Misoprostol

El año 2018 estuvo marcado por el debate por la legalización del aborto. Diputados aprobó el proyecto de ley, que finalmente el Senado rechazó el pasado 9 de agosto. Tras este suceso que se ganó la atención de todo un país, una semana después fue aprobado el uso de misoprostol en hospitales. 

 

La droga tiene fines gineco-obstétricos y solo se podía utilizar en los nosocomios. Hasta dicho momento, solo estaba aprobado para fines gástricos y en la combinación con diclofenac.

 

Sin embargo, el 31 de octubre, lo que sólo podía encontrarse en hospitales se extendió a las farmacias.

 

Noticias relacionadas

Tras la aprobación de la ANMAT, el medicamento se puede conseguir a un precio de $2895,50, valor que incluye los 12 comprimidos necesarios para interrumpir un embarazo.

 

Las polémicas por esas noticias no tardaron en llegar y hasta se compararon las decisiones tomadas por la Autoridad de Medicamentos: por un lado, se autorizó el misoprostol y por otro, por ejemplo, se prohibió la venta de un chupetín.

 

Dicha comparación fue realizada por el periodista Alexander Beglenok, miembro de la Fundación Libre. Allí denuncia que los abortos clandestinos son fomentados por la ANMAT y no por el colectivo Pro Vida.