BOLSA PORTEÑA

Noticias relacionadas

 

Si de activos financieros se trata, las acciones locales de las principales firmas argentinas sufrieron un año realmente muy complicado.

 

Los números, fríos pero concretos, hablan por sí solos: los papeles de 22 empresas del Merval perdieron la mitad de su valor durante 2018, con bajas muy marcadas que llegaron hasta un 75% en la capitalización bursátil, o sea, la medición que indica cuánto vale una compañía de acuerdo al número que le pone el mercado.

 

La pérdida para las empresas argentinas fue millonaria: concretamente US$34.905 millones.

 

Esto ha mostrado una baja del 50,7%.

 

Diego Falcone, head portfolio manager de Cohen, puso las cosas más claras y habló sobre lo sucedido con los mercados emergentes, que en promedio se despolmaron un 15,7% desde principios de 2018 hasta fin de año, y con el índice de Wall Street S&P 500, que bajó 5,3%.

 

La cuenta anterior no consideró a la petrolera Petrobras ni tampoco a la siderúrgica Tenaris dado que se vieron menos afectadas que el resto de las firmas por el "riesgo argentino" y tienen una parte sustancial de sus negocios en el exterior de la Aergentina.

 

"El castigo empezó a inicios de este año. En abril empezaron a caer los bonos; en mayo, las acciones", detalla Sebastián Maril, analista de Research For Traders, y comienza a esbozar explicaciones. "Casi el 80% de todo lo que pasó ha sido
culpa nuestra, factores internos", continuó explicando Falcone.

 

Entre esos factores internos, se indican los errores económicos cometidos por el Gobierno de Mauricio Macri, los casos de corrupción y la incertidumbre política imperante de cara a un año electoral como 2019.

 

El resultado de ese combo explosivo en el frente interno, más el temor por el riesgo emergente que amenazó al mundo desde inicios de 2018, es que algunas empresas locales en el índice bursátil Merval hayan caído en más de la mitad de su valor.

 

Entre las empresas que más se desvalorizaron se cuentan Cablevisión Holding, que acumulaba un valor de US$4567 millones el 31 de diciembre de 2017 y, al cierre del último viernes de diciembre, bajó dramáticamente hasta los US$1143 millones; Banco Supervielle, que pasó de valer US$2756 millones a US$767 millones; y Metrogas, que pasó de US$1375 millones a US$400 millones.

 

La capitalización bursátil de las tres empresas bajó entre un 70% y un 75%, más de 20 puntos por encima del promedio general. Salvo en el caso de Cablevisión Holding, que está en un proceso de fusión, quien compró una acción de estas
compañías el 31 de diciembre de 2017, hoy cuenta con un activo un cuarto por debajo de lo que valía en esa fecha.

 

Voceros de Metrogas comentaron que la pérdida fue sobre todo por la devaluación del peso argentino, porque la compañía tomó deuda financiera en dólares.

 

Por otro lado, Cablevisión Holding perdió en su valor mucho más más que su controlada Telecom (posee el 40%), que cayó un 4,4%. La diferencia está en que el grupo tiene un float menor, entonces cuando hay un sell-off de compañías argentinas, lo primero que se abandona son los vehículos menos líquidos, por eso el precio de la acción de Cablevisión Holding es más sensible a los shocks negativos de la economía argentina.

 

El Banco Supervielle y otros bancos, como Macro o Galicia, también tuvieron fuertes caídas en su capitalización por arriba del 60% en el año.