Julen - rescate del pozo

(Reuters)

Julen Roselló, el niño que cayó el pasado domingo 13 de enero por un pozo en la localidad malagueña de Totalán y cuyo cuerpo sin vida fue hallado este sábado de madrugada, sufrió un traumatismo craneoencefálico severo, según revela el diario El Mundo, y politraumatismos compatibles con la caída, según el informe preliminar de la autopsia.

Noticias relacionadas

 

La autopsia determina que el pequeño se precipitó de pie en el pozo y que sus brazos estaban hacia arriba, según han indicado fuentes cercanas a la investigación. Asimismo, la muerte se habría producido muy poco después de la caída en el pozo el 13 de enero, que fue cuando se activó la alerta para el rescate del niño.

 

El caso pasó ahora a manos de la justicia, indicó a la prensa el delegado del gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, quien horas antes había anunciado en Twitter el hallazgo del cuerpo sin vida del niño a la 01h25 de la madrugada local.

 


El diario local Málaga Hoy, que cita a fuentes cercanas al caso, informó que en la autopsia se halló que Julen falleció el mismo día de la caída como consecuencia de "un traumatismo craneoencefálico".



El pequeño Julen Roselló cayó por accidente, según sus padres, el 13 de enero en un pozo abandonado de 25 centímetros de diámetro y más de 100 metros de profundidad cavado para buscar agua.



El pequeño jugaba en un terreno perteneciente a un familiar mientras sus padres almorzaban cerca del pozo, que según las autoridades se cavó sin autorización.



Según los primeros elementos de la investigación citados por Gómez de Celis, Julen sufrió una "caída libre de 71 metros".



"Lo que sí sabemos por parte de los investigadores es que la posición del cuerpo determina que la caída libre llegó hasta 71 metros y se topó con un suelo de tierra", dijo Gómez de Celis.



La hipótesis "más probable" es que en la propia caída arrastró arena, tierra que habría cubierto el cuerpo del niño, lo que impidió que se bajara una cámara para localizarlo.



Corresponderá a un juez en Málaga, la provincia donde se encuentra Totalán, determinar las "posibles responsabilidades de la muerte de Julen", dijo el prefecto que llamó a cerrar los pozos ilegales excavados en el país y especialmente en Andalucía.