Fábrica de Volkswagen, industria automotríz, autos, economía argentina

Noticias relacionadas

 

La dura crisis y la complicada economía argentina, golpean fuerte a la industria automotriz y la marca Volkswagen Argentina no escapa a las generales de la ley.

 

La firma anunció un esquema de suspensiones rotativas para 300 de los trabajadores de su planta de la localidad bonaerense de General Pacheco.

 

La medida, dada a conocer este martes por voceros la compañía, comprende a cerca del 10% del plantel de ese centro industrial y se va a prolongar hasta fin de año.

 

Según indicaron desde Volkswagen, el plan de suspensiones ya estaba estipulado para 2019 y es parte del programa de adaptación de la línea de producción de la fábrica, que recientemente finalizó la producción del modelo Suran y requiere adaptaciones para comenzar a trabajar en el nuevo SUV Tarek.

 

El esquema implementará suspensiones rotativas, lo que significa mantener una reducción de 300 personas en el plantel de la fábrica, alternando a los operarios afectados, que cobrarán un 75% de su salario mensual.

 

La planta industrial de VW en Córdoba, donde la compañía fabrica cajas de cambios, opera sin cambios.