Cortes de luz - Cortes Edenor y Edesur Familias

El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) pidió a Edenor y Edesur informes con los detalles sobre los cortes de luz producidos entre septiembre de 2018 y enero de este año, a fin de poder compensar a usuarios y afrontar eventuales sanciones.

 

La solicitud fue establecida a través de las resoluciones 39 y 40/2019 publicadas hoy en el Boletín Oficial, donde se instruyó a ambas empresas a determinar la evolución diaria de la cantidad de usuarios afectados desde el 1 de septiembre de 2018 hasta el 31 de enero de 2019.

 

Las distribuidoras deberán precisar "las interrupciones invocadas ante el ENRE como originadas por la realización de obras de inversión destinadas a mejoras de la calidad en la red de media o baja tensión y aquellas interrupciones para las que hayan invocado causales de caso fortuito o fuerza mayor".

 

Noticias relacionadas

"Deberán calcular y abonar un resarcimiento a los usuarios residenciales por cada una de las interrupciones que los haya afectado, cuya duración resulte mayor o igual a 19 horas", dice el escrito.

 

Para el ENRE las interrupciones de duración mayor o igual a 19 y hasta 24 horas inclusive, deberán ser resarcidas con $ 831,63 para los usuarios de Edesur y $ 832,71 para los de Edenor; entre 24 y 48 horas, $ 1.386,05 y $ 1.387,85; y para los cortes superiores a las 48 horas, $ 1.940,47 y $ 1.942,99, respectivamente.

 

Además, los usuarios podrán realizar reclamos por los daños producidos a las instalaciones y artefactos de su propiedad. El resarcimiento total por usuario resultante deberá ser acreditado en la cuenta del mismo dentro de los 20 días hábiles administrativos.

 

El monto establecido de resarcimiento deberá incluirse como crédito en la primera factura de servicio. En el caso de que dicho crédito supere el valor final correspondiente a la próxima factura, el saldo restante deberá necesariamente ser acreditado en las subsiguientes facturas.

 

Si esto no se lleva a cabo, el ENRE aplicará a una multa con destino al Tesoro equivalente al doble del valor que debía haberse registrado.