Soterramiento del tren Sarmiento (Foto: Cedoc - Perfil)

El Gobierno decidió frenar la obra de soterramiento del ferrocarril Sarmiento y la medida afectó a unos 100 trabajadores, que se quedaron sin trabajo tras ser suspendidos.

 

En medio de fuertes restricciones presupuestarias, se detuvieron las tareas de excavación del túnel, que ya tiene 7 kilómetros, de una obra que debería llegar a 18 kilómetros.

 

También cesó la fabricación de anillos de cemento (dovelas) para el túnel. Y suspendieron unos 20 contratos con proveedores del Consorcio Ghella y Sacde, que tenían a su cargo los 60 camiones que transportaban el barro que se sacaba del túnel y la provisión de insumos, como armazones de hierro y el cemento para las dovelas, entre otros.

 

Noticias relacionadas

Fuentes gremiales mostraron su preocupación ya que consideran que al frenar la fábrica de dovelas se abre un interrogante sobre la continuidad de la obra entre Villa Luro y Caballito.

Soterramiento Sarmiento - Coimas

"Nosotros teníamos 24 camiones, pero nos dijeron que los teníamos que sacar a todos, antes del 31 de enero. Así que ya no vamos más ahí", dijo un ex empleado de Mautino Construcciones, que ahora está sin trabajo. Este miércoles fue desmontada la hormigonera del obrador de Haedo, y los camiones se llevaron piedra, arena y cemento.

 

Más allá de cómo se resuelva la situación de los 60 trabajadores, unos 20 subcontratistas recibieron esta semana las notificaciones del Consorcio Ghella y Sacde con la suspensión en la fábrica de anillos de hormigón, en las obras de excavación del túnel y en el transporte de la tierra que se quitaba de ahí, entre otros proveedores. También ya se retiraron los containers y la hormigonera.

 

En la fábrica de dovelas hacían cada anillo del túnel, que está formado por siete piezas de 1,85 metro de largo. Seis son simétricas y una es diferente para darle la curvatura al túnel. Podían producir hasta 20 dovelas por día, porque debían pasar unas cinco horas por los hornos de secado.

 

El soterramiento del Sarmiento tiene un presupuesto total de 3.000 millones de dólares, que están siendo aportados por el Estado nacional. Pero ahora todo quedó en veremos y habrá que ver cómo se reorganizan los plazos establecidos para terminar la obra, cuya finalización estaba prevista para 2022.