DOLOR E INCERTIDUMBRE

A tres meses de su hallazgo, familiares de tripulantes del ARA San Juan, sin respuestas

Los familiares denuncian que solo se conocen tres imágenes borrosas del submarino, editadas por la Armada, de las 67.000 que dicen tener. La jueza no pudo verlas hasta ahora porque los archivos “están dañados o no tenía el software necesario”
Miércoles 13 de febrero de 2019

ARA San Juan - Hallazgo

A tres meses del hallazgo del ARA San Juan, ni la jueza de Caleta Olivia, Marta Yáñez, ni los familiares de los 44 tripulantes del submarino han podido observar y analizar las 67 mil imágenes que la empresa Ocean Infinity dijo haber tomado de la nave hundida a 903 metros de profundidad.

 

Fuentes de la investigación señalaron que “la jueza le ha pedido al Servicio de Hidrografía Naval de la Armada el software con que cuenta el organismo y que lo utilizará muy pronto para acceder a la totalidad de los contenidos”.

 

La abogada, que en esta causa cuenta con el acompañamiento del Estudio Burlando, sostuvo que por ahora “los familiares de los 44 tripulantes y todos los argentinos, hemos tenido que conformarnos con ver tres fotos oscuras, parciales y editadas por la Armada, en las que se ve muy poco” sobre el estado en que se encuentra la nave.

Familiares - ARA San Juan

Noticias relacionadas

“Cuando observamos las fotos que fueron difundidas por la Armada, nos llamó la atención que en las zonas de fecha y datos se veía un sombreado de color azul y al respecto, se nos informó que fue la Armada la que ‘las editó (con los datos) en castellano’”, señalaron familiares.

 

Como querellante, Valeria Carreras hará una presentación ante la jueza Marta Yáñez “para que podamos acceder a las 67 mil imágenes que nos dijeron que se han tomado” en el lugar del hallazgo porque “lo que está pasando con las fotos hace que los familiares sigan teniendo dudas razonables sobre la información oficial”.

 

El 10 de diciembre pasado, la jueza de Caleta Olivia envió un oficio a la Armada, para pedir información sobre las razones de la imposibilidad de ver las imágenes tomadas desde el barco Seabed Constructor, de la empresa Ocean Infinity, en la búsqueda de una respuesta para solucionar el problema.

Submarino ARA San Juan

La jueza les comunicó que “al momento de certificar el contenido del disco rígido WXNIE877X986 identificado como 13 Target Linstin y 18 Catlix Camera Photomosaic se encontraban vacías (‘O’ Bytes)”. Al mismo tiempo “de la carpeta identificada como 8 Cailix Camera Photomosaic /site Image stitching not corrected no se pudo visualizar el contenido del archivo individualizado como LR30 LR37 Part-1 modificldtif”. La imposibilidad se dio “tanto en ordenadores como software de base Windows 10 como en Mac Osx 10,13 con características técnicas suficientes para su reproducción”. El problema de este archivo es que “aparece como ‘dañado’”.

 

La doctora Yáñez pidió también que “se haga saber” al titular de la Dirección General de Material Naval que “conforme acta de protocolo , rubricada con fecha 03/12/18 por el capitán de navío Héctor Alonso (ARA) y el señor Timothy Maise (Ocean Infinity) en Ciudad del Cabo, república de Sudáfrica”, el disco rígido “contendría 156.613 archivos, 1447 carpetas y el espacio de memoria ocupado alcanzaría los 704.126.376.713 Bytes”.

ARA San Juan
Hallazgo ARA San Juan
Familiares de tripulantes
Investigación
Info General (Sociedad)
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Coronavirus: video muestra hasta dónde pueden viajar las partículas de saliva de un estornudo

La investigación publicada en las últimas semanas mostró que las pautas oficiales de distancia social dadas por la OMS y los CDC se basan en información desactualizada sobre la tos y los estornudos.
Jueves 9 de abril de 2020

Muejr estornudando, estornudo, saludLas partículas del estornudo pueden viajar a viarios metros sobre nosotros.

Un estudio realizado por una científica del Massachusetts Institute of Technology (MIT) sugiere que la cepa puede viajar más allá de ese metraje y que en verdad deberíamos mantenernos a unos prudenciales 27 pies, es decir unos 8 metros. El cálculo fue realizado por Lydia Bourouiba, profesora de esa institución académica, una de las más prestigiosas de los Estados Unidos y del mundo.

 

La investigación publicada en las últimas semanas mostró que las pautas oficiales de distancia social dadas por la OMS y los CDC se basan en información desactualizada sobre la tos y los estornudos. Las novedosas directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro para el Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) sugieren que las personas en todo el mundo deben mantenerse aproximadamente a seis pies o dos metros de distancia. Desafortunadamente, según la profesora asociada del MIT, “las gotas que contienen patógenos de todos los tamaños pueden viajar de 23 a 27 pies”.

 

“Un estornudo humano puede expulsar gotas de líquido y organismos potencialmente infecciosos. La expulsión dura hasta 150 mseg y luego pasa a una nube de turbulencia libre. Las gotas más grandes se depositan rápidamente a una distancia de 1 a 2 m de la persona. Las gotas más pequeñas y de evaporación quedan atrapadas en la nube turbulenta, permanecen suspendidas y, en el transcurso de segundos a unos pocos minutos, pueden recorrer las dimensiones de una habitación y aterrizar hasta 6 a 8 m de distancia”, advierte la especialista en una investigación que publicó la revista médica The New England Journal of Medicine.

 

La conclusión de Bourouiba contradice las recomendaciones hechas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de los Centros para el Control y Prevensión de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) que hablan de un distanciamiento social de tres pies (un metro, aproximadamente) y seis pies (alrededor de dos metros). De acuerdo a su investigación, la científica dijo que actualmente ambas organizaciones basan sus proyecciones en “gotas grandes” como el método de transmisión y la idea -cierta- de que esas gotas pueden recorrer una distancia relativamente corta.

 

 

La investigación, sobre todo, exige mejores medidas para proteger a los trabajadores de la salud, aquellos que más en riesgo están en la lucha contra el virus mortal. Pero además, este nuevo parámetro de distanciamiento social podría evitar más contagios entre personas que estornudan o tienen tos, dos de los síntomas que indicarían que la cepa podría estar en el organismo.

 

“La dicotomía entre las gotas grandes y las pequeñas sigue siendo el núcleo de los sistemas de clasificación de las rutas de transmisión de enfermedades respiratorias adoptadas por la Organización Mundial de la Salud y otras agencias, como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Estos sistemas de clasificación emplean varios límites arbitrarios de diámetro de gota, de 5 a 10 μm, para clasificar la transmisión de huésped a huésped”, dice el estudio de Bourouiba publicado hace pocos días en el Journal of the American Medical Association, una de las revistas más prestigiosas sobre divulgación.

Investigación
Coronavirus
OMS
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

"No es una creación de laboratorio", científicos demuestran origen natural del coronavirus

La pandemia que ya ha dejado más de 70.000 muertos, ha transformado el mundo tal como lo conocimos.
Lunes 6 de abril de 2020

Coronavirus, laboratorios, saludCoronavirus, REUTERS.

La pandemia de coronavirus está dejando casi 2 millones de personas contagiadas y más 70.000 muertos y la misma ha alimentado una serie de teorías conspirativas que surgieron poco después de que se dieran a conocer los primeros casos en China, en enero de este año.

 

Una de ellas habla de que fue creado en un laboratorio chino y esparcido como arma biológica en contra de otras potencias. Otra afirma que el virus “escapó” del laboratorio por negligencia de los investigadores chinos.

 

Pero en las últimas semanas, avances científicos dan por desmentidas las hipótesis.

 

Los especialistas pudieron dar con la conclusión de que el SARS-CoV-2 no es una invención humana, sino que es producto de la naturaleza ya que se analizó el material genético del virus con los de laboratorios.

 

Robert E. Garry, profesor de la Universidad de Tulane, EE.UU., y uno de los miembros del equipo de investigación, dijo: "Pudimos determinar, a partir de decodificar el material genético del nuevo coronavirus, que no se trata de una creación de laboratorio, sino que es producto de la evolución natural".

 

Garry agregó: "Si se tratara de una construcción de laboratorio, se tendría que haber utilizado un virus previamente conocido como plantilla. El virus más cercano al SARS-CoV-2 es un virus de murciélago que fue secuenciado después de que comenzó la pandemia. Además, ese virus de murciélago es solo un 96% similar al SARS-CoV-2. No es posible completar esa distancia genética (4%) en un laboratorio”.

 

La investigación concluye que el nuevo virus tenía un origen totalmente natural. El informe fue publicado con el nombre "Una aproximación al origen del SARS-CoV-2" en la edición de marzo de la revista Nature Medicine.

Coronavirus, REUTERS 

"Comparamos todos los virus que podían servir como plantilla, incluidos estos que fueron hallados en el pangolín y los murciélagos, y los cálculos de la computadora señalan que no se hubiera podido crear en un laboratorio un virus que tuviera esta capacidad de infección. La naturaleza encontró una mejor manera que cualquiera que un humano hubiera podido diseñar", aseveró Garry.

 

"Ahora somos conscientes de que existe una nueva posible forma de generar coronavirus que pueden afectar al ser humano: la combinación entre dos coronavirus en la naturaleza. Ya sabemos que el SARS-CoV clásico y el MERS -otro virus que produce afecciones respiratorias- saltan de los animales a los humanos sin cambios. Ahora conocemos también que los coronavirus de animales pueden recombinarse para hacer nuevos coronavirus que representan amenazas de pandemia, como lo estamos viendo", explicó.

 

Y concluyó: "Caracterizar los coronavirus en animales, especialmente en murciélagos, es una alta prioridad".

 

Josie Golding, jefa de epidemiología de la organización Wellcome Trust, comentó: "El informe habla sobre un sistema genético inverso, que es básicamente cómo se puede observar el virus y luego modificarlo. Pero por la forma en que este virus ha evolucionado, ninguno de los sistemas genéticos inversos conocidos se aplica. Esto pone fin a cualquier especulación sobre una ingeniería genética deliberada".

 

"Podemos sugerir, a partir de lo que hemos hallado en nuestros análisis, dos escenarios sobre el origen del virus: primero, que podría haber un proceso de selección natural en un huésped animal antes de la transferencia zoonótica (es decir, de animales a humanos). Y el segundo, que se pudo haber producido una selección natural en humanos después de la transferencia zoonótica, donde también pudo ocurrir un proceso de selección natural durante el pasaje, lo que podría haber dado lugar a SARS-CoV-2", concluyen los científicos.

MAPA INTERACTIVO CON AVANCE DEL CORONAVIRUS EN EL MUNDO

Coronavirus
Pandemia
Investigación