Prevención de Hantavirus en Epuyen
Desde que se detectó el primer caso en noviembre pasado, la enfermedad transmitida por el ratón conocido en la zona como "colilargo", se cobró 9 muertes.


El miedo en Epuyén, una pequeña comunidad de 4.000 habitantes dedicada principalmente al turismo, no sólo tiene que ver con la enfermedad sino con la crisis económica que representa.


El contagio de persona a persona esta vez ocurrió a una velocidad que superó la previsión de las autoridades. Todo habría comenzado en una fiesta de 15, celebración a la que acudió un hombre que estaba infectado.

Noticias relacionadas

 

A partir de ese momento, el virus se propagó entre los allegados. Él hombre sobrevivió, pero la enfermedad terminó con la vida de 9 familiares y vecinos. Lo cierto es que la angustia y la preocupación crece y hasta dictaron la orden municipal de alerta para contener el brote.

 

En tanto y según reconoció el intendente de Epuyén, Antonio Reato, en declaraciones a Infobae, la situación es "complicada" y los barbijos "asustan un poco", aunque su uso es preventivo y sólo obligatorio para quienes estén sospechados de portar el virus o estén infectados.

 


"Estamos peor que en el peor mes del año cuando no hay turismo", reveló sobre el impacto de la enfermedad en el turismo. Por su parte, el viceministro de Salud de la provincia, Fabián Puratich, recomendó "no bajar la guardia" ya que "no hay posibilidad de erradicar la enfermedad" porque "es como querer erradicar la gripe".

 


En Epuyén unas 86 personas se encuentran en condición de aislamiento en sus hogares debido a que estuvieron en contacto con alguno de los casos positivos de hantavirus. Hay internados 8 pacientes, 4 de ellos en terapia intensiva en Esquel y no se descarta que la cifra de muertos siga en aumento.