Peugeot suspendió 2.000 trabajadores por crisis en la industria automotríz

 

Cerca de dos mil empleados de la filial local de la automotriz Peugeot fueron suspendidos por dos meses, a raíz de la caída en las ventas de esa compañía, se informó hoy de manera oficial.


Son los operarios que trabajan en la planta que la multinacional francesa opera en la ciudad de El Palomar, al oeste del Gran Buenos Aires.


Esta decisión, que refleja la crítica situación que atraviesa la industria automotriz, se suma a la que esta misma semana tomó la autopartista Metalpar, que cerró su fábrica -también ubicada en el conurbano bonaerense- y dejó a 600 personas sin empleo.


Peugeot justificó las suspensiones en la caída de las ventas en el mercado interno y, como consecuencia, una importante acumulación de stock.


Durante los dos meses de suspensión, los trabajadores percibirán el 75% de sus haberes, a partir del acuerdo que alcanzaron la empresa y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM).