17 MINUTOS DE TERROR

Autor de la masacre de Nueva Zelanda transmitió el ataque en vivo en Facebook Live

Brenton Tarrant, un australiano de 28 años, disparó contra los feligreses, mientras grababa con una cámara GoPro, y trasmitía la masacre. Las fuertes imágenes se viralizaron en las redes sociales.
Viernes 15 de marzo de 2019

Masacre en mezquita de Nueva Zelanda - Transmisión en vivo por Facebook Live

Brenton Tarrant, un australiano de 28 años, es uno de los atacantes de la masacre en mezquitas en Nueva Zelanda. El australiano entró en una mezquita de la localidad de Christchurch y disparó contra los feligreses, mientras grababa, con una cámara GoPro, y trasmitía la masacre en Facebook Live. Son 17 minutos de terror.

 

En el terrible vídeo se ve al hombre vestido con una armadura de estilo militar. Luego aparece como se dirige a una mezquita escuchando música militar antes de estacionar en un callejón cercano al lugar de los hechos. A continuación, irrumpe en la mezquita y dispara indiscriminadamente contra todos los que se encuentran allí.

 

Un hombre herido intenta arrastrarse, pero recibe un nuevo disparo. También se ve como tirotea a una multitud de fieles acurrucados. El punto de vista de la cámara recuerda a la de los shooters (tiradores), los videojuegos de disparos en primera persona.

 

Noticias relacionadas

También guarda similitudes con los vídeos propagandisticos del Estados Islámico, tanto en el método del ataque como en la grabación y difusión para que se hiciera viral.

 

A los pocos minutos, Facebook desactivó el vídeo, pero ya era tarde. Las imágenes comenzaron a multiplicarse y circular en las redes sociales. La policía neozelandesa ha pedido a los usuarios que se abstengan de difundir las “sobrecogedoras” imágenes.

Masacre en mezquitas de Nueva Zelanda
Muertos
Facebook Live
Internacionales (Mundo)
Redes Sociales
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Coronavirus en Brasil: alarma por más de 42 mil infectados y 1.220 muertos en un día

Pese a que la curva de contagios aún no se desaceleró, varios estados y ciudades, entre ellas San Pablo y Río de Janeiro, llevan adelante desde el mes pasado procesos de salida gradual de la cuarentena.
Sábado 11 de julio de 2020

Coronavirus, Brasil, pandemia, ReutersPandemia imparable en Brasil. Reuters.

Brasil registró en las últimas 24 horas 42.619 nuevos contagios por coronavirus y 1.220 muertes para totalizar 1.755.779 infectados y 69.184 fallecidos y ubicarse así segundo en el mundo, detrás de los Estados Unidos, informó Ministerio de Salud local en su reporte diario.

 

Asimismo, las autoridades sanitarias investigan si otras 4.077 muertes también se debieron al Covid-19, mientras que 1.054.043 personas, un 60 por ciento del total de casos confirmados, ya se curaron de esta enfermedad.

 

Los estados más golpeados son San Pablo (349.715 casos y 17.118 fallecimientos), Ceará (131.000 contagios y 6.741 muertes) y Río de Janeiro (128.324 infecciones y 11.115 decesos).

 

Pese a que la curva de contagios aún no se desaceleró, varios estados y ciudades, entre ellas San Pablo y Río de Janeiro, llevan adelante desde el mes pasado procesos de salida gradual de la cuarentena.

 

Similar a los Estados Unidos, Brasil vive una pulseada política por las medidas de prevención que enfrenta al presidente Jair Bolsonaro, opuesto a ellas, con numerosos gobernadores y alcaldes.

 

En Brasil los indicadores siguen hundiéndose, como volvió a reflejarlo este jueves un reporte de la Confederación Nacional de la Industria (CNI), en el cual los ingresos de las empresas exportadoras se redujeron 57 por ciento entre abril y mayo pasados.

Brasil
Coronavirus
Muertos
Contagio
Pandemia
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Coronavirus en Estados Unidos: el país está desbordado y supera 3 millones de infectados

En las últimas 24 horas hubo más de 60.000 nuevos contagios, la cifra más alta en toda la pandemia. Pese a esto y de los 131.521 muertos por coronavirus, el presidente Trump dijo que la mayoría de los nuevos casos son "inofensivos".
Miércoles 8 de julio de 2020

Coronavirus, Estados Unidos, pandemia, ReutersPandemia imparable en EE.UU. Reuters.

Estados Unidos se ha pasado a ser este miércoles 8 de julio en el único país con más de 3 millones de contagios de coronavirus luego desuperar por primera vez los 60.000 en un día, mientras el presidente Donald Trump continúa defendiendo su criticada gestión de la crisis, discrepando con los epidemiólogos de su Gobierno e insistiendo en relanzar actividades, incluyendo las clases.

 

A pesar de que el país vive el mayor repunte de casos de coronavirus en dos meses, Trump ha dicho que la mayoría de los nuevos contagios son "inofensivos" y ha exagerado el alcance de una caída en la tasa de la mortalidad de la enfermedad en Estados Unidos, asegurando falsamente que es la menor del mundo.

 

Desde el comienzo del brote nacional, que es lejos el peor del planeta, con más de 131.500 muertes, el presidente republicano ha minimizado la gravedad de la enfermedad, se negó a hacer obligatorio el uso del barbijo a nivel nacional y se ha resistido a usarlo en público, además de oponerse a las cuarentenas decretadas en algunos estados en el pico de los contagios.

 

Con el país ante una casi segura e inevitable recesión antes de las elecciones presidenciales de noviembre, en las que busca su reelección, Trump, decidido a reabrir la economía a como dé lugar, amenazó hoy con recortar fondos a las escuelas públicas que no reabran, luego de exigir ayer a los colegios que vuelvan a dar clases desde septiembre, cuando empieza el ciclo lectivo en Estados Unidos.

 

Sindicatos docentes, padres de alumnos y autoridades de Educación de estados republicanos, como Texas, rechazaron la intención del presidente, pero Florida, que es uno de los estados más golpeados por el actual repunte, decretó la obligatoriedad de la reapertura de las escuelas desde septiembre.

 

Para volver a abrir las escuelas, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos ha recomendado desinfecciones, tapabocas, alternar clases presenciales con clases online, dividir los cursos en dos, contratar personal de reserva, modificar la disposición de los pupitres para mantener el distanciamiento, poner barreras físicas y cerrar espacios comunes.

 

En un tuit, el presidente dijo que las estas recomendaciones del CDC son "muy duras y caras" y agregó que podría "recortar fondos" a los colegios que no reabran, aunque el grueso de la financiación de las escuelas públicas corre por cuenta de los gobiernos estatales o locales.
Más tarde, en conferencia de prensa, el vicepresidente Mike Pence dijo que el CDC elaborará una nueva lista de recomendaciones para abrir las escuelas que será publicada la semana próxima.

 

Pence manifestó que era tiempo de que los chicos volvieran a las aulas y dijo que el Gobierno será "muy respetuoso" de aquellos estados o localidades que no puedan reabrir sus escuelas.
Agregó que el Gobierno enviará personal médico adicional a los estados con repuntes de casos.

 

En la misma conferencia de prensa, la doctora Deborah Birx, una de las principales asesoras del Gobierno ante la crisis, dijo que aquellos estados con repuntes de contagios deberían volver a la fase uno de confinamiento casi total en las casas.

 


Birx agregó no obstante que veía tendencias "alentadoras" en la evolución de los brotes en Arizona, Florida y Texas, tres de los estados más afectados por el repunte, luego de un aplanamiento de la curva de contagios en los últimos siete días, informó la cadena estadounidense CNN.

Estados Unidos
Coronavirus
Pandemia
Muertos
Contagio