Xiomara Méndez Morales (NA)

El subsecretario de Gobierno y Seguridad de Ituzaingó, Alfredo Almeida, aseguró que los sujetos detenidos en ese distrito bonaerense por el secuestro y posterior asesinato de Xiomara Méndez Morales buscaban "descartar el cuerpo" de la menor, al comprobar que se encontraba muerta.

 

"Cuando los interceptan en la encerrona, (los efectivos policiales) ven en el piso del asiento trasero a la nena maniatada y la trasladan inmediatamente al hospitalito de Ituzaingó. Por eso, se piensa que (los secuestradores), estaban dando vueltas, después de tantas horas, para descartar el cuerpo", indicó Almeida.

 

En declaraciones a la prensa, el subsecretario de Gobierno y Seguridad de Ituzaingó confirmó que dentro del Fiat Duna rojo (matrícula DTF 343), los delincuentes llevaban un bidón de nafta y un acolchado, con el que presuntamente pensaban prender fuego el vehículo para deshacerse de la evidencia que los incriminaba.

 

Noticias relacionadas

"Son gente de la Capital Federal que, al verse perseguidos por seis móviles, bajaron acá por bajar", expresó el funcionario comunal.

 

Por su parte, el director del Hospital de Ituzaingó, Hugo de la Fuente, indicó que cuando llegó el cuerpo de Xiomara se comprobó que carecía de síntomas vitales.

 

"Se hicieron las maniobras de resucitación básica y avanzada pero entró sin latidos cardíacos y sin respiración espontánea", indicó.

 

Asimismo, el profesional indico que a las 5 de la madrugada se derivó el cuerpo a la Morgue Judicial de Capital Federal.