Paro de judiciales

Noticias relacionadas

 

El Gobierno de Mauricio Macri, a través de su jefe de Gabinete, Marcos Peña, informó este martes a la Corte Suprema de Justicia que no recibirán los fondos que habían requerido para hacer frente a los aumentos salariales, y dio incio de esta manera a in nuevo conflicto entre los poderes.

 

Carlos Rosenkrantz, al frente de la Corte, se enfrenta a su primera puja con los judiciales, que ya -como consecuencia de la medida- anunciaron un paro con movilización.

 

Peña fue el encargado de responder la nota que la Corte había enviado a fines de octubre y que había reiterado hace dos semanas, tras una larga demora. Peña dijo que no contestó antes a la espera de la votación del controvertido Presupuesto 2019 que se dio en el Senado.

 

El pedido efectuado por el máximo tribunal de Justicia consistía en $ 1605 millones para pagar aumentos salariales de un 10% desde el 1 de octubre y un 10% desde el 1 de diciembre. Con el 20% otorgado a mitad del año, el salario de empleados judiciales y jueces tendría una suba del 40%. Pero la Rosada puso en duda el pago de la cuota de octubre y le solicitó a la Corte que demore la última cuota para el año próximo.

 

Peña defendió el rechazo al incremento de fondos asegurando que "el Presupuesto fue sancionado con estricta sujeción a la normativa vigente en materia de responsabilidad fiscal", es decir a la necesidad de ajustar el gasto hasta cero. "En ese contexto y teniendo en cuenta el esfuerzo el gobierno nacional, gobiernos provinciales y otros estamentos del Estado, las modificaciones de partidas presupuestarias, tal como fueron pedidas, afecta fuertemente los recursos del Tesoro", agrega el funcionario.

 

"En virtud de lo expuesto solicito que el aumento previsto para diciembre de 2018 se otorgue en el próximo ejercicio fiscal", afirma Peña, que en el último párrafo adelanta que modificará las partidas para que se pague el otro 10% pero lo deja sujeto a las negociaciones entre los funcionarios del Ministerio de Hacienda y la Corte.

 

La novedad sacudió a los tribunales, donde este martes habrá un más que caliente acuerdo de la Corte, que deberá tratar una cautelar que frenó el pago del impuesto a las Ganancias para los nuevos jueces. 

 

La reunión estará marcada por la amenaza de paro que lanzó el gremio de los judiciales, que conduce Julio Piumato. La UEJN avisó que si no se efectiviza el aumento salarial realizarán un paro nacional el próximo jueves. La amenaza es extender las protestas en diciembre.

 

El gremio de Piumato afirmó que el rechazo de Peña es "una nueva y clara violación de la independencia del Poder Judicial". Por lo bajo en el sindicato sostienen que se trata de una presión encubierta de la Rosada a Rosenkrantz para que utilice los recursos que se acumularon en un fondo anticíclico durante la gestión de Lorenzetti, que siempre rechazó usarlos.