Senado, Federico Pinedo, autoridades, NA 

El Senado ratificó hoy al oficialista Federico Pinedo como presidente provisional y a todas las autoridades pero dejó vacante la vicepresidencia primera, tras el paso al costado del radical Juan Carlos Marino.

 

Luego de un inicio caldeado por la catarata de cuestiones de privilegio que presentó el Frente para la Victoria, la Cámara alta concluyó con el trámite de elegir a sus autoridades.

 

Además de Pinedo, fue ratificado el justicialista Omas Perotti como vicepresidente y la kirchnerista Inés Pilatti Vergara como vicepresidenta segunda, mientras que el puesto que ocupaba Marino quedó vacante hasta que la UCR defina a quién nombrará en su lugar.


El senador pampeano había decidido más temprano declinar la propuesta de su bloque de continuar en el cargo debido al rechazo de un nutrido grupo de senadores (que fue anticipado en la reunión de Labor Parlamentaria que se realizó al mediodía) fundado en la denuncia por abuso sexual que pesa sobre el legislador.

Noticias relacionadas


Si bien la UCR defendió al senador y el PRO manifestó que acompañaría la decisión que tomaran sus aliados radicales, finalmente Marino optó por dar un paso al costado para evitar un conflicto en el recinto.


El senador le informó su decisión a la presidenta del Senado, Gabriela Michetti, por medio de una nota en la que insistió en su inocencia respecto de la denuncia penal que realizó Claudia Guebel, una empleada de carrera del Congreso y militante radical que dijo que el senador la "manoseó", pero consideró "prudente no aceptar" que su bloque lo postulara nuevamente.


En la nota enviada a Michetti, Marino agradeció "el apoyo de los representantes del interbloque Cambiemos" al mantener su postulación como vicepresidente primero del Senado y se refirió a la denuncia en su contra.


"Me encuentro atravesando un proceso judicial por una denuncia que realizaron en mi contra. Tal como lo expresé en su momento, quiero reiterar mi inocencia en relación a la misma", señaló el pampeano, al tiempo que destacó que está "ajustado a derecho" y que aguarda el "desenlace judicial" con el convencimiento de que será declarado inocente.


Y concluyó: "Pero hasta que eso suceda, considero prudente no aceptar la postulación con la que me están honrando nuevamente".