ESTADOS UNIDOS

California, en llamas: asciende a 600 el número de desaparecidos

El presidente Donald Trump tiene previsto visitar California para encontrarse con las víctimas de los incendios. Es el incendio forestal más mortal registrado en este estado del oeste de Estados Unidos.
Viernes 16 de noviembre de 2018

Incendios en California (Reuters)

El número de desaparecidos en el incendio que ha devastado el norte de California, en Estados Unidos, se multiplicó dramáticamente para situarse en más de 600 personas, mientras los rescatistas ubican en el terreno nuevas víctimas mortales.

 

Las autoridades informaron que la lista de personas reportadas como desaparecidas saltó de 300 a 631 durante el día, luego de que investigadores se dedicaran a revisar las llamadas de emergencia hechas cuando el llamado "Camp Fire" se desató el pasado 8 de noviembre.

 

"Quiero que entiendan que el caos con el que lidiamos fue extraordinario" cuando el fuego empezó, explicó a periodistas el sheriff del condado de Butte, Kory Honea, al intentar justificar la impresionante nueva cifra de desaparecidos.

 

Noticias relacionadas

La cifra de muertos en el "Camp Fire", que ya era el incendio forestal más mortal registrado en este estado del oeste de Estados Unidos, también ascendió a 63 después de que durante la jornada se descubrieran siete cuerpos más, declaró Honea.

Incendios en California (Reuters)

Al menos otras tres personas murieron en el sur de Californa en otro incendio bautizado como "Woolsey Fire", que desoló partes de Malibú, destruyendo las casas de varias celebridades.

 

El presidente Donald Trump tiene previsto visitar California el sábado para encontrarse con las víctimas de los incendios.

 

Muchas de las víctimas y de los desaparecidos en el "Camp Fire" eran personas ancianas que vivían en la ciudad de Paradise, ubicada en el condado de Butte, a los pies de las montañas de la Sierra Nevada. Y se cree que no pudieron huir a las llamas -que avanzaron con violencia- o que fueron alcanzadas por el fuego mientras huían en sus vehículos.

 

Según había explicado más temprano Honea, es posible que algunas de las personas en la lista de desaparecidos estén refugiadas con familiares o amigos pero muchas otras pudieron haber muerto en el incendio. Por lo que se espera que el número siga fluctuando.

Incendios en California (Reuters)

"Si usted ve la lista y encuentra su nombre, o el nombre de un amigo o familiar, por favor llame para avisarnos", dijo.

 

Investigadores tomaron el jueves muestras de ADN de familiares para ayudar a identificar víctimas, mientras cientos de efectivos y perros rastreadores trabajaban para localizar más restos humanos.

 

Las autoridades informaron que un delincuente prófugo murió en la zona de evacuación el jueves, tras una persecución a alta velocidad con la policía. El hombre era requerido por un doble homicidio en 2014 y había sido visto acampando en su auto por tres días.

 

Prácticamente cada una de las casas en Paradise quedó destruida por el incendio, que fue alimentado por fuertes vientos.

Incendios en California (Reuters)

Los equipos de recuperación de cuerpos están realizando una minuciosa búsqueda en las casas calcinadas en busca de cualquier tipo de resto humano, a la vez que examinan detalladamente los autos incendiados que quedaron esparcidos por las carreteras.

 

El departamento de bomberos de California (Cal Fire) dijo el jueves que el "Camp Fire", también el incendio más destructivo registrado en el estado, acabó con 56.655 hectáreas y ha sido contenido en un 40%.

 

Añadió que cerca de 5.500 bomberos están luchando contra las llamas y que no esperan que esté totalmente controlado por otras dos semanas.

 

El "Camp Fire" ha destruido 8.650 casas familiares y 260 locales comerciales, según Cal Fire.

 

En tanto, el "Woolsey Fire" ha hecho arder 39.660 hectáreas y está contenido en un 62%. Se espera que sea extinguido antes del lunes.

Incendios en California (Reuters)

Las autoridades aseguraron que las temperaturas más frescas y los vientos más suaves han traído un poco de consuelo a los bomberos.

 

Varias celebridades perdieron sus residencias en Malibú como resultado de ese incendio, incluidos Pierce Brosnan, Miley Cyrus, Neil Young, Robin Thicke, Shannen Doherty y Gerard Butler.

 

El gobernador de California, Jerry Brown, el secretario de Interior Ryan Zinke y el jefe de la agencia federal de manejo de emergencias (FEMA), Brock Long, recorrieron el miércoles Paradise.

 

"Esto es tan devastador que no tengo palabras para describirlo", dijo Brown en conferencia de prensa. "Parece una zona de guerra".

 

Aún no está claro cuándo podrán retornar a la ciudad los residentes.

 

El origen de los incendios está aún en investigación pero muchas víctimas han lanzado una querella colectiva en San Francisco contra la compañía local de electricidad Pacific Gas & Electricity (PG&E).

 

Según la denuncia del abogado Mike Danko, que representa a 20 víctimas del "Camp Fire", el incendio pudo haber sido causado por las "chispas de soldadura" sobre una línea de alta tensión de esa compañía.

 

Una portavoz de PG&E desmintió toda responsabilidad de la empresa. La compañía fue encontrada culpable de otros devastadores incendios que dejaron 15 muertos en California en el pasado otoño boreal.

California
Incendios
Estados Unidos
Desaparecido
Internacionales (Mundo)
Incendios en California
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Bill Gates y su conclusión “sombría” acerca del coronavirus en EE.UU. y el mundo

El fundador de Microsoft atribuyó el aumento en los cifras a la falta de pruebas y rastreo de contactos, así como a la falta de uso de máscaras. “Algunas personas casi sienten que es algo político desafortunado”, agregó.
Sábado 27 de junio de 2020

Bill GatesBill Gates, REUTERS

El fundador de Microsoft, Bill Gates, dijo que el panorama actual del coronavirus, tanto a nivel mundial como en Estados Unidos, es “más sombrío” de lo que hubiera esperado.

 

Gates, en declaraciones en un foro sobre coronavirus de CNN, atribuyó el aumento en los cifras a la falta de pruebas y rastreo de contactos, así como a la falta de uso de máscaras.

 

“El rango de comportamientos en Estados Unidos en este momento —algunas personas son muy conservadoras en lo que hacen, y algunas personas que ignoran la epidemia— es enorme”, dijo Gates.

 

“Algunas personas casi sienten que es algo político desafortunado”, agregó, algo que dice que no esperaba en Estados Unidos.

En declaraciones a Anderson Cooper y al Dr. Sanjay Gupta de CNN en el foro, Gates dijo que el hecho de que la gente todavía muera en Estados Unidos hoy muestra que el país “ni siquiera está cerca” de hacer lo suficiente para combatir la pandemia.

 

También expresó su decepción por lo que llamó la falta de liderazgo de Estados Unidos para hacer frente a este virus a nivel mundial, lo que ha llevado a los países en desarrollo, como Brasil y la India, a soportar la peor parte de la enfermedad.

 

“Estados Unidos, en particular, no ha tenido los mensajes de liderazgo o coordinación que usted hubiera esperado”, dijo.

 

Gates dijo que mantiene la esperanza de que Estados Unidos “intensifique” y ayude a llevar las herramientas, particularmente la vacuna, a todo el mundo.

Bill Gates
Coronavirus
Estados Unidos
Pandemia
IMPUESTOS DIGITALES

Italia, Francia, España y Reino Unido limitan la tasa Google tras la amenaza de EE.UU.

A través de una carta, los ministros de Finanzas de los cuatro países europeos expresaron que la nueva versión del impuesto tendrá un carácter más limitado y "facilitaría considerablemente la labor de alcanzar una solución consensuada y un acuerdo político durante este año".
Sábado 27 de junio de 2020

Google, REUTERSGoogle, REUTERS

España, Francia, Italia y el Reino Unido seguirán adelante en el diseño y aplicación de sus impuestos digitales nacionales pero suavizarán su alcance ante la amenaza de represalia de Estados Unidos.

 

Así se desprende de la carta conjunta que los ministros de Finanzas de los cuatro países europeos mandaron la semana pasada a Estados Unidos. En ella, hablan de un “enfoque gradual”, inicialmente dirigido solo a empresas de servicios digitales automatizados, lo que “facilitaría considerablemente la tarea de lograr una solución consensuada y llegar a un acuerdo político este año”.

 

Esta misiva es la respuesta a la carta que el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, hizo llegar el pasado 17 de junio a las cuatro capitales europeas. En ella anunciaba que EE UU abandonaría las negociaciones que se están llevando a cabo en el seno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre el diseño de una tasa Google a escala global. Mnuchin alegó que las conversaciones en este sentido habían llegado a un “punto muerto”, y amenazó con represalias a Madrid, París, Roma y Londres en el caso de que decidieran avanzar con sus propios impuestos de manera unilateral. Unos días antes, la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos había comunicado la apertura de una investigación a la UE y nueve países, entre ellos España, por sus tributos sobre servicios digitales.

 

“Alcanzar una solución multilateral basada en el consenso ante los desafíos planteados por la economía digital es más crucial que nunca. La actual crisis de la covid-19 ha confirmado la necesidad de una asignación justa y acorde a las ganancias obtenidas por las multinacionales que operan sin ―o con poca― presencia física” en el territorio, reza la respuesta de los cuatro países europeos, a la que ha tenido acceso este diario. “Estas empresas se benefician del libre acceso al mercado europeo. Es justo y legítimo esperar que paguen su parte justa de impuestos en los países donde crean valor y ganancias. Por lo tanto, creemos que posponer nuestro trabajo y no abordar estos desafíos constituiría un fracaso colectivo”, añadió.

 

Ahora habrá que ver qué significa el “enfoque gradual” que mencionan los cuatro ministros europeos. La misiva subraya que, “sobre la base de los resultados del trabajo técnico ya avanzado en la OCDE”, este enfoque “allanaría el camino hacia posibles soluciones de transición para debatir con Estados Unidos, en particular con respecto a los impuestos digitales nacionales existentes o futuros”.

 

En España, la tasa Google está aún en fase de tramitación, y el Gobierno calcula que pueda estar operativa a finales de 2020 para empezar a recaudar, según las estimaciones previas a la pandemia, 968 millones de euros al año. En el caso de Francia, el impuesto ya está en funcionamiento, pero París decidió congelar su cobro el pasado enero después de que Washington amenazara con imponer aranceles del 100% a productos franceses. Entonces, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo galo, Emmanuel Macron, acordaron esperar a que se avanzara en las negociaciones internacionales, las mismas de las que ahora EE UU se ha descolgado.

 

“El Gobierno no ha cambiado su posición con respecto a la fiscalidad digital (...). La carta se refiere al marco de la OCDE y por tanto no hay ninguna variación”, ha asegurado la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, este viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. “La carta está en el mismo contexto que siempre hemos trasladado a las autoridades americanas. No se hace un impuesto digital contra ningún país ni sector en concreto; se trata de adaptar una fiscalidad para el siglo XXI a un entorno y una realidad económica que, siendo digital, tiene una fiscalidad analógica, y esto está haciendo que la competencia entre los diferentes tipos de empresas sea desigual”.

 

Antes de que llegara la pandemia, la OCDE contaba con tener a finales de este año un esquema consensuado entre las más de 130 jurisdicciones que participan en las negociaciones. La organización con sede en París trabaja en dos pilares para adaptar las reglas fiscales vigentes, que se remontan a los años veinte del siglo pasado, a la nueva realidad, y en particular al reto de la digitalización. Ya había llegado a dos propuestas, de las que faltaba conocer los detalles: que las grandes corporaciones ―no solo tecnológicas― tributen allí donde estén sus usuarios, independientemente de que tengan presencia física en el territorio, y que se fije un tipo mínimo del impuesto de sociedades a escala global para evitar que las multinacionales se lleven el dinero a países con sistemas tributarios más ventajosos o a paraísos fiscales. Una técnica que grandes corporaciones y tecnológicas, como Apple, Facebook o Google, emplean para reducir sus bases imponibles.

 

Sin embargo, ante las dificultades y los retrasos en alcanzar un acuerdo en el seno internacional, varios países, entre ellos España, Francia, Italia y el Reino Unido, han decidido ponerse a trabajar en una tasa propia de manera unilateral. La Unión Europea, que en el pasado intentó sin éxito aprobar un impuesto digital comunitario, había decidido, por su parte, esperar al acuerdo de la OCDE. La reacción a la retirada de Estados Unidos de las negociaciones, sin embargo, ha dejado claro cuál es su postura: el comisario de Economía de la UE, Paolo Gentiloni, aseguró que Bruselas aprobará una tasa europea si no se logra un acuerdo en el ámbito internacional. “Hace falta una #DigitalTax adecuada a la realidad del nuevo siglo. Hace falta una negociación global. Si el stop americano lo hiciera imposible, la @EU_Commission pondrá sobre la mesa una propuesta europea”, lanzó la semana pasada en su cuenta de Twitter.

Google
Impuestos
Estados Unidos
Francia
España
Reino Unido
Italia