EMPRESA EN PELIGRO

Efecto de la dura crisis en la economía real: Arcor, en su peor momento

Pese a ser una de las empresas argentinas con mayor presencia mundial, Arcor tuvo pérdidas por $6.200 millones. Reestructurará sus pasivos en dólares.
Martes 13 de noviembre de 2018

Luis Pagani - ARCOR (NA)

Noticias relacionadas

 

La crisis económica golpea a toda la Argentina, y muy en especial, deja su marca en varias de las más importantes empresas del país. La altas tasas de interés y la impresionante devaluación del peso en los últimos meses, hizo efecto sobre Arcor, una firma que está a punto de iniciar un proceso de reestructuración de sus pasivos.

 

Según los estados financieros de Arcor al 30 de septiembre de este año, mostraba una pérdida de $6.247 millones, un hecho que contrasta notablemente cuando hace un año exhibía una ganancia que superaba los $1.000 millones.

 

Arcor -como otras firmas similares del sector alimenticio- sintió en carne propia la brusca caída de ventas de los artículos de consumo masivo que produce, algo que a su vez se marca con el traslado a segundas y terceras marcas, que -sin embargo- no compensan el costo de mantener una primera marca, que entre otras cosas, implica gastos por presencia de marca en góndola, repositores, inversión publicitaria, costos de distribución y una intensidad promocional para poder competir que reduce los márgenes de ganancia.

 

El duro golpe que acusa una empresa como Arcor, se dio además por una espiralización sin precedentes de sus gastos financieros que pasaron de $2.000 millones en 2017 a más de $13.000 millones durante el corriente años de 2018, como consecuencia de la devaluación sobre su deuda en dólares.

 

"Tienen un volumen muy alto de Obligaciones Negociables (ON) en dólares. Normalmente las empresas las van renovando, pero como se cerró el mercado de capitales en dólares y el financiamiento en pesos tiene tasas inviables, no tienen otra salida que ir hacia una reestructuración. Es un default elegante, pero no tienen otra alternativa. Claramente vendiendo galletitas no podés cubrir un agujero de $6.200 millones", dijo Francisco Uriburu, analista de mercados.

 

El caso de Arcor activa todas las alarmas ya que se trata de una compañía muy bien conducida desde siempre, con gran prestigio, mientras que al mismo tiempo jamás se vio involucrada -o relacionada- en ningún caso de corrupción con ninguno de los Gobiernos argentinos a través de los años.

 

Para Arcor dio buenos resultados su estrategia de globalización, con la instalación de plantas industriales modelo en México, Chile, Perú y Brasil.

 

Pese a ello, el 72,9% de las ventas de Arcor son en Argentina, con el 41% producto de golosinas y chocolates y un 27,7% en galletas, lo que la hace muy dependiente de los vaivenes económicos locales.

 

Pagani apoyó al Gobierno de Macri de entrada, con palabras, pero también con hechos. En 2016, tomó 300 millones de dólares de deuda para importantes inversiones, algo que evidentemente no le ha salido bien.

 

En el mercado estiman que Arcor se verá obligada a hacer una reestructuración de su pasivo con un mecanismo denominado APE (Acuerdo Preventivo Extrajudicial), que fue el utilizado recientemente por Enrique Pescarmona para salvar a Impsa de la quiebra. En rigor, la propia Arcor ya realizó una operatoria similar luego de la crisis del 2001, donde refinanció todos sus préstamos bancarios por 184 millones dólares y 34 millones de pesos, los cuales terminó de pagar en el año 2008.

 

"Esto es sólo un botón de muestra de lo que está pasando en el país. Se están cayendo todas las empresas y pronto vendrán más convocatorias", advirtió un analista.

Crisis económica
Economía argentina
Grupo Arcor
Luis Pagani
REESTRUCTURACIÓN DE DEUDA

Vence plazo del canje de deuda: las posibilidades para el Gobierno y sus acreedores

Finaliza el tiempo para que los tenedores de deuda ingresen al canje. Pero hasta el ministro de Economía, Martín Guzmán, reconoció lo difícil de la negociación. La opción más factible es que se postergue el plazo.
Viernes 8 de mayo de 2020

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció la propuesta de pago de deuda, NAGuzmán, ministro de Economía, NA.

Este viernes 8 de mayo el Gobierno fijó como fecha límite para que los acreedores acepten la oferta de reestructuración de la deuda emitida bajo ley extranjera, que asciende a USD 66.500 millones.

 

El ministro de Economía, Martín Guzmán, ratificó que no se extendería, al mismo tiempo esta semana habilitó a una modificación de la oferta, en la medida en que los bonistas presenten una alternativa “razonable”.

 

Se espera que Guzmán anuncie una extensión del plazo, en principio, hasta el 20 de este mes, justo antes de la fecha en la que la Argentina debe pagar USD 503 millones de intereses de los bonos globales para evitar caer en default. El 22 de mayo vencen los 30 días del período de gracia y ya no hay más posibilidades de negociar con los acreedores. O sí. Algunos analistas sostienen que no sería tan grave dejar de pagar el vencimiento del 22, siempre y cuando haya una buena negocación en curso.

 

Si el nivel de aceptación es muy bajo, como parece que será, el Gobierno tiene dos opciones: cerrarlo con los bonistas que entraron y luego analizar si lanza un nuevo canje con una nueva oferta (aunque en este caso, debería, por la cláusula RUFO, mejorarle las condiciones a los que hayan ingresado ahora); o extender el plazo y seguir negociando con los acreedores.

 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) se mostró esperanzado en que la Argentina logre una alta adhesión de los acreedores privados a la oferta de reestructuración de deuda, en la jornada previa al vencimiento del plazo que tienen los bonistas para informar si aceptan ingresar al canje de deuda.

 

A las 17 hora de Nueva York, las 18 en la Argentina, vence la invitación a los acreedores que tienen en su poder alrededor de US$ 67.000 millones para aceptar la propuesta de reestructuración.

 

El ministro de Economía, Martín Guzmán, reveló que hay acreedores que ingresaron al canje, y alentó a los que rechazan la propuesta a presentar una contraoferta que tenga en cuenta la necesidad de sustentabilidad en el tiempo.

 

"Estamos esperanzados de que se logre un acuerdo con alta participación y que genere sustentabilidad de la deuda", expresó hoy el vocero del FMI, Gerry Rice, durante la tradicional conferencia de prensa que suele brindar jueves por medio en la sede del organismo, en Washington.

Deuda
FMI
Economía argentina
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Gobierno amplía asistencia para privados y pagaría parte del salario de 2 millones de trabajadores

A través de una decisión oficial, se extendió el alcance del programa. Se incorporan más comercios e industrias, y empresas que superen los 800 empleados.
Jueves 7 de mayo de 2020

Gobierno, equipo económico, sector privado, coronavirus en ArgentinaGobierno amplía programa para ayuda a sector privado.

El Gobierno amplió los alcances del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), al sumar numerosas actividades y a empresas de más de 800 trabajadores, al tiempo que que flexibilizó los requisitos de facturación para las compañías de sectores en estado crítico.

 

A través de la decisión administrativa 721/2020, el Comité de Evaluación y Monitoreo del ATP recomendó que las firmas creadas durante este año ingresen automáticamente al programa, si bien no tendrán ninguna referencia para comparar el nivel de ventas entre el 12 de marzo y el 12 de abril, como originalmente se estableció.

 

"Por considerar que las empresas cuya actividad se haya iniciado durante 2020 revisten mayor vulnerabilidad por tratarse de empresas de reciente creación, se recomienda que sean consideradas actividad afectada en forma crítica y, por ende, cumplido el criterio exigido para acogerse a los beneficios del Programa ATP", según el texto publicado en el Boletín Oficial.

 

En particular, el Comité recomendó que los requisitos y las condiciones definidas para el beneficio de Salario Complementario, sean de aplicación a nuevas actividades analizadas; el otorgamiento del Salario Complementario a las empresas de más de 800 empleados que desarrollen las actividades sucesivamente incluidas en el Programa ATP; la adopción de parámetros para la determinación del cumplimiento de los requisitos exigidos para acceder a los beneficios del Programa y de criterios de tipo instrumental para su implementación.

 

También, se agilizó la información a partir de la cual se deberá realizar la evaluación de cumplimiento de los requisitos por parte de sus destinatarios.

 

Entre las nuevas empresas que podrán acogerse al plan, están fábricas de productos alimenticios y medicinales; también, las vinculadas con las economías regionales.

 

Se trata de compañías de servicios considerados "esenciales", que pudieron continuar su actividad durante la cuarentena, pero accedieron al programa ante una baja sustancial de su facturación.

 

Otra decisión es que desde esta semana el ATP dejará de tener un tope de cantidad de empleados -800 por compañía- y así, las grandes empresas podrán gestionarlo.

 

En el Gobierno estiman que la flexibilización del ATP permitirá el ingreso de más de 200 mil empresas.

 

Hasta ahora, estaban incluidas unas 180 mil, con 1,7 millón de empleados, de los cuales 1,3 millón reciben entre este jueves y mañana en sus cuentas sueldo la liquidación de hasta la mitad de sus ingresos netos por medio de la ANSeS.

 

En la Casa Rosada aseguran que este beneficio alcanzará a unos 2 millones de empleados del sector privado.

anexo_5982289_3 by Diario 26 on Scribd

Sector privado
Salarios
Coronavirus en Argentina
Economía argentina