CORRUPCIÓN K

Enriquecimiento ilícito: piden reabrir la causa contra los Kirchner

Para la Unidad de Información Financiera , en el caso debe aplicarse la doctrina de "cosa juzgada írrita", que permite reabrir causas de corrupción cuando su cierre estuvo relacionado a maniobras fraudulentas.
Miércoles 14 de noviembre de 2018

Bastones presidenciales de Cristina y Néstor Kirchner

La Unidad de Información Financiera (UIF) presentó este miércoles un nuevo recurso para que la Justicia reabra la investigación por supuesto enriquecimiento ilícito contra el matrimonio de Néstor y Cristina Kirchner, que había sido descartada por el ex juez Norberto Oyarbide en 2009.

 

Así lo confirmaron fuentes del organismo, luego de que su vicepresidenta, María Eugenia Talerico, apelara la decisión del juez federal Marcelo Martínez de Giorgi de no aceptar su primer pedido de reapertura.

 

Para la UIF, en el caso debe aplicarse la doctrina de "cosa juzgada írrita", que permite reabrir causas de corrupción cuando su cierre estuvo relacionado a maniobras fraudulentas. El organismo decidió insistir con la investigación por supuesto enriquecimiento ilícito luego de que en agosto pasado Oyarbide declarara ante el juez federal Claudio Bonadio que había recibido presiones en ese momento para tratar "con celeridad" la causa, que también incluía al ex presidente Néstor Kirchner.

 

Noticias relacionadas

En ese momento, la UIF había pedido la reapertura y también ser considerada querellante de la causa, pero Martínez de Giorgi le negó ambas. La causa había iniciado en julio de 2009 con una denuncia de Enrique Piragini, quien acusó al matrimonio Kirchner de haber incrementado sus bienes entre 2007 y 2008 en un 158 por ciento.

 

En diciembre del mismo año, Oyarbide descartó el caso tras recibir un informe del Cuerpo de Peritos Contadores de la Corte Suprema, que consideró que no hubo delito. Para la UIF, "los elementos que ha tenido en cuenta el ex- magistrado al dictar el sobreseimiento no pueden ser admitidos en un ámbito valorativo, sino entendidos como graves indicios de la existencia de una cosa juzgada írrita".

 

"Es de público conocimiento que durante buena parte del ejercicio de su función, el ex juez Oyarbide habría mantenido fuertes vínculos con el gobierno de Néstor Kirchner y su consorte Cristina Fernández", señaló el organismo.

 

En el escrito, sostuvo que "el ex juez recibió las causas más sensibles de la época, entre ellas la presente, pero también el desvío de fondos públicos a través de la Fundación Madres de Plaza de Mayo por los hermanos Shocklender, la investigación de una asociación ilícita fiscal por parte de las máximas autoridades de la AFIP, etc".

 

"Todas estas causas culminaron con sobreseimientos o trámites amañados", subrayó. En agosto pasado, Oyarbide declaró en el marco de la causa de los cuadernos por supuestas coimas en la obra pública y denunció que recibió aprietes del gobierno kirchnerista para fallar en la causa de presunto enriquecimiento ilícito.

 

Ante Bonadio, el ex magistrado dijo que lo habían "agarrado del cogote" cuando estaba a cargo de esa investigación, y señaló al ex espía Antonio "Jaime" Stiuso y al ex titular de la Auditoría General de la Nación Javier Fernández como los enviados del matrimonio presidencial para pedirle que se "apurara" en la definición.

 

Oyarbide dijo que fue una reunión en su domicilio de la calle Córdoba y que fue el único encuentro que mantuvo con el agente y con Fernández, acusado de haber sido "operador" del kirchnerismo en los tribunales federales y también imputado en la causa de los cuadernos.

 

Tras la denuncia se abrió una causa paralela que también quedó también en manos de Bonadio.

 

UIF
Cristina Fernández de Kirchner
Néstor Kirchner
Enriquecimiento ilícito
Corrupción K
CÁMARA ALTA

El Senado aprobó 20 decretos del Gobierno en su primera sesión virtual

Durante la sesión virtual hubo varios contrapuntos entre oficialismo y oposición sobre el impacto económico del aislamiento y algunas de las medidas adoptadas por el Gobierno.
Miércoles 13 de mayo de 2020

Senado, primera sesión virtual, Cristina Fernández de Kirchner, Foto PresidenciaSenado, primera sesión virtual, Cristina Fernández de Kirchner, Foto Presidencia

El Senado aprobó esta noche un paquete de 20 decretos de necesidad y urgencia (DNU) en la primera sesión de forma remota realizada por el Congreso en el marco de la pandemia de coronavirus, y con varios contrapuntos entre oficialismo y oposición sobre el impacto económico de la cuarentena y algunas de las medidas adoptadas por el Gobierno.

 

La presidenta del Senado, Cristina Kirchner, optó por realizar una sola votación sobre todo el paquete de decretos y que luego el prosecretario parlamentario, Juan Tunessi, leyera uno por uno los votos para dejar constancia del rechazo o abstención de Juntos por el Cambio a dos de los DNU. 

La bancada opositora votó en contra del DNU 313, que prohibió inicialmente el regreso de argentinos desde el extranjero, y se dividió entre votos afirmativos y abstenciones ante el 329, que suspendió los despidos, aunque la mayoría oficialista permitió la aprobación de ambos.

 

La sesión tuvo una breve interrupción a las tres horas de iniciar a causa de un desperfecto técnico que duró unos 15 minutos y luego se retomó para dar lugar al tramo final de las exposiciones y la votación, donde la mayoría de los DNU fue aprobada por unanimidad de 71 votos, con dos excepciones. 

 

La vicepresidenta y presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, dejó abierta esta tarde la primera sesión de carácter remoto en la historia parlamentaria argentina, en una audiencia en la que se buscará aprobar una veintena de decretos dictados por el Gobierno para mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus. 

Senado, primera sesión virtual, Cristina Fernández de KirchnerCristina en la sesión virtual del Senado.

Con 71 senadores conectados de manera remota, 33 desde organismos provinciales, 17 desde sus respectivas oficinas en el Senado y otros 21 desde sus domicilios particulares, la sesión arrancó 20 minutos después de las 14 con el izamiento de la bandera y la entonación del himno argentino.

 

Fernández de Kirchner condujo el debate desde el estrado de la sala de sesiones, con la secretaria administrativa de la Cámara, María Luz Alonso, y el prosecretario parlamentario, el radical Juan Tunessi, apostados a cada uno de sus lados.

 

Desde una pantalla gigante colocada de frente al estrado, la vicepresidenta siguió las exposiciones de los senadores conectados desde sus distintas posiciones.

 

En el recinto, los únicos autorizados para presenciar el debate fueron los senadores que ejercen cargos como autoridades de la Cámara en las respectivas vicepresidentas, Claudia Ledesma y Maurice Closs (por el Frente de Todos) y Martín Lousteau y Laura Rodríguez Machado (Juntos por el Cambio).

 

Todos ellos se sentaron en las bancas de la primera fila, debajo del estrado, con la distancia reglamentaria dispuesta en prevención de la propagación del Covid-19, y la única con barbijo fue la legisladora por Córdoba Laura Rodríguez Machado.

Senado, primera sesión virtual, Cristina Fernández de Kirchner, Foto YouTube Senado

El temario acordado de esta primer sesión incluyó los decretos de Presidencia 4/20 al 8/20 y las Órdenes del Día de la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo 13/20 a la 32/20.



La modalidad acordada fue la de videoconferencia a través de la plataforma Cisco Webex, que funcionará de forma integrada con herramientas de Microsoft, informaron fuentes del Senado. 

 

La duración de la sesión se estipuló inicialmente en un máximo de seis horas a fin de garantizar la seguridad y calidad técnica del debate en modalidad remota.



Para el uso de la palabra se acordó que se realizaba de forma tal que los sectores políticos estuvieran representados en la misma proporción que en el seno de la Cámara, lo cual fue establecido por el pleno del cuerpo a propuesta de los bloques.



El tiempo para cada uno de los bloques fue distribuido por los mismos entre sus integrantes.



Previo al inicio de la sesión, la Secretaría Parlamentaria contó con la lista de oradores y los tiempos asignados a cada uno.

Senado
Sesión virtual
Cristina Fernández de Kirchner
SESIÓN VIRTUAL HISTÓRICA

Senado realizó su primera votación "virtual" y aprobó por unanimidad la nueva modalidad de sesionar

Lo primero que se votó y se aprobó por unanimidad fue un paquete de cinco decretos parlamentarios, entre los cuales se destacó el que estableció la realización de sesiones "en carácter remoto o virtual por videoconfernecia".
Miércoles 13 de mayo de 2020

Senado, primera sesión virtual, Cristina Fernández de Kirchner, Foto PresidenciaCristina, presidiendo el Senado virtual. FOTO PRESIDENCIA.

El Senado realizó su primera votación virtual esta tarde al aprobar por unanimidad una serie de decretos parlamentarios, entre ellos el que estableció la modalidad de sesión remota por el plazo de 60 días.

 

La presidenta de la Cámara alta, Cristina Kirchner, dio inicio a la sesión con el quórum de 71 senadores presentes (uno menos que el pleno), 33 de ellos conectados desde organismos públicos de sus provincias, 21 en domicilios particulares y 17 desde sus despachos en el palacio legislativo.

 

Lo primero que se votó y se aprobó por unanimidad fue un paquete de cinco decretos parlamentarios, entre los cuales se destacó el que estableció la realización de sesiones "en carácter remoto o virtual por videoconfernecia".

 

La votación demoró unos 7 minutos debido a que cada senador debe "loguearse" para ingresar nuevamente al sistema para votar.

Senado, primera sesión virtual, Cristina Fernández de Kirchner, Foto Presidencia 

Tras el cierre de la votación, hubo seis senadores que tuvieron que votar a viva voz: Eduardo Costa, Alfredo De Angeli, Claudio Poggi, Ernesto Martínez (Juntos por el Cambio), Magdalena Solari Quintana (Frente Renovador de la Concorcia) y Sergio Uñac (Frente de Todos).

 

Los únicos legisladores que dieron quórum con presencia física en el recinto fueron la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma Abdala, y los vicepresidentes Martín Lousteau, Maurice Closs y Laura Rodríguez Machado.

 

El Senado trata ahora los primeros 20 decretos de necesidad y urgencia (DNU) firmados por el presidente Alberto Fernández, en el marco de la pandemia de coronavirus, entre ellos, los que declararon el aislamiento social obligatorio, la prohibición de despidos y el congelamiento de cuotas de créditos hipotecarios.

 

Para este tramo de la sesión se dio lectura a la lista de oradores, quienes harán uso de la palabra a través del sistema de videoconferencia.

 

El protocolo para sesionar de forma virtual

El Senado aprobó por unanimidad el protocolo para sesionar virtualmente mientras se extienda la disposición de aislamiento social y obligatorio como consecuencia de la pandemia de coronavirus que afecta al país.

 

En la primera votación de carácter remoto, en la que seis legisladores debieron expresar su voto a viva voz por problemas técnicos, los senadores avalaron el mecanismo mediante el cual se desarrollarán las sesiones hasta que se levanten las restricciones sanitarias y para circular que impiden a los legisladores asistir al Palacio Legislativo.

 

El primero de los artículos establece la realización de sesiones virtuales mediante videoconferencia de modo excepcional por 60 días, plazo que podrá ser prorrogado en tanto persista la situación de emergencia sanitaria.

 

El protocolo aprobado establece además que las sesiones tratarán sobre medidas específicas en el marco de la emergencia sanitaria, sobre leyes que requiera el Poder Ejecutivo y las iniciativas que a criterio del Congreso sean necesarias para combatir la Covid-19.

 

La modalidad acordada es la de videoconferencia a través de la plataforma Cisco Webex, que funcionará de forma integrada con herramientas de Microsoft.

 

En cada sesión, los senadores y senadoras ingresarán a la plataforma con un código de acceso individual, entregado a través de funcionarios del Registro Nacional de las Personas (Renaper) o del Registro Civil de cada provincia.

 

Oficiales del Registro Nacional de las Personas o del Registro Civil de cada provincia estarán presentes en los diferentes organismos oficiales, en los despachos o en los domicilios autorizados de los senadores para validar su identidad con dos tecnologías disponibles de identificación biométrica: toma de huella dactilar o comparación de rostro.

 

El sistema que se utilizará es un software de alto rendimiento, posicionado entre el primero y el segundo mejor sistema según atributos en los rankings mundiales, como el del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de Estados Unidos, según se informó.

 

Una vez validada la identidad, el protocolo aprobado establece que se debe contabilizar la presencia de cada senador y senadora en el tablero del recinto, ubicado en el Palacio Legislativo, a los fines de computar quórum.

Senado
Sesión virtual
Cristina Fernández de Kirchner