirtió este martes que el gobierno no ha "comprendido cabalmente el deterioro que viene padeciendo el sector lechero".

 

El informe técnico de Coninagro precisó que además "el mercado interno presenta caídas en el volumen de ventas en la mayoría de los productos lácteos".

 

"Es preocupante que las mayores caídas en las ventas se están dando en leche fluida y leche en polvo, siendo que la leche al consumidor ha subido mucho menos que la inflación", se dijo.

Crisis Lechera
Tambo
Crisis económica
Economía (Finanzas)
Coninagro
SECTOR EN CRISIS

Aseguran que la siembra nacional de trigo cayó 400.000 hectáreas

La Bolsa de Comercio de Rosario también informó que hay un millón de hectáreas en mal estado. Preocupación en el sector del agro.
Viernes 10 de julio de 2020

Economía - trigoPlantaciones de trigo.

Hasta hace un mes se esperaban implantar 7 M hectáreas, pero, tras la falta de agua, la siembra quedaría limitada a 6,6 M ha en el mejor de los casos. Si no llueve en 50 días, pueden perderse más de 200.000 hectáreas trigueras

 

La falta de agua ha tomado de rehén al trigo 2020/21: pudo haber sido el año del trigo, con un récord de siembra que habría dejado atrás la barrera de 7 M ha. Pero la falta de agua se interpuso en las posibilidades de siembra y la nueva meta triguera es alcanzar a cubrir 6,6 M ha. Y no será fácil. Faltan por sembrar casi 1,3 M ha con trigo, por lo que el área puede seguir cayendo.

 

El trigo retrocedió 280.000 ha en Córdoba, respecto del año pasado, y 130.000 ha en el norte argentino. Se estima que Buenos Aires tendría un crecimiento de 6% respecto del año pasado, 170.000 ha más. Se trataría de la siembra bonaerense más importante de los últimos 13 años con 2,81 M ha.

 

Malas señales para el trigo:

Las últimas lluvias, las primeras de julio, apenas dejaron un puñado de milímetros en el centro y sur bonaerense. En el oeste de La Pampa fueron mejores con acumulados de 5 a 15 mm. Volvió a decepcionar en el centro y oeste de la región Pampeana. El panorama climático para el corto y mediano plazo no es bueno para el trigo.

 

"Si no se produce en la segunda quincena de julio una inusual entrada de aire tropical, similar a la de mediados de junio, las lluvias no llegarán a las regiones más necesitadas", comentó José Luis Aiello, Dr. en Cs. Atmosféricas.

 

Junio profundizó la falta de agua en el oeste del país. Buenos Aires ha sido la más favorecida, incluso hay excesos de agua que están entorpeciendo el avance de la siembra en centro y sur de la provincia. Pero, el comportamiento pluvial deficitario arrastrado del trimestre de otoño deja a la franja oeste central, que va de Córdoba al norte de Chaco, en una situación comprometida.

Campo
Crisis económica
Trigo
CRISIS DEL SECTOR

Alerta en industria lechera: "No es posible realizar nuevos incrementos en los salarios"

La Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina advirtió que "en este contexto, no es posible realizar nuevos incrementos en los salarios, cuando nos encontramos en el medio de una de las crisis más severas que ha vivido el sector en su historia".
Viernes 10 de julio de 2020

Tambo - Industria lechera Crisis de la industria lechera. NA.

El Centro de la Industria Lechera (CIL), que reúne a pequeñas, medianas y grandes empresas del sector, expresó su rechazo a medidas gremiales dispuestas por la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA) en reclamo de mejoras salariales y advirtió que en la situación actual "no es posible realizar nuevos incrementos en los salarios".

 

"A la creciente presión sobre la estructura de costos de las empresas lácteas, que este año acumula un aumento superior al 20% y con valores de insumos críticos a precios dolarizados, se suma la imposibilidad de trasladar estos incrementos a los precios de venta desde hace más de 6 meses, lo que está colocando a muchas empresas al borde del colapso por el quebranto de sus balances", afirmó el CIL en un comunicado.

 

La asociación advirtió que "en este contexto, no es posible realizar nuevos incrementos en los salarios, cuando nos encontramos en el medio de una de las crisis más severas que ha vivido el sector en su historia".

 

El CIL se manifestó a favor de la conformación de una "mesa de diálogo" con las autoridades nacionales y los gremios, ante "la crítica situación en la que se encuentra el sector, agravada severamente por la caída de ventas y el incremento de costos" en el marco de la pandemia de coronavirus.

 

"El conjunto de la sociedad reconoce y valora el importante esfuerzo que, en el marco de la emergencia sanitaria, vienen realizando los trabajadores y las empresas de la actividad láctea para garantizar el abastecimiento pleno de productos alimenticios frescos y esenciales a todos los rincones de Argentina", se señaló en el comunicado.

 

El CIL destacó el "desafío" que implica para la industria la aplicación diaria de "rigurosos y costosos protocolos, indispensables, que permiten cuidar la salud de los colaboradores y, por supuesto, garantizar la calidad y seguridad alimentaria de los productos".

 

Señaló al respecto que "este gran esfuerzo se incrementa por las dificultades en el acceso al crédito y la inevitable desaparición del capital de trabajo".

 

"Frente a este panorama, reiteramos nuestro rechazo a medidas que causan daños a las empresas y ponen en riesgo el normal abastecimiento de productos, e invitamos nuevamente a una mesa de diálogo tripartito, bajo la indispensable tutela de las autoridades competentes, a efectos de buscar coincidencias que permitan encontrar soluciones alternativas frente a una situación crítica", concluyó la asociación empresarial.

Industria lechera
Crisis Lechera
Emergencia lechera
Tambo