Riesgo país - economía argentina

El índice Riesgo País mide entonces el “riesgo” que ve el mercado en cada uno de los países expresado en sus bonos. Producido por el Banco JP Morgan midiendo la diferencia (spread) entre las tasas de interés que pagan los bonos denominados en dólares emitidos por países subdesarrollados y los Bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Noticias relacionadas

 

La Argentina sufre una suba de estas cifras que son alarmantes: en diciembre de 2017 fue superior en promedio un 3%, durante el primer cuatrimestre de 2018 la diferencia pasó al 14%, el segundo al 40%, mientras que el promedio diferencial de riesgo en lo que va de este tercer cuatrimestre es del 59%. El riesgo argentino está subiendo más que el resto.


Lo que es más llamativo de todo es que cuando Macri anunció el retorno al FMI el 8 de mayo pasado, el riesgo país era de 488 puntos básicos. Aún con todos los desembolsos obtenidos y el apoyo, no obstante, esta semana abrió en 750. Recurrir al FMI no logró despejar dudas en el mercado, luego del anuncio las cifras de medición pasaron de 488 puntos a 750.

 

Ante este panorama los analistas buscan determinar a qué valor se encontrarán las mediciones para las elecciones presidenciales de octubre. Ante el panorama donde la presión, desconfianza e incertidumbre siguen aumentando.

 

El “riesgo político” irá en aumento, el nivel de ayudas externas irá en descenso ya que para 2019 los desembolsos del FMI cubrirán el 50% de los vencimientos de deuda, en 2020 en el orden del 15% y en 2021 el país deberá empezar a devolver el dinero al FMI.


Ante este panorama, los especialistas indican que la mejor opción es reestructurar o ven al default como inevitable: si los rendimientos de los bonos argentinos del primer semestre de 2019 se duplican e incluso triplican para el 2020, puede pasar que las proyecciones del mercado se adelanten y forzar la cesación de pagos para antes de lo previsto.

 

El dólar, ante este panorama, no ha parado de subir al igual durante la mayor parte del 2018. Las reservas del Banco Central están 4,5 MM por debajo del valor en que iniciaron el año. El gobierno entrega dólares sin conseguir resultados, dejando a la economía cada vez más débil.

 

De continuar, las reservas del Banco Central seguirán cayendo, el dólar se dispará al igual que el aumento del riesgo país.