El 911 GT2 RS, incendio de buque


Para los nuevos dueños del super auto de Porsche, todo debía ser una fiesta, pero el panorama cambió tras recibir una inesperada carta que decía: "Porsche de Brasil lamenta informarle que debido a un incendio, el navío del grupo Grimaldi que transportaba su vehículo se hundió el 12 de marzo de 2019. Por ese motivo, su vehículo Porsche 911 GT2 RS no podrá ser entregado".

 

Así comenzaba la notificación recibida por cuatro clientes brasileños que habían pagado el equivalente a más de 22 millones de pesos para comprar (y disfrutar) la versión más extrema y radical del sensacional auto deportivo de la marca alemana.

 

El 12 de marzo el buque carguero italiano Grande America, que había salido de Hamburgo, Alemania, y se dirigía a Casablanca, Marruecos, se incendió y terminó hundiéndose frente a La Rochelle, en la costa francesa.

 

Noticias relacionadas

Los 26 miembros de la tripulación y el único pasajero que iba a bordo fueron rescatados sanos y salvos pero el naufragio dejó dos grandes manchas de hidrocarburos que se acercaban a las costas.

 

El 911 GT2 RS, incendio de buque, carta a clientes

 

A bordo, en las bodegas de carga, el barco llevaba 365 contenedores, 45 de ellos con sustancias peligrosas, 2.200 toneladas de fueloil y unos 2.000 autos de marcas de lujo.

 

Entre los autos había varias unidades de Audi, más específicamente de los modelos A3, A5 Coupe y Sportback, Q7, RS4 y RS5; varios Porsche Cayenne, 718 Boxster y 718 Cayman. Algunos medios también hablan de vehículos no detallados de BMW y Volvo, entre otros, aunque aún no hay confirmación oficial.

 

Pero los vehículos más costosos y especiales de la carga eran los 4 Porsche 911 GT2 RS, que habían sido de los últimos ejemplares de esta serie limitada fabricados por la marca alemana, en febrero de este año.

 

La empresa alemana pretende hacer la entrega a mediados de junio de este año.

 

El 911 GT2 RS es la variante más extrema que tiene en la actualidad el deportivo alemán. Es una edición preparada para lograr rendimiento deportivo como ningún otro modelo de la marca.

 

Su motor de 3.8 litros biturbo fue desarrollado para que entregue 700 caballos de fuerza, enviados sólo al eje trasero. Además, se hizo un trabajo especial para reducir el peso del vehículo, que terminó marcando 1.470 kilos.

 

Es en parte por esa combinación que el 911 GT2 RS puede acelerar de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 340 km/h.