Iraníes detenidos con pasaportes falsos en Argentina, alerta terrorista

Noticias relacionadas

 

El Comando Unificado de Control del Ministerio de Seguridad confirmó este lunes que los dos iraníes que ingresaron a la Argentina con pasaportes falsos hicieron un llamado de 85 segundos desde un teléfono celular a un número local.

 

El teléfono fue adquirido en España con doble chip, uno europeo y otro argentino, que los iraníes compraron en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza cuando aterrizaron en Buenos Aires.

 

La detención se dio en coincidencia con la fecha de una nueva conmemoración del atentado a la embajada de Israel en Buenos Aires.

 

De acuerdo a fuentes judiciales, la llamada se hizo hacia un estudio de abogados que se especializan en temas de migraciones. En las próximas horas se conocería más información sobre la actividad que iban desarrollar en la Argentina.

 

"Estamos haciendo la trazabilidad de ese llamado y analizando de adelante para atrás todas las cámaras con sus movimientos, tratando de conocer cada taxi que se tomaron y hacia dónde", aseguró la fuente judicial.

 

Luego continuó: "Lo que buscamos averiguar es si se reunieron con alguien en los tres hoteles por los que pasaron, pero aún no encontramos nada".

 

Se estima que las próximas 24 o 48 horas sean determinantes para ver un panorama más claro de los contactos que pudieran tener en el país los dos detenidos.

 

Iraníes detenidos - sospecha

 

Los contactos locales son muy importantes para la investigación en curso. Lo que creen los investigadores es que se trataría de dos expertos que viajaron a la Argentina para preparar una actividad con ciertas exigencias técnicas. Ni off the record las fuentes quieren pronunciar la palabra "atentado", pero en un país que ya sufrió dos y de gravísimas consecuencias, lo que se tiene en claro es que solo pueden hacerlo con ayuda, lo que hasta ahora no pudo ser verificado.

 

Tampoco se ha confirmado que los detenidos sean en efecto iraníes, como aseguraron ellos mismos. Interpol-Irán aún no confirmó ni los nombres ni la nacionalidad. "Hasta ahora no nos dijeron nada", manifestaron en el Ministerio de Seguridad.

 

Fuentes de la investigación tuvieron en cuenta también que en una vereda del Abasto se vió una pintada en septiembre de 2016 con el símbolo de daesh del Estado Islámico escrito en farsí de alguien que lo tenía con idioma nativo. Fue en Anchorena y Teniente G. Perón, cerca del lugar en el que fueron detenidos los dos iraníes. Lo que investigan ahora es si la comunicación que mantuvieron en farsí puede haber activado células dormidas del daesh en la Argentina.

 

Otro dato curioso es que se encontró entre sus pertenencias una tarjeta de crédito de Malasia, aunque en ningún momento dijeron que habían estado en ese país. Tampoco se sabe cómo obtuvieron los pasaportes israelíes falsificados, si los compraron o alguien se los facilitó en España o en algún otro país por el que hubieran transitado.

 

Voceros del Gobierno informaron que hoy por la mañana, la ministra Patricia Bullrich informó en Gabinete nacional sobre la situación de los iraníes detenidos y que Mauricio Macri felicitó a la funcionaria por el accionar que permitió subsanar en pocos días el error cometido por personal de Migraciones al dejarlos entrar, y pidió que se tomen las previsiones para que queden presos "todo el tiempo que sea necesario" hasta que se aclare la situación.