Alquileres - aumentos

Los alquileres en la provincia de Buenos Aires subirán este año entre 25 y 30 por ciento, según una estimación del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos bonaerense.



El vicepresidente de la entidad, José María Sacco, estimó que los ajustes para los próximos meses en el costo de los alquileres "no apuntarán a compensar el retraso frente a la inflación y estarán en niveles acordes a la prevista para el año".



Advirtió que el año pasado la rentabilidad de los propietarios "cayó 18 por ciento" en comparación con el aumento general de precios.



En declaraciones a NA, Sacco señaló que el costo de los alquileres el año pasado se ubicó "bastante por debajo del nivel de aumentos de los alquileres de propiedades con destino para vivienda".



"Los alquileres el año pasado subieron entre 25 y 30 por ciento, con lo cual se ajustaron un 18 por ciento por debajo de la inflación oficial", explicó Sacco.



Agregó que "durante este año la pauta de incrementos que deberán afrontar los inquilinos será similar a la del año pasado, entre un 25 y un 30 por ciento, también".

Noticias relacionadas



Explicó que ese porcentaje de aumento se ajusta a las previsiones de inflación realizadas para este año por el Presupuesto elaborado por el gobierno nacional, que prevé un nivel de aumentos generales de precios del 23 por ciento y también las proyecciones de las consultoras privadas.



"El costo del alquiler se rige mucho por el poder adquisitivo y los salarios de la gente, por eso, si bien los aumentos de sueldos estuvieron en torno al 30 por ciento y hubo sectores que lograron mejoras que casi equipararon a la inflación las propiedades no se ajustaron a ese nivel porque las tarifas también inciden mucho en el salario y el presupuesto familiar", explicó Sacco.



El empresario inmobiliario explicó que por estos mismos motivos, mientras "la rentabilidad histórica del alquiler de una propiedad estaba en torno al 3 por ciento, hoy oscila entre el 1 y el 2 por ciento".



Añadió que "con salarios de miseria, no puede haber alquileres rentables, porque esta actividad está atada a ese mercado y al consumo interno".



Sacco remarcó que "efectivamente, los alquileres subieron menos que la inflación y es un dato que desmitifica esa falacia que se había montado en torno a los alquileres y su supuesta alza exorbitante".



Dijo que "siempre es conveniente mantener la propiedad porque una vez recuperado el poder del salario, la rentabilidad del alquiler se recupera".