Cristina Kirchner en el Senado (Reuters)

Noticias relacionadas

 

La Cámara Federal porteña ratificó este miércoles la determinación del juez federal Sebastián Casanello, de decretar la falta de mérito para la expresidenta argentina y actual senadora Cristina Kirchner, en el marco de la causa por lavado de dinero por la que se encuentra actualmente detenido el empresario K Lázaro Báez.

 

En el mismo fallo, la sala I del tribunal de apelaciones expresó "la necesidad de profundizar la pesquisa", a fin de determinar si la ex mandataria tuvo algún grado de relación con los delitos por los cuales es investigado Lázaro Báez.

 

El fallo tiene la firma de los camaristas Mariano Llorens y Pablo Bertuzzi quienes resolvieron sobre la apelación presentada por la Unidad de Información Financiera (UIF) y la Oficina Anticorrupción (OA) contra el fallo de Casanello.

 

Los dos organismos impugnaron oportunamente el fallo con el que Casanello sostuvo que "no existe mérito suficiente como para procesar o sobreseer a Cristina Fernández por los hechos por los que fuera intimada", en el marco de la causa de lavado de dinero contra Báez.

 

Sobre la apelación de la OA y la UIF, los jueces de la Cámara Federal sostuvieron que "las objeciones de las querellas, que encierran en definitiva un disenso con la cuestión de fondo, se exhiben insuficientes como para justificar una sanción procesal que invalide el resolutorio".

 

"Con relación a los planteos que tildaron de infundada y arbitraria la decisión del magistrado de grado se observa que el juzgador ha expresado las razones de hecho y de derecho que lo condujeron a adoptar la decisión criticada, y se advierte, más allá de su acierto o error, la existencia de una conexión lógica entre las conclusiones y las premisas valoradas", destacaron Llorens y Bertuzzi.

 

Más allá de respaldar la decisión de Casanello, los camaristas sostuvieron que aún resta "corroborar la hipótesis que podría dar cuenta del conocimiento de la encartada sobre el accionar de Báez como posible prestanombre".

 

La idea de que Báez podría ser un testaferro de Cristina Kirchner fue promovida en el expediente judicial por Leonardo Fariña, quien manifestó que, ante una comunicación de la Embajada de los Estados Unidos, Fernández de Kirchner le habría pedido a Báez que sea más prudente con los movimientos de dinero.

 

"Luce como acertado proceder también a la evaluación de los dichos del contador Víctor Manzanares, los de Juan Manuel Campillo, como así también los de José López y cualquier otra declaración brindada en el marco de la ley 27.304", afirmaron los jueces de la Cámara Federal en referencia a las declaraciones brindadas por imputados de la causa de los cuadernos.

 

Tanto el ex secretario de Obras Públicas José López, como el ex ministro de Hacienda de Santa Cruz, Juan Manuel Campillo, fueron admitidos como arrepentidos en la causa de los cuadernos, pero aún no ocurrió lo mismo con Manzanares, quien pidió ser arrepentido y declaró ante los fiscales del caso pero aún no fue aceptado por el juez Claudio Bonadio por lo que su declaración no fue incorporada al expediente.