Sabrina Rojas y Luciano Castro

Luego de que Luciano Castro, vía WhatsApp, confirmara la separación con Sabrina Rojas, la modelo habló por primera vez en televisión de las razones por las cuales decidieron poner punto final a la historia de amor.


"No tenemos nada que ocultar y no le debemos nada a nadie. ¿Por qué no puedo decir que estamos separados? Cuando tomamos la decisión de separarnos ya teníamos las vacaciones armadas. Estamos viviendo bajo el mismo techo, estamos juntos en la playa; lo que no vas a ver es un mimo", comenzó la actriz desde Mar del Plata, donde pese a la ruptura veranea con el actor, así como lo hicieron en todos estos años.

 

En un móvil desde Mar del Plata con "Intrusos", la actriz explicó que hubo un "desgaste" en la pareja de casi 10 años y descartó que se tratara de alguna infidelidad. En declaraciones al programa de chimentos, explicó: "A lo mejor no es definitiva, a lo mejor sí, a lo mejor necesitamos más separaciones para llegar a la definitiva… -declaró, haciendo mención táctica a otras crisis que atravesaron en casi una década juntos-. A lo mejor hace que volvamos con más fuerza".


"Hubo un hastío. Nos cansamos. Llegamos a ser como hermanos. Estamos empachados, y tenemos que curarnos del empacho; a lo mejor se cura, a lo mejor no", manifestó cuando fue consultada sobre quién tomó al decisión de separarse.

 

Reiterando que fue una separación en buenos términos, agregó: "Estamos bien, pero transitando una separación. Y nos agarra nostalgia, enojo, todo… Pero somos dos personas que pueden convivir bajo el mismo techo, sin problema. Acá vivimos una fantasía; la verdad la vamos a tener cuando volvamos a Buenos Aires".


Con respecto a como se acostumbra a esta nueva situación, agregó: "No pasó nada como para que no nos podamos ver. Yo le digo Gordo, y él un par de veces me dice 'Mi amor'. Sí, es raro… Y hay días que nos miramos y decimos: '¿Da para separarnos…?'. Pero es solo un segundo. Y abrazos, nos damos miles" y explica sobre la convivencia de temporada que " a veces lo veo y digo '¡Menos mal que me separé!', y otras veces: 'Mirá este gordo que me estoy perdiendo…'".

 

Siendo consultada por aquel hackeo que sufrió en Instgaram, reveló: "Todos los meses me sale que desde Hurlingham quieren entrar a mi teléfono. A lo mejor es más común de lo que pensamos", advirtió, y descartó que alguien cercano a la familia haya ingresado a la cuenta para dejar esas palabras. "Aunque en algún momento lo pensamos".

 

"El que escribió el mensaje es alguien que quiso hacer una maldad. Dijeron las palabras que generan escándalo. Todos conocemos a Luciano. ¡¿Qué drogadicto?! Es una locura. Nos pareció una pelotudez tener que aclarar algo que no hicimos, que no somos", aseguró.

 

"Luciano es malhumorado, intenso, te pudo nombrar un par de cosas, lo sabemos todos. Pero de ahí a ser violento… es otra cosa", dijo Rojas, pidiendo prudencia. "A mi marido, a mi ex ahora, aunque no me acostumbro, lo voy a defender siempre porque es un buen tipo", afirmó y confesó que Castro cerró su cuenta "¡Porque se asustó!".