Luis Miguel emocionado  

Esta vez, Luis Miguel fue protagonista de un violento episodio en el Centro de Convenciones Amador, en Panamá. El cantante suele expresar su malestar cuando nota problemas con el sonido mientras estaba sobre el escenario. Se puede ver al artista haciendo gestos bruscos dirigiéndose a un costado del escenario.

 

Mientras Luis Miguel cantaba "Decídete" empezó a quejarse del sonido que salía por los parlantes. Mientras intentaba continuar la canción, miraba a su derecha para indicarle al sonidista que algo andaba mal. Segundos después dejó el escenario y se asomó por detrás del telón para hablar con el técnico. Después de intercambiar algunas palabras, evidenciando su descontento, Luis Miguel levanta su mano derecha y lanza varios golpes a la persona.

 

El sonidista se cansó de los reiterados maltratos y, luego de lo sucedido en Panamá, decidió iniciarle acciones legales al músico. Un testigo que allí estaba dijo: "Se trenzaron feo: los tuvo que separar su guardaespaldas".

 

Noticias relacionadas

Aquí el video del exabrupto del cantante.