TEATRO COLÓN

Mora Godoy brilló en la gala del G20

La bailarina fue de las grandes figuras de "Argentum", el espectáculo que se realizó en el mítico escenario argentino para los asistentes a la cumbre internacional.
Viernes 30 de noviembre de 2018

Mora Godoy - Baile gala Colón G20

Mora Godoy volvió a sorprender una vez más con su arte y ésta vez lo hizo sobre el escenario del teatro Colón, la cuna de la cultura argentina por excelencia. La reina del 2x4 brindó un show coreográfico, y lo hizo en una puesta moderna con contenido multimedia, mobiliario con luces led que dejó a todos sorprendidos.

 

Bailó “Tanguera” de Mariano Mores con un arreglo sinfónico realizado por Gustavo Mozzi y orquesta dirigida por Nicolás Sorín. La coreografía creada especialmente por Mora para la ocasión contó con un despliegue visual impresionante con mas de 30 bailarines en escena que acompañaron a la gran embajadora del tango en el mundo.

Mora Godoy - Baile gala Colón G20

 FOTOS WE PRENSA

Noticias relacionadas

Mora brilló junto a su partenaire, el bailarín José Lugones, el mismo con el que deslumbró a Obama y su mujer Michelle en aquella recordada ocasión donde fueron noticia cuando se permitieron salirse del protocolo y se animaron a invitarlos a la pista.

 

Sin duda, el tango fue el protagonista de la gala del G20 y de nuevo de la mano de Mora Godoy que se mostró emocionada por este nuevo reto de su carrera que no deja de sorprenderla día a día. Todos los presidentes desde Mauricio Macri, hasta Donald Trump, pasando por Putín se quedaron maravillados y aplaudieron a la bailarina que disfrutó a pleno del show y de la merecida ovación que recibió al término de su presentación en el majestuoso teatro Colón. 

Cumbre G-20
Teatro Colón
Mora Godoy
Tango
#MIRACOMONOSPONEMOS

Mora Godoy denunció que fue acosada por un bailarín: “Me echó del ballet”

La talentosa bailarina aseguró que estuvo un año sin trabajar por el maltrato que sufrió de parte de un colega. Además, aseguró el hombre es conocido "pero no diría su nombre".
Domingo 13 de enero de 2019

Mora Godoy

La bailarina, Mora Godoy, contó que fue víctima de acoso por parte de un colega, conocido públicamente.

 

Ante la consulta de Mirtha Legrand sobre una situación de acoso, Godoy expresó: “Sí, hace muchos años. Es conocido, pero yo no lo diría (su nombre)”.

 

“Fue feo porque me echó del ballet, y ahí me planteé si seguía con el tango o no. Son esas cosas que te pueden marcar para bien o para mal. Nunca, jamás en mi vida accedí a algo que no quería. Hice la carrera como la hiciste vos, de a poco, con mucho esfuerzo, con muchísimo sacrificio y sin ayuda, prácticamente todo a pulmón”, explicó la artista.

 

Además, la coreógrafa manifestó: “Yo estuve un año sin bailar porque no quería, pero después cambié de lugar y retomé. Por suerte tengo mucha personalidad y, sobre todo, perseverancia y esfuerzo. Toda mi carrera está hecha a base de trabajo”.

 

El periodista, Alfredo Leuco, que también formó parte de la mesa, acotó al respecto: “Qué despreciable. Por supuesto que todos los abusos, las violaciones, todas son despreciables, pero presionar a una mujer en un tema laboral es de una basura humana. Porque siempre es malo, pero jugar con el dinero es realmente monstruoso“.

 

“Siento que muchas veces se descalifica, sobre todo a la mujer. Hoy si me escriben algo de eso -la gente se siente con el poder de insultar o de decir cosas feas-, ya no me llega porque son tantas las cosas lindas que me dice el público que solo me concentro en trabajar y en hacer coreografías, sin pensar en los ataques”, concluyó Mora Godoy.

Mora Godoy
Bailarina
Acoso
#MiraComoNosPonemos
Espectáculos (Alfombra Roja)
PRÓCER DEL TANGO

Llame a la suerte y diga “Pugliese”, que hoy cumpliría 113 años

Domingo 2 de diciembre de 2018

Osvaldo Pugliese, música, tango

 

El gran Osvaldo Publiese nació el 02-12-1905 y murió el 25-07-1995. Debutó en "El Nacional" el 11-08-1939.

 

“El tango es una inmensa patria. Porque carece de fronteras”.

 

Un mito popular, muy arraigado especialmente en el ambiente de los músicos, dice que cuando se presenta una dificultad, hay que decir 3 veces ¡Pugliese!, en referencia a Don Osvaldo Pugliese. Hecho esto, vendrá la suerte y se resolverán situaciones complicadas.

 

Entre las figuras de nuestra música popular, hubo hombres de gran talento y muy coherentes con sus convicciones, que hicieron de la ética, una manera de vivir.

 

Pero en muy pocos como en Osvaldo Pugliese, se reunieron ambas cualidades y, tanto es así que hasta su apellido Pugliese fue acompañándose por el apodo de “El Maestro”, un rótulo que su modestia tardó mucho en aceptar.

 

Corría la década del cuarenta. Las grandes orquestas típicas tenían sus seguidores.

 

Algunos gustaban del ritmo vertiginoso de D’Arienzo en el “Chantecler”; otros se
identificaban con el melodioso Sr. del tango, Carlos Di Sarli.

 

Los porteños del centro escuchaban especialmente a Troilo.

 

En el interior, se aclamaba fervorosamente a De Angelis.

 

Pero en Barracas… en San Telmo, en el Gran Buenos Aires, estaba la “hinchada” si cabe decirlo, así de nuestro hombre, que parecía ejecutar a medida para los bailarines.

 

Pugliese fue en el aspecto personal un hombre medido, sin duda tímido.

 

Tuvo una sola hija de su primer matrimonio, que heredó su alma tanguera.

 

Luego en un segundo matrimonio, lo acompañó por muchos años una mujer, Lidia, que controlaba casi religiosamente su salud… y sobre todo su economía, rubros ambos que a Osvaldo Pugliese, jamás le importó cuidar.

 

Hay una fecha que ya es histórica: 11 de agosto de 1939.

 

Faltaban sólo 20 días para que se desencadenase el horror de la Segunda GuerraMundial. 

 

Y en ese agosto de 1939 una nueva orquesta debutaba en el prestigioso café “El Nacional”, con un cantor joven, Amadeo Mandarino.

 

Dirigía la orquesta un hombre de baja estatura, delgado, sobrio en el decir y en sus
maneras.

 

Tenía 34 años, ¿su nombre? Osvaldo Pugliese.

 

Aunque era joven todavía, ya tenía 20 años como profesional.

 

Fue pianista de Roberto Firpo, de Pedro Maffia de Elvino Vardaro.

 

También lo contaron en sus filas, siempre antes del debut en “El Nacional”, Pedro Laurenz y Miguel Caló.

 

Pugliese llegó a sumar en total más de 55 años ininterrumpidos de actividad.

 

Actuó con su orquesta en países como Japón, Rusia, China, Francia.

 

Un periodista le preguntó una vez a Pugliese:

 

-“Y Ud. ¿Cómo se define con respecto a la música que ejecuta?”.

 

Y sin falsa modestia, este grande que por serlo no necesitabamostrar su grandeza, le respondió: -“Soy un “laburante” de la música”.

 

Y él lo sentía así, dado que era un músico de primer nivel.

 

Porque “el gran artista es lo más parecido a un niño”.

 

Y era realmente grande. Además la música, más que sonido, para él era oxígeno.

 

Pasaron por su orquesta ejecutantes como: Penon, Julian Plaza, Mederos y muchos otros.

 

Y cantores como Chanel, Vidal, Belussi, Montero y luego los últimos: Guida y Abel Córdoba.

 

Un gran dolor signó los últimos años de Pugliese.

 

Dos años antes de fallecer él, moría el mayor de sus 3 nietos, un hijo de su hija. El HIV, esa cruel y misteriosa enfermedad, le quitó la vida a Osvaldito Pugliese, que además de tener su mismo nombre, compartía el fervor musical de su abuelo.

 

Fue “uno de esos dolores para los que las lágrimas, no alcanzan…” Osvaldo Pugliese mencionó muy pocas veces ese trágico hecho.

 

Pudo sí –por su mesura- guardar sus lágrimas. Pero lo que no pudo guardar… fue su dolor.

 

Porque “las heridas espirituales no sangran, pero lloran”.

 

Cuando el autor de “Recuerdos”, “La Yumba”, y de tantas otras joyas moría en Buenos Aires a los 89 años, un 25 de julio de 1995 muchos pensamos y lo diré en forma de aforismo que: “Los espíritus superiores no necesitan vencer. Necesitan dar”.

 

Por José Narosky

*INVITADO DEL DÍA DE DIARIO26.COM

Osvaldo Pugliese
Tango
Música
Espectáculos (Alfombra Roja)
aniversario