EMPRESA EN PELIGRO

Efecto de la dura crisis en la economía real: Arcor, en su peor momento

Pese a ser una de las empresas argentinas con mayor presencia mundial, Arcor tuvo pérdidas por $6.200 millones. Reestructurará sus pasivos en dólares.
Martes 13 de noviembre de 2018

Luis Pagani - ARCOR (NA)

Noticias relacionadas

 

La crisis económica golpea a toda la Argentina, y muy en especial, deja su marca en varias de las más importantes empresas del país. La altas tasas de interés y la impresionante devaluación del peso en los últimos meses, hizo efecto sobre Arcor, una firma que está a punto de iniciar un proceso de reestructuración de sus pasivos.

 

Según los estados financieros de Arcor al 30 de septiembre de este año, mostraba una pérdida de $6.247 millones, un hecho que contrasta notablemente cuando hace un año exhibía una ganancia que superaba los $1.000 millones.

 

Arcor -como otras firmas similares del sector alimenticio- sintió en carne propia la brusca caída de ventas de los artículos de consumo masivo que produce, algo que a su vez se marca con el traslado a segundas y terceras marcas, que -sin embargo- no compensan el costo de mantener una primera marca, que entre otras cosas, implica gastos por presencia de marca en góndola, repositores, inversión publicitaria, costos de distribución y una intensidad promocional para poder competir que reduce los márgenes de ganancia.

 

El duro golpe que acusa una empresa como Arcor, se dio además por una espiralización sin precedentes de sus gastos financieros que pasaron de $2.000 millones en 2017 a más de $13.000 millones durante el corriente años de 2018, como consecuencia de la devaluación sobre su deuda en dólares.

 

"Tienen un volumen muy alto de Obligaciones Negociables (ON) en dólares. Normalmente las empresas las van renovando, pero como se cerró el mercado de capitales en dólares y el financiamiento en pesos tiene tasas inviables, no tienen otra salida que ir hacia una reestructuración. Es un default elegante, pero no tienen otra alternativa. Claramente vendiendo galletitas no podés cubrir un agujero de $6.200 millones", dijo Francisco Uriburu, analista de mercados.

 

El caso de Arcor activa todas las alarmas ya que se trata de una compañía muy bien conducida desde siempre, con gran prestigio, mientras que al mismo tiempo jamás se vio involucrada -o relacionada- en ningún caso de corrupción con ninguno de los Gobiernos argentinos a través de los años.

 

Para Arcor dio buenos resultados su estrategia de globalización, con la instalación de plantas industriales modelo en México, Chile, Perú y Brasil.

 

Pese a ello, el 72,9% de las ventas de Arcor son en Argentina, con el 41% producto de golosinas y chocolates y un 27,7% en galletas, lo que la hace muy dependiente de los vaivenes económicos locales.

 

Pagani apoyó al Gobierno de Macri de entrada, con palabras, pero también con hechos. En 2016, tomó 300 millones de dólares de deuda para importantes inversiones, algo que evidentemente no le ha salido bien.

 

En el mercado estiman que Arcor se verá obligada a hacer una reestructuración de su pasivo con un mecanismo denominado APE (Acuerdo Preventivo Extrajudicial), que fue el utilizado recientemente por Enrique Pescarmona para salvar a Impsa de la quiebra. En rigor, la propia Arcor ya realizó una operatoria similar luego de la crisis del 2001, donde refinanció todos sus préstamos bancarios por 184 millones dólares y 34 millones de pesos, los cuales terminó de pagar en el año 2008.

 

"Esto es sólo un botón de muestra de lo que está pasando en el país. Se están cayendo todas las empresas y pronto vendrán más convocatorias", advirtió un analista.

Crisis económica
Economía argentina
Grupo Arcor
Luis Pagani
HABLÓ VOCERO DEL ORGANISMO

Deuda: FMI expresó su optimismo por voluntad entre Gobierno y bonistas para lograr acuerdo

Habló el vocero del organismo, Gerry Rice, y aseguró que esperan que se solucione la cuestión de la deuda para abrir un sendero sostenible para la economía argentina.
Jueves 21 de mayo de 2020

El vocero del FMI, Gerry Rice, deudaVocero del FMI, Gerry Rice.

El Fondo Monetario Internacional consideró que un acuerdo por la deuda entre la Argentina y los acreedores, que lleve al país a un sendero de crecimiento sustentable, "aún puede ser alcanzado".

 

Durante una conferencia de prensa virtual, el vocero del Fondo, Gerry Rice, expresó que la entidad no quiere “especular con el resultado de las negociaciones entre el país y los acreedores”, cuando la oferta argentina vence mañana.

 

No obstante, la fecha límite podría ser nuevamente extendida, según adelantó esta semana el ministro de Economia, Martín Guzmán, ante el reciente acercamiento de los acreedores con nuevas propuestas.

 

Sin embargo, continuó Rice, “estamos animados por la voluntad de ambos lados de continuar con alcanzar un acuerdo”.

 

“Creemos que un acuerdo puede ser alcanzado, que lleve al país a un sendero de crecimiento sustentable”, consideró el representante del Fondo, quien aclaró por enésima vez que la entidad no interfiere en las negocaciones del acuerdo.

 

“Las negociaciones son un tema bilateral”, dijo el vocero del organismo multilateral.

 

Consultado por el estado de la relación entre la Argentina y el Fondo, y de la gestión de un nuevo programa, Rice negó tal posibilidad.

 

El funcionario del Fondo precisó que, “hasta ahora, no comenzamos ninguna negociación para ningún acuerdo con la Argentina”.

 

“El pedido argentino, que respetamos completamente, fue primero la realización de una consulta bajo el marco del artículo IV” (de monitoreo de variables macroeconómicas de los países miembro).

 

En este sentido, agregó: “Hasta ahora no empezamos ninguna negociación para ningún acuerdo con la Argentina”.

 

El vocero del Fondo se refirió además a la crisis internacional en el marco de la pandemia de coronavirus, y precisó que el Fondo asistió ya con el nuevo programa de financiamiento de emergencia a 59 de 102 países que solicitaron este nuevo instrumento financiero de la entidad, creado para contrarrestar el impacto económico y sanitario de la Covid-19 en las economias.

 

“Se trata de asistencia, diferente de los créditos tradicionales, sin condicionamientos ni revisiones”, aclaró.

 

Rice subrayó que la entidad está "comprometida en apoyar a países que afrontan una crisis de deuda insostenible", y promueve el alivio de la deuda, en especial en paśies más pobres.

 

Reocordó que la titular del organismo, Kristalina Georgieva, encabezó la iniciativa reciente aprobada por el G20 de la condonación de deudas para países más pobres, donde "20 de 73 países elegibles, ya lo han aplicado", reveló.

 

También, expresó que la entidad alienta al sector privado a avanzar en el mismo sentido, y al respecto precisó que el International Institue of Finance (IIF), la entidad de lobby de bancos de inversión internacionales, encabezó la promoción de la participación del sector privado, que "se muestra interesado en refinanciar la deuda más allá del 2020”.

 

“El Fondo está dispuesto a apoyar la iniciativa del alivio de la deuda en caso de que se considere adecuado”, expresó Rice, como lo hizo el Fondo con la Argentina en febrero de este año, tras revelar los resultados del analisis de sustentabilidad de la deuda pública del país.

Deuda
FMI
Gobierno
Economía argentina
Bonistas
COTIZACIONES

El dólar ilegal operó estable en los $123 y los dólares bursátiles volvieron a caer

El billete en el mercado paralelo de la city cotizó este miércoles estable tras perder $15 en tan sólo dos jornadas y borrar así prácticamente toda la suba alcanzada durante la semana anterior.
Miércoles 20 de mayo de 2020

Dólares, economía argentina, NADólares, NA.

El dólar ilegal se mantuvo hoy en los $123 para la venta y achicó la brecha con el dólar mayorista, mientras las cotizaciones bursátiles de la divisa registraron nuevas bajas.

 

El billete en el mercado paralelo de la city cotizó este miércoles estable tras perder $15 en tan sólo dos jornadas y borrar así prácticamente toda la suba alcanzada durante la semana anterior.

 

Al mediodía, había llegado a bajar a $122, pero con el correr de las horas recuperó el nivel del martes.

 

En el segmento mayorista, la moneda norteamericana sumó diez centavos hasta los $68.
De ese modo, la diferencia con el ilegal se achicó levemente y llegó a 80,8 por ciento.
El volumen negociado en el segmento de contado fue de US$ 193,341 millones.

 

Operadores señalaron que nuevamente el Banco Central realizó ventas para abastecer la demanda ante una limitada oferta del sector privado.

 

Indicaron que la autoridad monetaria vendió unos US$ 60 millones en una rueda con menor presencia en el mercado de futuros.

 

Ante la presión cambiaria, el Banco Central optó hasta el momento por intervenir, lo que llevó a una caída las reservas internacionales, cuyo rango actual es similar al del registro de 2017.

 

En tanto, el contado con liquidación, usado en el mercado para fugar divisas de manera legal, operó a $118,12, lo cual representó un retroceso de 30 centavos.

 

El dólar bolsa, utilizado en la compra y venta de bonos para adquirir moneda extranjera, cedió a $114,35 al perder 65 centavos.

 

Se trata de la cuarta merma consecutiva de los tipos de cambio financieros como consecuencia de una serie de medidas tomadas por la autoridad monetaria para controlar la tendencia al alza en medio de una firme demanda para dolarizar carteras ante la incertidumbre vinculada con la definición de la deuda y el impacto del coronavirus en la economía.

 

Por su parte, el dólar minorista cotizó a $70,33, pero si se toma en cuenta el recargo del 30 por ciento correspondiente al Impuesto País, el valor llegó a $91,42, un centavo más que el martes.

Dólar
Cotizaciones
Economía argentina